Veritas Online

Arte y Cultura

Símbolo del modernismo: Casa Luis Barragán

Símbolo del modernismo: Casa Luis Barragán
septiembre 25
18:03 2013

Arte y cultura

Por Carolina Valdez

Asesora Editorial

cvaldez@colegiocpmexico.org.mx

Este paraíso escondido en Tacubaya es un reflejo de las vivencias y estilo de Luis Barragán, hoy inspiración de artistas de todo el mundo.

Ser una obra maestra dentro del desarrollo del movimiento moderno, que integra elementos tradicionales y regionales, así como diversas corrientes filosóficas y artísticas, le valió a la Casa Luis Barragán, el reconocimiento de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como Patrimonio Mundial en 2004.

Ubicada en la Colonia Daniel Garza en la Delegación Miguel Hidalgo, la Casa fue construida en 1948 y es una de las obras contemporáneas más famosas en el mundo y el único inmueble individual en América Latina que fue reconocida en esa categoría por la UNESCO.

La influencia de Luis Barragán en la arquitectura mundial ha crecido día con día, y su casa, que aún se conserva tal y como la habitó el artista hasta su muerte en 1988, es uno de los sitios más visitados en la capital por los arquitectos y los conocedores de arte.

El ahora museo comprende la residencia y el taller arquitectónico de su creador, y es propiedad del Gobierno del Estado de Jalisco y de la fundación de Arquitectura Tapatía Luis Barragán.

Luis Barragán Morfín nació en 1902 en Guadalajara, donde realizó sus estudios profesionales para graduarse como ingeniero civil y arquitecto en 1925. Al finalizar se mudó dos años a Europa. Durante el viaje se impresionó de la belleza de los jardines de las ciudades que visitó, desde entonces conservó su interés por la arquitectura del paisaje.

Ese interés lo plasmó en su casa, donde hay muros blancos pintados de luz amarilla y madera rústica sobre pavimentos de piedra negra abren paso entre espacios.

También se observan libros, símbolos, un misterioso jardín cuyas profundidades se amplían entre enredaderas y troncos, así como escaleras pintadas con reflejos de oro, al subir un patio que tiene como techo el cielo y como límite la imaginación humana.

 

 

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: