Veritas Online

Ejercicio Profesional

Septiembre: Mes del testamento

Septiembre: Mes del testamento
septiembre 23
07:55 2016

Solo uno de cada 500 mexicanos tiene testamento, de acuerdo con los datos más recientes publicados por el INEGI. En Septiembre: Mes del Testamento los notarios de todo el país reducen sus honorarios hasta en un 50% y amplían sus horarios de atención en algunas notarías; así en la Ciudad de México el costo normal de un testamento, alrededor de $3,900, se reduce a cerca de $1,925 e incluye honorarios, el Impuesto al Valor Agregado (IVA) correspondiente y los derechos por el aviso al Registro Nacional de Avisos de Testamento (RENAT). En el interior de la República el costo es menor.

Enfocado a los sectores menos favorecidos, el trámite también puede realizarse en las oficinas de la Dirección General de Regularización Territorial (DGRT) o en los centros móviles de atención (Testamovil). Tiene un costo de $444 para mayores de 65 años y de $1,334 para el resto de la población (no es necesario presentar escrituras de propiedades).

Para realizarlo es necesario presentar:

  • Credencial de elector con fotografía y copia simple por ambos lados.
  • En caso de que el testador no sepa firmar, leer o padezca alguna incapacidad, deberá llevar dos testigos.
  • Formato RT-06 debidamente atestado.

Septiembre: Mes del Testamento tiene la finalidad de concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de realizar un documento que avale y proteja los intereses del testador así como su última voluntad en materia de herencia material y financiera hacia con su familia.

El testamento es “un acto personalísimo, revocable y libre, por el cual una persona capaz dispone de sus bienes y derechos, y declara o cumple deberes para después de su muerte“,  siendo únicamente derecho del poseedor de los bienes o derechos realizarlo en vida, con facultad propia para designar a sus beneficiarios mediante la redacción de su voluntad.

Los testamentos ordinarios en materia civil se clasifican en:

  1. Testamento Público Abierto. Es el que se otorga ante notario público, de conformidad con las disposiciones de las leyes de la materia.
  2. Testamento Público Cerrado. Puede ser escrito por el testador o por otra persona a su petición. El papel en que esté escrito el testamento o el sobre que lo contenga, deberá estar cerrado y sellado, o solicitará que sea cerrado y sellado en su presencia, y lo exhibirá al notario ante testigos.
  3. Público Simplificado (puede denominarse de diferente manera). Es aquel en el cual en la misma escritura de adquisición de un inmueble destinado o que vaya a destinarse para vivienda, se establece a los herederos. Esta disposición se realiza ante notario público.
  4. Ológrafo. Es aquel escrito de puño y letra del testador. Los testamentos ológrafos no producirán efecto si no están depositados ante la autoridad competente que disponga la legislación en la materia.

LA MUERTE ES EL DETONANTE DEL ACTO Y EL INICIO DE LA SUCESIÓN

En el testamento la transmisión de bienes puede darse de dos formas:

  1. Legado, donde el testador decide repartir de forma parcial y concreta sus bienes o derechos a un legatario, y este a su vez los “adquiere a título particular y no tiene más cargas que las que expresamente le imponga el testador”.
  2. Por disposición de ley, la legitimidad regirá a los bienes que no fueron testados, ya sea que el testador no dispuso de todos sus bienes o no hay testamento alguno, en este caso el “heredero adquiere a título universal y responde por las cargas de la herencia hasta donde alcance la cuantía de los bienes que hereda”.

El Código Fiscal de la Federación (CFF), establece como “enajenación de bienes, toda transmisión de propiedad, aun en la que el enajenante se reserve el dominio del bien enajenado”. Recordemos que para la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR), en el caso de personas físicas, se consideran ingresos por enajenación los contemplados por el mismo CFF, excepto “la transmisión de propiedad de bienes por causa de muerte, donación o fusión de sociedades”.

La Ley del Impuesto al Valor Agregado (LIVA), mantiene sincronía con lo previsto por la LISR, “no se considerará enajenación, la transmisión de propiedad que se realice por causa de muerte, así como la donación”.

Para los herederos, la recepción de bienes inmuebles por causa de muerte, están exentos del ISR e IVA. Sin embargo, en cada entidad federativa las donaciones y herencias son objeto del Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles (ISAI), en la Ciudad de México el Código Fiscal del Distrito Federal (CFDF) establece que el valor del inmueble será la base para calcular el impuesto.

Sin perjuicio en lo anterior, se podrá aplicar la tasa del 0% por concepto de ISAI a las adquisiciones por causa de muerte, siempre que el valor al que hace mención el párrafo anterior sea menor a doce mil setenta y tres veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México ($73.04 X 12,073 = $881,811).

En los demás casos de adquisición de inmuebles se calculará el impuesto según la tarifa del artículo 113 del CFDF, siendo 1.105% la tasa mínima aplicable sobre el valor del bien.

PROPUESTA PARA GRAVAR DONATIVOS Y HERENCIAS

El pasado 6 de septiembre se presentó una iniciativa al Congreso de la Unión para acotar la exención prevista en la LISR para los bienes adquiridos por donación y “considerar como ingresos por adquisición de bienes los que se reciban por herencia o legado”. En ambos casos la exención será efectiva siempre que sean por un valor menor a $10,000,000; en caso de exceder el límite, se aplicará la tasa según corresponda (10%, 20% o 30%) de acuerdo al valor de los bienes.

TRANSMISIÓN DE BIENES EN VIDA

El testamento es el vehículo por medio del cual se transmiten los bienes del finado a los herederos, sin embargo, existe la alternativa de donarlos en vida.

La donación entre personas con vida es el acto por el cual una de estas (llamada donante) enajena una cosa, de forma voluntaria, a otra (llamada donatario) que la acepta. La donación es un acto a título gratuito pues el donante no recibe nada a cambio como contraprestación y precisa que el donatario la acepte. Según el CCF La Donación entre Vivos comprenderá únicamente los bienes presentes del donante: si se extiende a los bienes futuros, será nula en este respecto.

Father lead by the hand son

Para las personas físicas, la LISR concede una exención por los ingresos que obtengan por concepto de donaciones en los siguientes casos:

  • Todos, siempre que el valor total de los recibidos en un año calendario no excedan de tres veces el salario mínimo general del área geográfica del contribuyente elevado al año. ($73.04 X 365 X 3 = $79,978.80)
  • Entre cónyuges o los que perciban los descendientes de sus ascendientes en línea recta, cualquiera que sea su monto.
  • Los que perciban los ascendientes de sus descendientes en línea recta, siempre que los bienes recibidos no se enajenen o se donen por el ascendiente a otro descendiente en línea recta sin limitación de grado.

CONCLUSIONES

Es recomendable elaborar un testamento para plasmar claramente la voluntad del testador en cuanto al reparto de los bienes y no dejar problemas a los herederos, así como aprovechar los costos reducidos en el mes de septiembre y la facilidad de realizarlo directamente en la Dirección General de Regularización Territorial.

Es también importante contemplar la posibilidad de donar bienes en vida.

Asimismo, analizar un posible gravamen futuro a los donativos y a las herencias, sin descartar que puede ser el detonante para la toma de decisiones anticipadas.

C.P.C. Arturo Martínez Martínez

Integrante de la Comisión de Investigación Fiscal

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: