Veritas Online

Extensión del Ejercicio Profesional

Sucesión de una firma de Contadores Públicos. Cómo consolidar el futuro.

Sucesión de una firma de Contadores Públicos. Cómo consolidar el futuro.
enero 01
2015

La sucesión de socios es un paso trascendental, para ello debe existir un plan de transición donde haya acuerdos para el retiro de los elementos mayores, y la manera de atraer y retener a los más jóvenes.

Para los despachos contables que tratan el tema de sucesión de socios, el acuerdo de propietarios puede ser una de las herramientas más importantes para gestionar la transición de propiedad y establecer una cultura para el desempeño del propietario.

Gestionar la transición de propiedad es normalmente la razón por la que un despacho redacta un acuerdo preliminar. A menudo, establecer una cultura para el desempeño del propietario es un resultado accidental derivado de la manera en que se haya estructurado el acuerdo, y en caso de no tener cuidado de entender este aspecto puede haber consecuencias no previstas.

METODOLOGÍA DE VALUACIÓN

La encuesta de sucesión de 2012 de la Private Companies Practice Section (PCPS), un proyecto conjunto con el Instituto Americano de Contadores Públicos Certificados (AICPA, por sus siglas en inglés) y Succession Institute LLC, identificó tres métodos principales para determinar el valor del interés de un propietario en una firma: (1) Un múltiplo de los ingresos por un libro de cartera de clientes del propietario; (2) un múltiplo de los ingresos por la empresa como un todo asignado con base en la propiedad y (3) un múltiplo de la compensación histórica.

La encuesta encontró que de las firmas que respondieron que tienen un acuerdo para retirar los intereses de los propietarios, 75% usa uno de estos métodos.

La experiencia muestra que conforme crecen, las firmas contables tienden a migrar del método de cartera de negocios al método de propiedad del capital social. Las firmas más grandes tienden a usar el método de compensación, aunque las firmas más pequeñas están considerando cada vez más este enfoque también. Estos tres métodos afectan la cultura de una empresa.

Mientras que el método de cartera de negocios puede ser un motivador para construir una base de clientes en una empresa recién formada, tiende a crear una mentalidad de silo, que es la antítesis del concepto de “una sola firma”. En el tiempo, hacer énfasis en la cartera de negocios como la única medida verdadera de creación de valor, puede interponerse en el camino para que una empresa se percate de su potencial.

El método de capital social tiene la ventaja de estar más orientado al equipo y fomentar el crecimiento de la firma como un todo. Puede ser una buena transición del método de cartera de negocios. No obstante, a veces lleva a acaparar el capital social al punto de que ya no refleja la contribución verdadera de un propietario a la creación de valor. Un capital social desequilibrado puede causar la disolución de una empresa o la necesidad de una fusión contra corriente, ya que los demás propietarios resisten el costo de adquirir a un propietario de mayoría cualificada.

Una de las ironías del capital social en las fusiones es que las partes ocasionalmente ponen énfasis en la asignación de propiedad, cuando, por ejemplo, debido al uso de las compensaciones de las empresas combinadas como medio para determinar el valor de retiro y un enfoque de una persona, un voto para la gobernabilidad, el capital social debería significar muy poco para un propietario. Muchas grandes empresas han equilibrado el capital social asignado a los propietarios para lograr una igualdad total o lo más cercano a ella.

La tendencia en valuaciones al nivel nacional, independientemente de la metodología, es disminuir los múltiplos. Mientras que hace 10 a 15 años, la mayoría de las empresas estaban utilizando unas veces los ingresos, o bien, tres veces la compensación histórica, los encuestados del estudio PCPS indican que aproximadamente la mitad, ahora utilizan menos de tres veces el método de los ingresos. Las empresas que utilizan menos de tres veces la compensación histórica ahora superan ligeramente a aquéllas que utilizan tres veces o más (52% vs. 47%).

CONDICIONES DE RETIRO

Una preocupación común para los miembros jóvenes en las empresas es que no podrán pagar los retiros de los socios mayores. En una negociación reciente de una fusión, los socios más jóvenes de la firma más pequeña determinaron que pagar el retiro de los socios antiguos en la empresa que hace la adquisición, requeriría reducir sus compensaciones o solicitar un préstamo externo durante los cuatro años de pago que su acuerdo especificaba. Como resultado, el trato no se llevó a cabo.

Cada vez más, las empresas están buscando una modificación en los términos de retiro para motivar a los socios más jóvenes a continuar con el plan de transición para los socios mayores. La experiencia muestra que desarrollar los términos costeables para el retiro necesita cumplir con esta simple prueba: La compensación de un socio retirado menos la suma de la obligación anual de pago (incluyendo el pago de capital) y el costo de reemplazar a ese socio, tiene que dejar suficiente ventaja en el flujo de efectivo para motivar a los socios que se quedan a asumir la obligación.

Si las condiciones no cumplen con esto, considere su reestructuración. Los pagos de cinco años para pagos de retiro a menudo son difíciles de ubicar en este tipo de análisis, a menos que la obligación en conjunto sea pequeña. Esta es la razón por la que la tendencia en la profesión es alargar los periodos de pago, a menudo entre ocho y 15 años, con 10 años como una elección frecuente.

La posibilidad de que varios propietarios se retiren en un periodo corto es también probable en muchas firmas debido a la concentración de propiedad dentro de la generación de baby boomers. Al establecer el tope en la cantidad de pagos de retiro totales, se requiere que la firma que haga contribuciones para asegurar que mantiene una obligación razonable.

Estos topes se fijan normalmente entre 6% y 10% de los ingresos, o hasta 20% de las utilidades. Las firmas más grandes suelen tener un porcentaje menor como tope.

Cada vez más, las empresas buscan cambios en términos de retiro que motiven a los socios más jóvenes a continuar el plan de los socios mayores

CÓMO ATRAER A LA SIGUIENTE GENERACIÓN

Los acuerdos de propietarios pueden afectar de manera significativa la capacidad de la firma para atraer o retener candidatos socios jóvenes. Obviamente, el costo de entrada de un nuevo socio en una firma puede resultar un impedimento. También puede serlo la falta de una edad de retiro obligatoria en el acuerdo.

El establecimiento de los términos de la compra es un compromiso entre asegurar que el nuevo propietario esté arriesgando su dinero; que no pierda el valor que haya sido construido por los propietarios mayores a lo largo de años, y un requerimiento de inversión que haga sentido de manera económica y que origine una oportunidad de compensación ventajosa para el nuevo propietario.

Los autores han visto pocos arreglos exitosos en los que un nuevo propietario obtenga 20% de participación en la propiedad de una firma y que pague una cantidad proporcional de una valuación basada en unas veces el ingreso más una contribución prorrateada de capital, aunque esos son términos que los propietarios más antiguos de la empresa podían anticipar en una venta externa.

Un enfoque más efectivo es limitar la inversión inicial a que sea tan pequeña como una contribución prorrateada de capital y luego controlar la acumulación de valor intangible a través de varias estrategias. La verdadera acumulación de valor para la mayoría de los propietarios llega a través del ingreso adicional que reciben después de comprar la parte de los socios mayores y adquirir la propiedad ellos mismos.

Otra táctica, especialmente en el caso de planes que usan la compensación como medida de valor, es la adquisición de derechos a largo plazo, que vincula la acumulación de valor a la transición exitosa de largo plazo de los propietarios.

Los autores están viendo que los periodos de adquisición de derechos para los propietarios recién admitidos son al menos de 10 años y como máximo de 20. La adquisición de derechos por beneficios de retiro, a menudo ayuda a asegurar que los propietarios más jóvenes permanezcan durante el periodo de pago de los retiros de los propietarios mayores.

El debate sobre las edades de retiro obligatorio en los acuerdos de propietarios está enfureciendo el interior de la profesión. Muchos baby boomers no están dispuestos a dejar la lucrativa compensación que tienen como propietarios mayores. Además, la nueva edad de 65 años parece ser de 72, o incluso una edad más avanzada dado que el intervalo de vida continúa incrementándose.

Existe presión de los propietarios mayores para extender las edades de retiro obligatorio o para borrarlas por completo. Mantenga esto en mente: La falta de una edad de retiro obligatorio deja a la empresa en total oscuridad con respecto a asegurar que un número adecuado de sucesores estará disponible para tomar el control de los propietarios que se retiren cuando sea necesario.

Con la severa competencia actual de jóvenes Contadores Públicos Certificados (CPC), candidatos viables para el estatus de propietarios, no asuma que las mejores personas estarán alrededor sin tener idea de cuándo se les dará una oportunidad.

EL PLAN DE TRANSICIÓN

El valor de una firma contable no es innato. En general se relaciona directamente con la capacidad de la empresa para la transición de las tareas clave de un propietario usualmente a uno nuevo. Especialmente en las firmas más pequeñas, las tareas más importantes del propietario que se retira, y que necesitan atención, son las relaciones con los clientes.

Por lo tanto, un componente clave para muchos acuerdos de propietarios deberá motivar una transición efectiva de las relaciones con los clientes.

Muchos acuerdos de propietarios vinculan los pagos de retiro con la retención del cliente después del retiro, de manera similar con lo que se esperaría en un trato externo. Aunque este enfoque tiene la ventaja de proteger a la firma de una obligación financiera que no está respaldada por ingresos en curso, puede tener el efecto contrario a lo que estaba previsto.

El miedo de perder clientes a veces motiva a un propietario que se acerca al retiro, a aferrarse a las relaciones tanto como sea posible, porque “nadie puede reemplazarme”.

Un mejor enfoque es extender una notificación adecuada para un propietario que quiera retirarse junto con un plan claro de transición de las responsabilidades en el manejo de los clientes. Normalmente, se necesita notificar al menos con un periodo de dos años de antelación para que los clientes se familiaricen y estén cómodos con un sucesor. Si la nueva relación no funciona, la firma tiene tiempo de asignar a un nuevo sucesor.

>Este artículo es una reseña del original titulado “Managing owner transition through an owners’ agreement” publicado en Journal of ccountancy, marzo de 2014. Traducido para Veritas, del Colegio de Contadores Públicos de México, por Pilar Vidal.

AUTORES ORIGINALES: Joel Sinkin (jsinkin@transitionadvisors.com) es presidente, y Terrence Putney (tputney@transitionadvisors.com) es Director General (CEO), ambos en Transition Advisors LLC en Nueva York.

Redacción Grupo Medios

veritas@colegiocpmexico.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: