Veritas Online

Affectio Societatis

¿Y nuestras auditorías a las paraestatales?

octubre 30
11:20 2013

Por C.P. Jorge Barajas Palomo

Expresidente del IMCP y Exdirector del Boletín Semanal del Colegio

sajarab@prodigy.net.mx

El artículo 37 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal (LOAPF), cuya fracción X le asignaba a la Secretaría de la Función Pública “designar a los auditores externos de las entidades”, fue derogado por el Decreto del 2 de enero del presente año.

La reforma propuesta trasladó a la omnipresente Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) la nueva facultad de “coordinar y supervisar el sistema de control gubernamental, establecer las bases generales para la realización de auditorías internas, transversales (sic) y externas, y expedir las normas que regulen los instrumentos y procedimientos en dichas materias en las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal” (art. 31, fracción XXVII). No se dice “designar a los auditores externos”, así que no sabemos qué piensen los ideólogos de esta reforma sobre las internas, las transversales (resic) y las externas acerca de cómo y quiénes las van a realizar; tal vez ellos y sus embozados asesores tampoco lo han resuelto.

Pienso que por eso se tuvieron que dar un respiro y decidir, por la vía del artículo Transitorio Segundo del Decreto, qué tan ominosas modificaciones “entrarán en vigor en la fecha en que el órgano constitucional autónomo que se propone crear en materia anticorrupción entre en funciones”; lo cual, felizmente por ambos motivos, no ha sucedido aún.

Mi propuesta es concreta: que se otorgue autonomía constitucional a la ASF, único organismo que ha presentado evidencias sobre la corrupción gubernamental.

No soy el único que se opone a la creación de la Comisión Nacional Anticorrupción. Así lo declaré en mi intervención en el panel de discusión que sobre este tema organizó nuestro Colegio de Contadores Públicos de México en agosto pasado. Pero mi rechazo vino acompañado de una propuesta concreta: que se otorgue autonomía constitucional plena a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) —único organismo que ha presentado evidencias sobre la corrupción gubernamental— y que sus informes de resultados los recibamos en tiempo oportuno, tal y como se realizan las auditorías externas sobre los estados financieros de las entidades paraestatales desde hace más de 30 años. La inferencia es clara: que la ASF contrate a los despachos de auditores externos y coordine sus trabajos profesionales con los suyos, al igual que en instituciones superiores de auditoría más avanzadas, por ejemplo la Contraloría General de los Estados Unidos (GAO, por sus siglas en inglés)

También me permití opinar en el panel que estoy en desacuerdo con la propuesta de ceder a la SHCP la coordinación y supervisión del sistema de control gubernamental y de establecer las bases generales para las auditorías. Eso sería una grave regresión a los tiempos de la administración del Presidente Echeverría.

Que desaparezca la Secretaría de la Función Pública (SFP), sí, de acuerdo. Pero que se establezcan dos nuevas Oficinas al mismo nivel de la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República (art. 1 de la LOAPF): la Normativa de Control Interno y Riesgos y la de Auditoría Interna Gubernamental.

El Control Interno es la infraestructura de la Rendición de Cuentas; el máximo responsable de la administración lo es también del proceso de su Control Interno (el tono desde lo alto); si el titular de la Administración Pública Federal, que es el Presidente de la República, renuncia a estos principios, se está condenando desde ahora a no cumplir sus planes, propósitos, objetivos, discursos, reformas, etcétera; es decir, a no rendir cuentas, y la sociedad se lo demandará.

La profesión contable tiene el deber de advertirle sobre estos riesgos; es por su bien —de veras— y desde luego, de la ciudadanía. Pero si nos ignora, como es lo más probable, será necesario replantear el futuro de nuestra influencia y de nuestra responsabilidad social corporativa —nuestra Affectio societatis— de la que nos declaramos tan orgullosos.

Facebook Comments

Related Articles

1 Comment

  1. Vicente Robleda
    Vicente Robleda diciembre 17, 06:46

    Totalmente de acuerdo en que se de congruencia, autonomía y autoridad a la Auditoría Superior de la Federación, es necesario que exista el respeto y responsabilidad para que se aplique el sentido común y no solo en temas de auditoría y transparencia en la rendición de cuentas, sino en la forma de llevar a cabo el control y aplicación del gasto.

    Reply to this comment

Write a Comment

Twitter

Para la titular de la BIVA, @maria_ariza existe una gran opción, y por ello están trabajando en incorporar liquidez, visibilidad y nuevos emisores. Comenta que, después de tres meses de operación, lo están haciendo bien.
Entrevista completa >>> https://t.co/cBVGuHVNBA

La Iniciativa de eliminación de la compensación universal generará una seria afectación en su capital de trabajo, en sus proyectos de inversión. Nota completa >>> https://t.co/Krya1CvvLZ

Hoy Martes 18 de Diciembre de 2018 el tipo de cambio promedio del dólar en México es de 19.90 Pesos vía https://t.co/kv4nrLn5uY

#FelizMartes no olvides que la escucha activa es tan importante como expresar tus ideas.

Cuando se habla de corrupción, la atención se centra en la corrupción gubernamental, desvíos de recursos y malversación de fondos por parte de los funcionarios públicos; sin embargo, se dejan de lado los efectos colaterales que este gran problema presenta.
https://t.co/hFzZrla84H

Load More...
A %d blogueros les gusta esto: