Veritas Online

Ámbito Universitario

¿Será tan necesario el conocimiento de la Contabilidad en la actualidad?

¿Será tan necesario el conocimiento de la Contabilidad en la actualidad?
abril 01
2015

La Contabilidad, desde la época de las cavernas, debe haber existido como se puede ver en los jeroglíficos que plasmaban en las rocas, de alguna manera tenían que llevar un control de todo lo que poseían y comercializaban por medio del trueque, en muchas culturas para controlar y conservar la información sobre las actividades económicas.

En el Renacimiento, en donde uno de los inventos más importantes fue la imprenta, Fray Luca Pacioli, fraile franciscano e italiano, llegó a ser maestro de Contabilidad. Escribió su obra la Summa, en la que hace referencia a nuestra profesión dándole importancia a la partida doble.

También en México, como dato curioso, Sor Juana Inés de la Cruz fue contadora del convento de San Jerónimo; en el caso de los monjes por el rol de vida se refería a personas que son éticas, ordenadas, transparentes, así que su Contabilidad seguro se reflejó de esa forma. Generalmente, los Contadores son ordenados y éticos, claro que habrá sus excepciones.

Como todos los avances tecnológicos, el crecimiento de la economía, en fin todo influye para que haya cambios, incluso las reglas de presentación de estados financieros han ido teniendo cambios positivos. Actualmente, se percibe por la globalización en que se aplican normas internacionales de Contabilidad, por lo que a nivel mundial es importante el conocimiento de la profesión.

Hay gente que dice: “yo jamás quiero saber con respecto a la contabilidad de mi empresa, para eso contrataré a un Contador”. Es válido, pero siempre el conocimiento de la misma es importante, ya que se debe entender lo que el Contador está registrando sobre el NEGOCIO.

Se ve en las carreras de Comunicación, Diseño Gráfico, Gastronomía, Psicología, las cuales no  quisieran saber del tema y están en un error, ya que incluso para la vida personal es necesario tener un orden en las Finanzas, ya que toda persona laboralmente activa tendrá una chequera, una cuenta de banco, o una o varias cuentas de banco de una Pyme.

 

Debe controlar sus depósitos y retiros, anotar todos sus movimientos, sólo así podrá analizar con cuánto dispone, y en el caso de un negocio, sabrá cuánto vendió, cuánto pago por sus productos, cuánto recibió por sus ventas y cuánto obtuvo de ganancia.

En el futuro, un Licenciado en Gastronomía necesitará saber cómo controlar sus insumos, llevar un control del pago a sus empleados, conocer sobre leyes como la Ley Federal del Trabajo, del IMSS o cualquier otra que beneficie a los trabajadores, por lo que debe registrar cada movimiento que se genera en su empresa.

Por ejemplo, en negocios como una tortillería, tintorería, estética, miscelánea, frutería, florería o taller mecánico, entre otros, en algunas ocasiones los anotan cada venta que realizan en un cuaderno, así como las compras de productos para su venta, para al final del día puedan ver el flujo de efectivo.

En el caso de estos negocios, todos pagaban una cuota fija de acuerdo a sus ingresos y eran llamados REPECOS (Régimen de Pequeños Contribuyentes), a partir de 2014 todos se incorporan a un nuevo esquema, RIF (Régimen de Incorporación Fiscal), en el cual deben registrar todas sus operaciones mercantiles dentro de la página del SAT (Servicio de Administración Tributaria), en un apartado que se denomina “Mis Cuentas”.

En este apartado les piden que registren el total de sus ingresos y vayan desglosando sus gastos, esto por un lado ayuda a que el dueño del negocio lleve un control, y también contribuya con el pago justo de impuestos.

El problema es que muchas de estas personas no tienen acceso a una computadora y mucho menos saben cómo usarla. Yo considero que deberían facilitar las cosas al contribuyente, con asesorías y darle la opción de hacer su pago en ventanilla bancaria, ya que no todos cuentan con Internet o una computadora.

La asesoría de las autoridades debería de extenderse en horarios, así como los fines de semana. Que se acabe ese “tramititis” que desgasta a la gente y la hace huir de los trámites burocráticos, que en ocasiones se traduce en corrupción. Si va a haber control, que se controle por igual a los negocios fijos, semifijos e informales.

Lo esencial es que se debe tener noción de Contabilidad. Para los pequeños negocios, que tienen como obligación registrar todo en el portal del SAT, es recomendable que se les dé asesoría, por lo que sugiero que en las universidades se motive a los alumnos para que se capaciten con especialistas en el tema.

También se deben reforzar los lazos de vinculación entre las universidades y el SAT, así podrían impartir talleres a los integrantes del RIF para que entiendan todo lo que deben hacer para cumplir con sus obligaciones y, por otro lado, el alumno aporta parte de los conocimientos aprendidos en el aula, lo que podría considerarse como servicio social.

Con lo mencionado llegamos a la conclusión de que es primordial conocer sobre Contabilidad, con más razón cuando una persona es dueño de una Pyme.

También sería muy buena medida actualizar los planes de estudio de todas las carreras y poner sobre la mesa la posibilidad de que todas lleven por lo menos una materia de Contabilidad.

Concluyo diciendo: “Sí es necesario que todos tengan un básico conocimiento de Contabilidad, yo creo que Luca Pacioli así lo pensaba cuando trato de transmitir sus conocimientos.

 

Maestra María de los Ángeles Vargas Moreno

Titular de Contabilidad en la Universidad Anáhuac México Sur

angeles.vargas@anahuac.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: