Veritas Online

Ejercicio Profesional

Sugerencias y precauciones, más que preparar un testamento…

noviembre 01
08:23 2017

Si nos detenemos a pensar en la muerte, que con toda seguridad tarde o temprano llegará, es muy probable que nos vengan a la mente todo tipo de inquietudes de índole espiritual, existencial y material. Preparar un testamento es uno de esos pendientes que se deben resolver.

Para estar conscientes de la importancia de preparar un testamento, se le invita al lector a hacer un ejercicio o psicodrama y suponer que hoy es el día de nuestra muerte.

Si tenemos conciencia en ese momento, nuestra alma (espíritu) posiblemente la angustiarían temas trascendentes como lo que se dejó de hacer y no nos atrevimos o simplemente se pospuso: pedir perdón, perdonar o perdonarme a mí mismo, a lo mejor nos dolería no haber expresado sentimientos a algún ser querido, etcétera.

En el ámbito material y práctico seguramente nos lamentaríamos no haber dejado cosas en orden como:

  • Haber elaborado un testamento.
  • Preparar un escrito con instrucciones y recomendaciones con cosas tan simples como una relación patrimonial, cuentas de inversión, indicando datos del ejecutivo de cuenta, números de cuenta, contrato de servicios funerarios, acceso a cajas de seguridad, relación de inmuebles con los datos suficientes para facilitar a los herederos lo procedente.
  • Si eres empresario, un aspecto importantísimo sería pensar y resolver, o al menos plantear, la sucesión en la empresa.
  • Sea un grupo o una empresa pequeña, de cualquier manera es prudente dejar delineado que será de ello, si uno ya no está, ¿qué se sugiere? vender, fusionar, escindir, repartir, realizar inmuebles, salir al mercado público, etcétera.
  • Si hay continuidad, cómo queda el equipo directivo, cómo reforzar la dirección o cambios en la estructura organizacional.

SUGERENCIAS

La recomendación es integrar una carpeta, archivo o caja de trascendencia, que contenga:

[1] Qué hacer en la muerte. Instrucciones de acciones inmediatas, señalando lo que nos gustaría y lo que no. Como si se prefiere ser cremado, dónde queden las cenizas, etc. Describir los servicios fúnebres contratados.

[2] Testamento. Si no se tiene, hacerlo a la brevedad, es algo simple, rápido y de bajo costo; si ya se tiene, revisarlo, ya que podría darse el caso de desear establecer legados, cambios de albacea o cualquier otra modificación como agregar, quitar herederos o a lo mejor cambiar las proporciones a repartir de la masa hereditaria. Es común oír “yo le dejo todo a mis hijos en partes iguales y que se hagan bolas”, ¿no es cierto? Sin embargo, es más sano dejar lotes con valores equivalentes para evitar conflictos, sobre todo por influencia de cónyuges y familia política.

Recordemos la frase célebre de Platón: “Es tan injusto tratar a los iguales desigual, que a los desiguales igual”.

[3] Relación patrimonial. Una lista de todo lo que forma la masa hereditaria como pueden ser los bienes de realización inmediata (efectivo en moneda nacional o extranjera, cuentas bancarias, cuentas por cobrar), bienes inmuebles, acciones, seguros, cuentas por pagar, etcétera.

Tener cuidado con el orden de los expedientes y su contenido, por ejemplo:

  • Un expediente por cuenta bancaria, cheque e inversiones: con copia de estados de cuenta, contrato, datos del ejecutivo, etcétera.
  • Para cada inmueble: escritura, avalúo, boleta de impuesto predial, etcétera.
  • Seguros: pólizas, de preferencia con una relación del tipo de seguro; monto asegurado, cobertura, vencimiento, compañía, agente, etcétera.

[4] Instrucciones o recomendaciones. Como ejemplo: vender tal propiedad y con eso comprar otra o invertir el producto de la misma.

Algunas personas prefieren heredar en vida, esto es, efectuar donaciones.

El único testamento válido actualmente es el público abierto. Antes existían otros tipos, por ejemplo, el público cerrado o el ológrafo”.

Recordemos que hace un año se recibió en la Cámara de Diputados una iniciativa de ley en materia de herencias y donaciones, que no pasó, pero que por insistencia de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y por necesidad recaudatoria, en futuro cercano se podría tener vigente una ley de esta naturaleza en nuestro país.

  • Es importante asesorarse de un especialista (notario), pues a lo mejor se piensa que el testamento que tenemos está bien y resulta que ya no tiene validez o está obsoleto porque los hijos son mayores de edad y ya no necesitan al tutor que designamos cuando eran pequeños.

Puede suceder que él o los albaceas nombrados ya no sean los ideales, o ya murieron o preferimos otros hoy en día.

Es importante estar conscientes de que el único testamento válido actualmente es el público abierto, porque antes existían otro tipo de testamentos (ológrafo, público cerrado, etcétera), por eso es mejor consultar a nuestro notario de confianza.

  • Es la persona designada en un testamento cuando se tienen hijos menores de edad, quien se encargará de representarlos, vigilarlos y hacerse cargo de su educación. En ningún caso el tutor puede disponer de los bienes que se hayan legado a los menores, a menos que tenga autorización de un juez de lo familiar.
  • Albacea. Es la persona designada por el testador para que conserve los bienes hereditarios y vigile el cumplimiento de su última voluntad, de acuerdo con el testamento. El Código Civil en el capítulo quinto, describe quién puede o no ser albacea, las clases de albaceas, así como los tipos y características de los mismos, así como su duración y remuneración.
  • Remuneración. El testador puede establecer al albacea el pago o retribución que quiera. Si el testador no designara tal retribución, el albacea cobrará 2% sobre el importe líquido y efectivo de la herencia, y 5% sobre los frutos industriales de los bienes hereditarios. El albacea tiene derecho a elegir entre lo que le deja el testador por el desempeño de su cargo y lo que la ley le concede por el mismo motivo.

CONCLUSIONES

  • Se invita a los lectores a realizar el simulacro sugerido.
  • No dejar pasar la oportunidad de hacer un testamento.
  • Acudir con un notario para otorgar tu testamento.
  • El Colegio de Contadores Públicos de México ofrece cursos sobre este tema, se invita a los lectores a que asistan.

C.P.C. Roberto Zesati Ahued
Socio en Despacho Zesati y Cía., S.C.
zesati@zesati.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: