El Decreto del Gobierno Federal establece beneficios para atraer a los mexicanos que nunca han gozado de los derechos del Seguro Social porque se encuentran en la informalidad.

Para que un gran número de mexicanos tenga acceso a las prestaciones en especie como la atención médica, quirúrgica, hospitalaria, de prótesis y farmacia, establecidas en el régimen obligatorio del Seguro Social, el Gobierno Federal está buscando alentar el interés de todas aquellas personas que nunca han gozado de los derechos de la Seguridad Social.

El pasado 8 de abril de 2014 fue publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el Decreto por el que se otorgan estímulos para promover la incorporación a la seguridad social, que entró en vigor el primero de julio de 2014.

Dentro de la exposición de motivos, se establece que una de las finalidades de este programa de beneficios va en línea con el Plan Nacional de Desarrollo 2013–2018, que busca ampliar el acceso a la seguridad social de los mexicanos, con el objetivo fundamental de generar un ambiente adecuado para el desarrollo de una vida digna.

La reforma fiscal para el ejercicio 2014 ya incluye el nuevo Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) establecido y detallado dentro de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR), con el cual se trata de hacer frente a la informalidad; este régimen otorga diversos beneficios a las personas físicas que inicien con el cumplimiento de sus obligaciones ante las diversas autoridades fiscales. El Decreto otorga un subsidio para el pago de las cuotas obrero patronales a:

[1] Las personas físicas y patrones que se encuentren en los supuestos previstos en el artículo 13 de la Ley del Seguro Social (LSS), fracciones I (Modalidad 44 Trabajadores de industrias familiares, Profesionales, Comerciantes en pequeño, Artesanos y demás no asalariados), III (Modalidad 43 Ejidatarios, Comuneros, Colonos y Pequeños Propietarios) y IV (Modalidad 35 Patrones Personas Físicas con trabajadores asegurados a su servicio).

  • Requisitos
  • Tributar en el RIF
  • No haber cotizado en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) o haber aportado al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), durante los 24 meses previos a la fecha de la solicitud de subsidio.

  • Cumplir con los requisitos y las obligaciones de la LSS, la Ley del Infonavit, y los Reglamentos y disposiciones de carácter general que emita el Consejo Técnico del IMSS y el Consejo de Administración del Infonavit.

  • Base de cotización:
  • 1 Salario Mínimo General vigente en el Distrito Federal.

[2] Los trabajadores de los patrones sujetos al RIF con aseguramiento obligatorio conforme al artículo 12 fracción I de la LSS (Modalidad 10).

  • Requisitos
  • No haber cotizado en el IMSS ni recibido aportaciones a la subcuenta de vivienda en los términos de la Ley del Infonavit durante los 24 meses previos a la fecha de presentación de la solicitud.

  • Cumplir con los requisitos y obligaciones de la LSS, Ley de Infonavit, Reglamentos y disposiciones de carácter general que en su caso emita el Consejo Técnico del IMSS y el Consejo de Administración del Infonavit.

  • Base de cotización:
  • 1 Salario Mínimo General vigente en el Distrito Federal.

[3] Los patrones personas físicas que tributaron bajo el régimen de pequeños contribuyentes establecido en la LISR vigente hasta el 31 de diciembre de 2013.

  • Requisitos
  • Tributar en el RIF.
  • Cumplir con la presentación de la declaración informativa del ejercicio 2013 a más tardar el 15 de febrero de 2014.

  • Cumplir con los requisitos y obligaciones de la LSS, Ley de Infonavit, Reglamentos y disposiciones de carácter general que en su caso emita el Consejo Técnico del IMSS.

  • Base de cotización:
  • Salario base de cotización en los términos de la LSS y la Ley del Infonavit.

El subsidio al que hago referencia será un porcentaje sobre las cuotas obrero patronales al IMSS a cargo del trabajador, del patrón persona física o del sujeto obligado.

Se considera como límite máximo las cuotas correspondientes a un salario base de cotización de hasta tres veces el salario mínimo general vigente en el Distrito Federal, esto es, las relativas a 201.87 pesos. El pago de las cuotas obrero patronales al IMSS se realizará de manera bimestral.

[blockquote style=”1″]El derecho para aplicar el subsidio es personal del contribuyente y no podrá transferirse por acto entre vivos ni en caso de fusión o escisión[/blockquote]

Es importante señalar que el Decreto establece en su artículo noveno las causas para dar por terminado el otorgamiento del subsidio para las personas físicas y patrones que se encuentren en las fracciones I, III y IV del artículo 13 de la LSS y para los patrones personas físicas que tributaron como Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos) hasta finales de 2013:

  • Cuando se incumplan las obligaciones establecidas en el Decreto o se deje de tributar en el RIF.
  • Cuando el patrón persona física realice el ajuste del salario de sus trabajadores a la baja o incurra en alguna simulación u omisión que impacte el cumplimiento de las obligaciones.
  • Cuando el patrón persona física deje de cubrir las contribuciones de seguridad social en los periodos establecidos en el Decreto.

En el caso en que se de por terminado el otorgamiento del subsidio, se deberán cubrir las cuotas al IMSS sin el subsidio, incluyendo los adeudos pendientes.

En ningún caso las personas físicas o patrones que dejen de ser objeto del subsidio, podrán volver a cubrir las contribuciones de seguridad social en los términos del Decreto.

El martes primero de julio de 2014 entró en vigor el citado Decreto, publicadas también en el DOF las disposiciones de carácter general para la aplicación del estímulo fiscal al pago de las cuotas obrero patronales al Seguro Social, en el cual se detallan situaciones como los requisitos de elegibilidad, el procedimiento de solicitud de adhesión, la validación de la información, la conclusión del trámite e inicio de los servicios.

Como actualmente lo hemos visto en otros procesos similares, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) informará al IMSS en el momento en que un contribuyente deje de tributar en el RIF.

El derecho para aplicar el subsidio es personal del contribuyente y no podrá transferirse por acto entre vivos, ni en los casos de fusión o escisión, ni por cualquier otro acto jurídico.

Como se podrá observar, el Gobierno Federal tiene la intención de lograr que más personas tengan acceso a la seguridad social y que poco a poco participen en el pago de las cuotas que los mantendrá con el derecho de gozar las prestaciones correspondientes.

C.P. y P.C.FI. Édgar Enríquez Álvarez

Presidente de la Comisión Representativa ante Organismos de Seguridad Social (CROSS) del Colegio

eenriquez@aeassessment.com

Únete a la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: