Veritas Online

Recientes

Urgen medidas para fortalecer la actividad económica

Urgen medidas para fortalecer la actividad económica
diciembre 15
13:53 2014

Desde que se dieron a conocer la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos para el 2015, se generó una preocupación sobre la evolución de las finanzas públicas del país para los siguientes años.

La aprobación de una Reforma Fiscal que tiene como principal objetivo incrementar la recaudación a través de una política tributaria netamente con tasas impositivas más altas y más impuestos; un gasto presupuestal elevado que no refleja una asignación que pueda detonar un mayor ritmo de crecimiento y que implica déficits y niveles de endeudamiento mayores a lo previsto en años anteriores, sin duda son factores que se deben tener en cuenta en la evolución de la economía del país.

La preocupación sobre la fortaleza de las finanzas del país aumenta con un entorno en el que los precios internacionales del petróleo se han venido abajo en los últimos meses: tan solo desde su punto más alto el 20 de junio pasado y el 12 de diciembre, el precio de la mezcla mexicana se contrajo en 50.79 dólares por barril. Sin embargo, para las autoridades hacendarias esto no representa peligro alguno, toda vez que señalan que se adquirieron coberturas que aseguran el 100 % de los ingresos petroleros a un precio de 79 dólares por barril, como se anticipa en la Ley de Ingresos.

Si bien es cierto que los ingresos por precio del crudo están cubiertos, que pasaría si la plataforma de exportación se mantiene a la baja el próximo año. La posibilidad de que esto suceda es alta si se considera que Estados Unidos, que es nuestro principal comprador, sigue aumentando su producción de petróleo, lo que podría reflejarse en una menor demanda del hidrocarburo.

De acuerdo con los datos de la Energy Information Administration (EIA), mientras que en el 2010 la exportación de petróleo crudo de México a los Estados Unidos era de aproximadamente 1.3 millones de barriles por día, cifras a septiembre de este año indican que solo se exportaban 800 mil barriles diarios, lo que implica una disminución de 500 mil barriles en los últimos cuatro años.

Las finanzas públicas siguen dependiendo en buena parte del petróleo, por lo que aun cuando la baja del precio del barril de crudo esté protegido, lo que pase con la plataforma de exportación puede incidir negativamente en los ingresos públicos.

Por otra parte, si bien es cierto que la Ley de Ingresos anticipa un buen desempeño en la recaudación tributaria para el 2015, ahora esto podría complicarse debido a que la expectativa de crecimiento de la economía se ha seguido ajustando a la baja, lo que lleva a esperar una recaudación de impuestos no tan robusta por una menor actividad económica, además del efecto que puede representar la precarización del mercado laboral en el consumo de las familias.

Si este escenario se materializa, habrá que pensar en acciones que compensen la posible baja en los ingresos presupuestarios. La primera opción posible, podría estar relacionada con el aumento de la carga tributaria, pero esta medida reduciría más el ingreso disponible de empresas y familias y reduciría la demanda agregada, afectando de nuevo el crecimiento de la economía, además las autoridades se comprometieron a no crear nuevos impuestos ni elevar las tasas impositivas hasta finales del sexenio, por lo que podemos concluir que ésta, evidentemente no es una alternativa.

Otra opción podría ser una ampliación del déficit, que equivale al incremento del nivel de endeudamiento del país y que se percibe como la más probable, toda vez que las autoridades consideran que existe margen para el manejo de más deuda.

Sin embargo se debe tener en cuenta que ésta ha crecido de manera importante en los años recientes, propiciando una menor disponibilidad de recurso para el sector privado. Además, existe la posibilidad de que el servicio de la deuda se vea afectado por un posible aumento en las tasas de interés, tanto internas como externas durante el año, lo que implicaría un repunte en el costo financiero del sector público.

Evidentemente las opciones no son muy amplias, lo que nos lleva de manera natural a tener que volver la vista al gasto público. Una reingeniería completa del gasto sería lo más apropiado, aunque a estas alturas sería también positivo un ajuste en el gasto corriente y un verdadero esfuerzo para fortalecer la eficiencia en la asignación de los recursos, en especial en materia de inversión fija, que es la que puede tener mayor incidencia en el crecimiento de la economía y en la generación de empleos.

La instrumentación de medidas en contra de la corrupción es fundamental para lograr que la asignación de los recursos públicos se conviertan realmente en obras de infraestructura que permitan fortalecer la actividad productiva del país, haciéndola más productiva y competitiva. Hay que tener en consideración que México no se caracteriza por tener una amplia confianza en sus autoridades, de hecho, el World Economic Forum (WEF) nos ubica en el lugar 114 en materia de desvío de recursos públicos.

Es importante que el 2015 inicie con medidas específicas para atender todos los problemas que se han magnificado en los últimos meses, que en diversos casos reflejan más problemas estructurales que coyunturales.

MÉXICO

El INEGI reportó que durante noviembre el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un incremento mensual de 0.81%, lo que propició que su variación anual se ubicara en 4.17%, que puede ser el punto de inflexión para retomar una tendencia a la baja.

El origen del aumento mensual de los precios provino principalmente del alza de 2.83% en el subíndice no subyacente, impulsado en buena medida por el incremento de 24.82% en el precio de las tarifas eléctricas y de 20.71% en el precio del jitomate.

Por su parte, la inflación subyacente aumentó 0.16%. La localidad que presentó la mayor variación de precios fue Huatabampo, Sonora (10.14%), mientras que por el contrario Tijuana, Baja California registró el mayor descenso de precios (-0.24%).

Asimismo, el INEGI informó que durante septiembre pasado la inversión fija bruta creció a un ritmo inesperado de 5.7% anual, lo que a primera vista refleja una rápida recuperación si se considera que fue el avance más pronunciado desde noviembre de 2012.

Bajo esta medición, la inversión en maquinaria y equipo creció 8.5%, mientras que en construcción el avance fue de 4.2%. Sin embargo, al considerar las cifras ajustadas estacionalmente se observa que el indicador mensual de la Inversión Fija Bruta presentó una variación negativa de 0.43% en septiembre, que si bien es su primer descenso desde enero pasado, muestra una tendencia a la abaja en los últimos meses. La variación mensual en el gasto en maquinaria y equipo fue de -1.91% y en construcción de 0.32%.

Las cifras más recientes indican que durante octubre la actividad industrial del país creció a un ritmo anual de 2.1%, lo que refleja nuevamente una moderación en su ritmo de avance. Cabe señalar que el mayor dinamismo se observó en el sector construcción, en donde la obra civil (infraestructura) acumuló dos meses seguidos con modestos avances.

La manufactura se mantuvo al alza aunque también a un ritmo menor al del mes previo. Utilizando cifras desestacionalizadas la producción industrial del país repuntó 0.32%, después de una baja de 0.05% el mes previo.

ESTADOS UNIDOS

El Departamento de Comercio informó que durante noviembre las ventas al menudeo sumaron $449.3 miles de millones de dólares, lo que representó un incrementaron mensual de 0.7%, porcentaje que además de superar su avance previo, estuvo por arriba del pronóstico del mercado (0.4%).

El mayor aumento de ventas se concentró en el rubro de automóviles y sus partes, que repuntó en 1.7%. Le siguió el rubro de materiales de construcción con un avance de 1.0%. Al excluir el sector automotriz, las ventas totales al menudeo crecieron 0.5%.

El aumento en el ingreso personal ayudó en buena medida en el repunte del consumo, situación que podría mantenerse en los siguientes meses debido el favorable comportamiento que mantiene el mercado laboral.

Por otro lado, el Bureau of Labor Statistics reportó que en noviembre el índice de precios al productor de demanda final, disminuyó en 0.2%, después de que un mes antes aumentara 0.2%. El índice avanzó 1.4% en los últimos 12 meses, uno de los más pequeños en lo que va del año.

El descenso mensual de los precios se puede atribuir principalmente a la disminución de 0.7% en el índice de bienes de demanda final, que fue su quinta baja consecutiva. Este comportamiento se puede atribuir al constante descenso en los precios de la energía que en esta ocasión fue de 3.1%, motivado por la caída de 6.3% en los precios de las gasolinas.

 

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP)

www.ceesp.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: