Veritas Online

Ámbito Universitario

Sistemas de Gestión de Calidad: La conciencia del esfuerzo máximo

Sistemas de Gestión de Calidad: La conciencia del esfuerzo máximo
septiembre 29
15:40 2013

Por C.P. María Guadalupe Martínez Castañeda

Profesora de la ETAC, Campus Coacalco y Miembro de la Comisión de Docencia del Colegio

mgmc_consultoria@hotmail.es

Los directivos, la gerencia y la fuerza laboral deben ser colaborativos y empáticos con las metas de una empresa, cuyo objetivo sea crear y fomentar la calidad y la productividad.

Al hablar de Sistemas de Gestión de Calidad (SGC) debe hacerse referencia, en primera instancia, al significado de la calidad. Este, en sentido estricto, es un atributo de valor que se da a un objeto o servicio en función de diferentes perspectivas, necesidades o especificaciones que da un cliente o usuario a lo que recibe: calidad en el diseño, en la fabricación (o servicio), en lo que se desea.

El SGC representa el conjunto de acciones encaminadas a planificar, organizar y controlar la función calidad en una empresa.

Para lograr la calidad es necesario implementar una serie de acciones que permitan obtener las especificaciones deseadas, lo que conocemos como controles de calidad, que indiscutiblemente no representan inspecciones limitadas a los procesos, sino más bien a la revisión de satisfactores y expectativas.

Kaoru Ishikawa define esta acción como el proceso que consiste en desarrollar, diseñar, producir y servir un producto o servicio de calidad, el cual debe ser lo más económico posible, útil y siempre satisfactorio para todos.

Los Sistemas de Control de Calidad solo son efectivos si existe un compromiso de cambio y ejecución de todos los miembros de la organización, cuando todos llevan a la práctica los procesos tal como están establecidos documentalmente, definidos de forma clara, libres de improvisaciones o apreciaciones personales, en este sentido, una organización enfocada al logro de la calidad debe tomar en cuenta los siguientes puntos:

El trabajador debe sentirse empático y orgulloso del trabajo que realiza.

Eliminar las metas numéricas.

Eliminar barreras interdepartamentales.

Crear ambientes que propicien la seguridad en el desempeño personal.

Dirigir con liderazgo para mejorar desempeños.

Establecer nuevas formas de capacitación y entrenamiento.

El precio de los productos debe estar en relación con la calidad.

La mejora debe ser continua para lograr ser competentes.

La idea fundamental es crear conciencia de la calidad y la productividad en todos los elementos de la organización a través de círculos de calidad que permiten promover el aprendizaje por medio de un trabajo colaborativo y participativo sobre la cultura del esfuerzo máximo, de hacer las cosas inmediatamente, de fomentar los cambios incrementales, aunque sean pequeños, pero graduales para producir grandes beneficios sustentados en la comprensión de los requisitos del cliente, incluso en el entendimiento de los cambios organizacionales, ya sea en prácticas o resultados.

El SGC se sustenta en infraestructuras integradoras, en prácticas administrativas que requieren una serie de herramientas o técnicas para trabajar en conjunto de manera eficiente, logrando los resultados deseados; en consecuencia, la calidad tiene un costo implícito que es requerido para la prevención y evaluación, que son controlados por las organizaciones. Sin embargo, estos pueden llegar a ser infinitos si no se mide su rentabilidad ni se determina la recuperación de la inversión.

Costos de prevención

De formación

De investigación

De revisión

De mantenimiento preventivo

Estructura de departamentos de calidad

Análisis de fallos

Programas de calidad

Funcionamiento de los círculos de calidad

Los costos de prevención se originan en el seguimiento y/o en la búsqueda permanente de la disminución de fallas, mientras que los costos de evaluación se generan cuando se determina o comprueba el nivel de calidad logrado por la organización.

Se puede mencionar la auditoría de calidad; un mecanismo de inspección que permite evaluar el nivel de calidad de los proveedores, la efectividad en el control de los procesos, la calidad hacia el cliente, los costos de garantías, los correspondientes a la corrección de errores, los costos de reproceso, los costos de la calidad en su totalidad para evaluar el SGC de la empresa.

Los costos de calidad se producen al utilizar los recursos internos de la organización, se componen de personal, desgaste o amortización de los activos fijos y otros consumos referidos al desarrollo de encuestas, entrevistas, pruebas, sondeos, formación de empleados para que estos puedan llevar a cabo la evaluación de la evolución del SGC, incluso cartas de felicitación, premios, boletines informativos.

Tres elementos son importantes para lograr la calidad: los directivos, la gerencia y la fuerza laboral, en su conjunto deben fomentar cinco conductas  clave para lograrlo:

Crear y mantener una conciencia de calidad.

Proporcionar recursos o manejar proyectos de calidad Six Sigma.

Fomento al autodesarrollo, empoderamiento y compromiso de calidad.

Oportunidades de participación para inspirar la acción.

Ofrecimiento de premios, compensaciones y reconocimiento público de la empresa.

Los SGC representan estrategias de negocios de los Chief Financial Officer (CFO) para generar un valor económico agregado considerable en las organizaciones.

 

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: