Veritas Online

70 años

Tiempo de cambio y eficiencia (1990-1999)

Tiempo de cambio y eficiencia (1990-1999)
junio 01
2019

La década de 1990 comienza con un panorama de reformas nacionales a las leyes del Impuesto Sobre la Renta (ISR), de Ingresos de la Federación y del Impuesto al Valor Agregado (IVA), principalmente. Ante este entorno, el Colegio llevó a cabo desayunos mensuales conocidos como Una mañana para abordar los temas de actualidad, en los cuales se contó con invitados especiales del ámbito gubernamental, entre ellos, Pedro Aspe, secretario de Hacienda; Jesús Silva Herzog, director del Centro de Estudios Latinoamericanos; Jaime Serra Puche, secretario de Comercio y Fomento Industrial, y Ernesto Zedillo, secretario de Programación y Presupuesto.

Asimismo, en los primeros años de esta década, el Colegio se mostró como una institución abierta a las distintas manifestaciones artísticas y culturales. Durante la presidencia de Francisco Chevez Robelo, se realizó la exposición fotográfica del contador Marco Antonio Merino, la exposición pictórica Entre la realidad y el deseo de Alfonso Arroyo y Rincones de haciendas de México de Julieta Rodríguez, así como el concierto Recordando a Italia interpretado por la orquesta clásica de México.

Como parte de la relación de trabajo del Colegio con autoridades gubernamentales, se celebró un convenio con la Procuraduría General de Justicia (PGJ) del Distrito Federal, que fue publicado en el DOF, en el cual ésta se comprometió a solicitar la opinión técnica a un perito designado por el Colegio en las averiguaciones previas sobre hechos relacionados con asuntos contables.

En marzo de 1990, se publica el primer número del Boletín de Investigación Fiscal con el objetivo de ofrecer a los socios información acerca del análisis de disposiciones fiscales en leyes, reglamentos, decretos y circulares, realizados con el calificado criterio de la comisión de Investigación Fiscal. En este periodo se hace una renovación editorial de la revista Veritas, se ordenan secciones de acuerdo con las temáticas de los artículos con la intención de brindar una mejor orientación a los lectores. Destacaban las secciones Café contable y De la cultura, se cambió el diseño editorial, incrementó el número de anuncios y dio inicio la impresión a dos tintas.

Para apoyar el desarrollo de los jóvenes de la carrera en Contaduría, se creó en 1991 la comisión de Universidades bajo la vicepresidencia de Afiliación; sus fundadores fueron los contadores Germán Sánchez Molina, Alberto Pacheco Torres y María de Lourdes Nabor Cadena. Esta comisión ofreció diversos cursos, conferencias y actividades enfocadas a universitarios.

Como parte de la incorporación tecnológica, el Colegio creó un centro de cómputo para la impartición de 13 cursos sobre informática dirigida a los socios. Se atendió la petición de la Contraloría General de la Federación y del Banco Mundial para capacitar a 400 funcionarios en cuatro entidades del país, hecho que se tradujo en material técnico y práctico con más de mil páginas que dieron base a 20 cursos divididos en dos módulos llamados La contabilidad al servicio de la administración y Normas y procedimientos de auditores externos en el sector público mexicano.

En 1992, gracias a la colaboración entre el Colegio, los maestros y los estudiantes de las distintas universidades, se creó la comisión de Docencia para atender las necesidades del sector universitario. En este mismo año, el presidente Antonio C. Gómez Espiñeira inauguró la librería del Colegio, que contaba con un acervo de más de 2 mil libros para complementar la formación de los socios y el público visitante. También, dio inicio la entrega de un galardón para reconocer los trabajos de análisis sobre temas y problemáticas de relevancia social, nombrado Premio de Investigación Fiscal.

Al año siguiente, 1993, se institucionalizó el 25 de mayo como el Día del Contador, iniciativa de Roberto del Toro Rovira, en conmemoración del examen profesional y obtención del primer título de contador público de México. Ese mismo año, el 6 de noviembre, se realizó la 1.ª Gran Paellada, competencia que premiaba a la mejor paella, organizado por Armando Gaona Isaacs, Víctor Keller Kaplanska y Antonio Matas L., evento que tuvo una gran aceptación por parte de los socios y que posteriormente se fusionaría con la celebración del Día del Contador para convertirse en una tradición.

Fue en 1995 cuando el Poder Ejecutivo Federal distinguió al Colegio como la primera institución de la Contaduría Pública para ser abanderada. La ceremonia se realizó en las instalaciones de la Secretaría de Gobernación y fue el presidente Jorge Resa Monroy, quien recibió con honor la bandera nacional en representación del gremio.

Durante esta etapa se atendió el sector estudiantil con visitas a universidades y conferencias, se realizó el primer encuentro de estudiantes y pasantes de Contaduría Pública, y se incentivó la afiliación y actualización del cuerpo docente de universidades mediante el otorgamiento de becas a maestros de tiempo completo.

La vicepresidencia de Integración Social se encargó de organizar espectáculos musicales, conciertos de tango, conferencias y exposiciones de arte, entre otras actividades que demostraron apertura más allá del ámbito contable.

Respecto a la promoción institucional, el Colegio tuvo acercamiento con el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), la Asociación Nacional de Facultades y Escuelas de Contaduría y Administración (ANFECA), la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), la Cámara Nacional de Comercio, Servicio y Turismo (Canaco); las universidades del área metropolitana, la Asociación de exalumnos de la ESCA, la Academia de Estudios Fiscales (AEF) de la Contaduría Pública, el Colegio Nacional de Economistas, el Colegio de Notarios, el Colegio de Licenciados en Administración de Empresas, además de los arquitectos, licenciados en relaciones comerciales, y con el canal 11 de televisión.

Durante 1997, el presidente del Colegio, Eduardo Ojeda López-Aguado, participó en diferentes eventos para estrechar relaciones con autoridades gubernamentales, en el que destaca la invitación que recibió el Colegio para asistir a los conciertos de gala ofrecidos en honor a los reyes de España y al presidente de los EUA, Bill Clinton, así como a la conferencia de Avances y perspectivas realizada en el Auditorio Nacional y promovido por el entonces presidente de la República, Ernesto Zedillo Ponce de León.

Asimismo, el Colegio asistió al XV Congreso Internacional de Contadores con sede en París y a la XXII Conferencia Interamericana de Contabilidad celebrada en Lima, Perú para reforzar y mantener las actualizaciones profesionales.

En esta etapa, se estrecharon relaciones con medios informativos como los periódicos Reforma, El Nacional, El Economista, El Heraldo de México y la revista Expansión. A su vez, el Colegio tuvo una participación activa en programas televisivos como Hechos y Nuestro Dinero y Hola México; en Radio Fórmula tuvo presencia en el programa Blanco y Negro, además de Conexión Financiera del Sistema Sky; adicionalmente, se realizaron convenios con Radio Red.

Como un proyecto especial sobre redes de comunicación y la implementación de internet; en 1998 se desarrolló el proyecto Contanet para sistematizar la atención que el Colegio ofrecía a sus socios, en colaboración con el IMCP, y que después de algunos meses de pruebas dio inicio la creación de una página digital para informar sobre las funciones de las áreas que la conforman y acerca de su infraestructura y servicios (biblioteca, librería y de banquetes). De igual manera, se realizó el 1.er Foro de análisis de las inversiones en paraísos fiscales y su pago de impuestos en México, evento que constituiría una tradición para el Colegio, en Acapulco.

Por otra parte, a inicios de 1998 el Comité Mexicano para la Práctica Internacional de la Contaduría Pública (Compic) otorgó al IMCP el reconocimiento a su proceso de certificación de los contadores públicos, el cual dio validez y actualización de los conocimientos técnicos teóricos de la profesión, así como la experiencia en el desarrollo de las actividades contables. La certificación también apoyó a los contadores públicos en las negociaciones de reciprocidad y reconocimiento mutuo entre los países del entonces Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Para finales de la década y del siglo, en 1999 el Colegio celebró sus 50 años, y como parte de la conmemoración, el presidente Joaquín Gómez Álvarez entregó, por primera vez, la Presea Rafael Mancera Ortiz —establecida como máximo reconocimiento a trayectorias destacadas dentro de la Contaduría Pública— a los socios fundadores del Colegio en un evento amenizado por la orquesta clásica de la Ciudad de México.

Más adelante, se reunieron en la residencia oficial de Los Pinos, donde el presidente de la República, Ernesto Zedillo Ponce de León, entregó la presea a los expresidentes del Colegio.

Durante los eventos del año, se abordaron la proyección de los servicios de auditoría, fiscales, finanzas de clase mundial y el manejo externo de procesos de negocio, con representantes de la Academia Mexicana de Auditoría Integral, de la Barra Mexicana de Colegio de Abogados (BMA), del IMCP, del Colegio de Ingenieros Civiles de México y del Colegio Nacional de Economistas.

También se develó una escultura de bronce, conmemorativa de los 50 años del Colegio, y se celebró la conferencia sobre Tendencias en la globalización de la Tecnología de Información, con la participación del director de IBM Global Service México y el director general de Intel México.

Enlaces:

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: