Veritas Online

Enigma Contable

¿Títulos universitarios o certificaciones profesionales?

¿Títulos universitarios o certificaciones profesionales?
diciembre 01
08:00 2016

La globalización y obsolescencia del conocimiento han puesto el dedo en la llaga de la educación al requerir profesionales competentes, capaces de resolver problemas globales en contextos particulares. ¿Quién es el responsable de preparar a estos profesionales hoy demandados? ¿Los programas de licenciatura, de posgrado, de actualización o los de preparación para una certificación profesional?

Al respecto, la profesión contable ha establecido como estrategia global fortalecerse con una propuesta de calidad mínima garantizada de sus servicios profesionales con el objetivo fundamental de proteger el interés público.

Para lograrlo, los pasos establecidos son:

[1] Regulación y normatividad.

[2] Implementación.

[3] Retroalimentación y mejora continua.

En el caso de la educación, la normatividad internacional señala dos etapas muy claras:

Desarrollo Profesional Inicial (DPI), antes de ejercer profesionalmente una actividad determinada.

Desarrollo Profesional Continuo (DPC), para mantener las competencias profesionales previamente adquiridas.

Con la diversidad de marcos regulatorios existentes en todo el mundo, el punto de medición establecido para pasar del DPI al DPC es la demostración de las competencias profesionales para obtener el permiso, licencia o cédula para ejercer profesionalmente, según lo requerido en cada legislación o país.

En el modelo educativo de América Latina, el DPI se refiere al otorgamiento de títulos universitarios, con lo cual el gobierno expide la cédula profesional correspondiente, y el DPC corresponde a la vigilancia del ejercicio profesional en manos de los organismos profesionales, quienes pueden exigir la obtención de certificaciones para la realización de ciertas actividades, así como el cumplimiento de horas de actualización para mantener vigentes las competencias profesionales.

En el modelo educativo internacional establecido, no hay fórmulas ni reglas específicas para lograr la calificación profesional, pero lo que sí es claro es que tiene que ser reconocida por la profesión y los empleadores más que por las universidades.

En países como México, la colegiación profesional y la certificación son obligatorias para desarrollar ciertas actividades profesionales, en otros países este requisito es voluntario. En ciertos países los títulos académicos no tienen casi ningún peso para el mundo profesional, en otros, siguen siendo la carta credencial más importante para insertarse en el mundo laboral.

La apuesta global de la profesión contable es por la calidad de los individuos que la ejercen, cada uno de nosotros debe buscar las credenciales locales e internacionales que respalden nuestras competencias.

¿Cuáles serán más importantes en el futuro? Sin duda, aquellas que sean sinónimo de calidad y actualización, los títulos seguirán requiriéndose en países donde el DPI está en manos de las universidades, pero las certificaciones serán cada vez más importantes, sobre todo las de alcance internacional.

Dra. Sylvia Meljem Enríquez de Rivera
Directora del Centro de Vinculación e Investigación Contable en el ITAM
smeljem@itam.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: