Veritas Online

Fiscomentarios

Suspensión improcedente, juicio de amparo contra sistema de compensación universal

Suspensión improcedente, juicio de amparo contra sistema de compensación universal
agosto 01
2019

La SCJN determinó que conceder dicha interrupción es un perjuicio al interés social, pues daña la colectividad al dejar de recibir contribuciones que sí deben ser enteradas.

La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió durante junio la contradicción de la Tesis 96/2019, en el sentido de que es improcedente conceder la suspensión en el juicio de amparo en contra de la aplicación y efectos del artículo 25, fracción VI, incisos a y b de la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) para el ejercicio fiscal 2019, que restringe el sistema de compensación universal.

La SCJN determinó que conceder dicha suspensión se traduce en un perjuicio al interés social y contraviene el orden público, pues afecta la colectividad al dejar de recibir contribuciones que sí deben ser enteradas, pero no se recaudan ante el uso indebido del mecanismo compensatorio; además, no es posible permitir a los contribuyentes aplicar un sistema de compensaciones diferente, dado que dicho beneficio sólo podría otorgarse mediante la concesión del amparo si éste se resuelve de forma favorable. Esta decisión conformará una nueva jurisprudencia obligatoria a partir de su publicación.

Es importante puntualizar que la SCJN no prejuzga sobre la constitucionalidad del artículo 25 para el ejercicio fiscal 2019, por lo que esta decisión no se traduce en que se negarán los amparos.

Los efectos de esto no son inmediatos, pues no revoca las suspensiones otorgadas en los amparos en trámite; para que eso ocurra, es necesario que la autoridad impugne en algún momento del proceso el otorgamiento de la suspensión, y que su recurso esté pendiente de resolución. Por lo anterior, para los contribuyentes que cuenten con una interrupción contra las restricciones a la compensación universal, se recomienda realizar un análisis particular de caso.

En otro orden de ideas, es importante comentar que el 17 de mayo, después de las negociaciones entre los representantes de México y Estados Unidos de América (EUA) sobre los aranceles impuestos, por este último, al acero y al aluminio mexicanos, se llegó a un acuerdo beneficioso, al levantar las tarifas para ambas partes.

Es importante considerar que, con el objetivo de fortalecer el comercio y el buen entendimiento entre las partes de América del Norte, los representantes de nuestro país consultaron e impusieron el diálogo trilateral con los representantes de Canadá. Con la intención de reinstaurar el intercambio comercial, se acordó la eliminación a todos los aranceles que EUA impuso a las importaciones de dichos materiales procedentes de México.

En respuesta, el gobierno mexicano también retiró las tarifas aplicadas como represalia. Ambos países pusieron fin a los litigios pendientes ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), en relación con las medidas impuestas por la Sección 232.

Vale la pena recalcar que ambas partes implementarán medidas para prevenir las prácticas de competencia desleal o dumping, en relación con los precios del acero y el aluminio, así como el transbordo de ambos materiales que se realice fuera de cualquiera de las partes.

También se establecerá un monitoreo para el comercio de estos metales, así como un sistema de consultas.

C.P.C. y P.C.FI. Antonio González Rodríguez
Deloitte Socio de Impuestos y Servicios Legales
Comisión Editorial del IMCP
agonzalezrodriguez@deloittemx.com

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: