Veritas Online

Entorno

Transparencia y corrupción

septiembre 25
18:04 2013

Por Enrique Zamorano García

Maestro Emérito del IPN ezamorany@prodigy.com

En algunas conferencias en varios países de Sudamérica tuve la oportunidad de compartir el tema de transparencia y corrupción con distinguidos ponentes como Juan Herrera, Expresidente de la Federación Internacional de Contadores Públicos (IFAC, por sus siglas en inglés) y de la Asociación Interamericana de Contabilidad (AIC).

Él decía que muchas veces olvidamos que en casi todos los casos de corrupción en el sector público, hay uno o más  corruptores del sector privado. Muchas ocasiones el soborno ocurre no porque el funcionario lo exige, sino porque el sector privado lo ofrece para obtener un beneficio, un permiso de construcción o de apertura de un negocio, por ejemplo.

En muchos casos, es cierto, pero no siempre. Con frecuencia el empresario se encuentra en situaciones en las que la única manera de recibir lo que le corresponde por derecho moral, es mediante un pago adicional al funcionario o empleado público.

Y no siempre es posible ocurrir con éxito ante la autoridad competente para denunciar la corrupción. Si el ciudadano hace la denuncia, esta caerá́ en saco roto porque las autoridades que deben controlar estos abusos van a recibir su porcentaje del soborno. Aquello es una mafia. Dadas las circunstancias, el ciudadano es víctima de un robo; le quieren quitar su dinero a cambio de respetar sus derechos.

La profesión contable no puede luchar sola en esta batalla, sino como parte integral de la sociedad y del mundo de los negocios, debe estar y está para tomar su lugar en la lucha.

La profesión contable no puede luchar sola en esta batalla contra la corrupción, sino como parte integral de la sociedad y del mundo de los negocios.

El Consejo Directivo del IFAC aprobó́ la emisión de un documento trascendente, denominado La profesión contable y la lucha contra la corrupción. Esta lucha debe librarla la profesión institucionalizada, llevarse a todos los niveles de la sociedad. Esto requiere promover el compromiso del gobierno y la existencia de un marco jurídico, regulaciones, sistemas de control y medidas disciplinarias que proscriban actos corruptos.

Este documento termina diciendo que cada Contador Público debe llevar la responsabilidad de la campaña en contra de la corrupción. Tener un sentimiento renovado de desconfianza cuando se establezcan nuevas relaciones profesionales y se revisen transacciones que parecen tener un sentido cuestionable de negocios. Las entidades y personas corruptas deben darse cuenta de que los Contadores Públicos constituyen una barrera contra la corrupción. Sobre todo, debe asegurarse de que su propia conducta refleje un in- quebrantable compromiso hacia la verdad y honestidad en la información financiera. Poner en práctica programas educativos en las universidades tendientes a crear conciencia de los efectos nocivos de la corrupción y de este modo motivar las acciones para su eliminación, publicar artículos, impartir seminarios y cursos educativos sobre ética profesional.

Erradicar la corrupción no es sencillo, se trata de un problema muy complejo pero sabemos que el mejor antídoto para este mal, es la ética. Es precisamente en este mundo concreto donde la ética debe ayudar a los hombres a ser luz.

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: