Seguridad Social

Seguridad social ausente en las plataformas digitales

Seguridad social ausente en las plataformas digitales
octubre 31
2019

Los cambios en materia fiscal para 2020 anuncian nuevas obligaciones e incluyen otros entornos de trabajo; sin embargo, se mantiene en vacío en un tema que debería ser prioritario.

Pese al temor generalizado, hay que decirlo: no hay nuevos impuestos o tasas mayores, pero sí una serie de modificaciones, cuya trascendencia aún no está evaluada. Se anuncian plataformas digitales, retenciones antes no consideradas y una serie de obligaciones que, incluso como asesores de negocios, podrían impactar.

Nunca es festivo el anuncio de nuevas obligaciones fiscales, sobre todo si tienen implicaciones en el actuar profesional. Se verá con el correr del tiempo y de las negociaciones qué suerte habrá en el futuro. Hoy, la motivación de esta reflexión, muy lejana a opinar sobre una posible medida fiscal, se refiere más a la ausencia que se percibe en cuanto a seguridad social.

Existen dos aspectos que, aunque parecieran no tener relación con el tema de la seguridad social, abonan en la normalización de esa situación: las retenciones a minoristas (vendedores por catálogo) y a plataformas digitales (servicios vía aplicaciones).
Aunque jamás hubo una exención para estas actividades, se nota un esfuerzo en la adecuación de la normatividad para generar un marco legal que, además de proporcionar seguridad jurídica, otorgue elementos a las autoridades para ejercer sus facultades de fiscalización con estos personajes relativamente nuevos. Sin embargo, ¿qué hay del esfuerzo por regular el derecho a la seguridad social de los miles de mexicanos que trabajan para y con estas aplicaciones y esquemas?

HECHOS

° Quienes trabajan en alguna de estas modalidades requieren hacer un esfuerzo físico que más tarde no podrán realizar y se quedarán sin trabajo. ° Todos están expuestos a enfermedades generales, riesgos de trabajo, vejez, cesantía, etcétera.
° Su capacidad de ahorro es nula y no hay siquiera la garantía de llevar un salario mínimo a casa.

En resumen,en el Paquete Económico para el Ejercicio Fiscal 2020 no existe para nadie la obligación de proporcionar seguridad social a sus empleados, pero sí se otorga el derecho de beneficiarse de sus servicios.

REALIDADES INDISCUTIBLES DE SEGURIDAD SOCIAL

1. La sociedad se encuentra a un par de años de que la primera generación de trabajadores en proceso de pensionarse (afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social, IMSS) tenga como única opción utilizar los fondos que durante su vida laboral haya acumulado en su cuenta de una Administradora de Fondos para el Retiro (Afore). No se ahondará en los cálculos y estimaciones sobre este tema, pues es sabido que los pronósticos son catastróficos, incluso para los más optimistas. Salvo una muy reducida minoría, no hay dinero en las cuentas delos trabajadores para un retiro digno y los motivos son claros:
-Las aportaciones no son suficientes, porque la mayoría gana poco y, aunque no fuera así, los patrones declaran salarios inferiores a los reales.
–  Sus semanas de cotización no serán suficientes; es difícil mantener un trabajo estable y quien lo tiene no goza plenamente de su derecho a la seguridad social, los patrones no los afilian al IMSS o lo hacen por menos tiempo del trabajado.

2. El mundo y la forma en que se hacen negocios se emplea la gente se modifica a velocidades no vistas. Es una tendencia emprender un negocio, autoemplearse, trabajar de manera independiente (freelance), vender por catálogo, hacer publicidad por redes sociales y un sinfín de opciones que encuentran su límite en la imaginación y la necesidad de obtener ingresos.
Ambas situaciones tienen dos factores en común:
– Los ingresos causan impuestos y están en la mira de las autoridades.
– No proporcionan acceso a la seguridad social.

Las relaciones laborales, que generan para los trabajadores el derecho a la seguridad social, se desdibujan. La subordinación, que resulta la piedra angular de estas relaciones y cuya existencia desde siempre ha sido complejo afirmar o negar, resulta imperceptible.

El hueco legal en términos laborales para estas tendencias, la errónea idea del mexicano sobre su inmortalidad y la negación de la inminente vejez, traen como consecuencia que el tema que hoy debería ser prioridad en el país en lo general y de cada uno de los mexicanos en lo particular, se vea como algo secundario de lo que alguien más se encargará en su momento.

En términos coloquiales, se puede decir que la posibilidad de tener una pensión que proporcione un ingreso de 50% o más del último salario es el único camino real para una vejez digna. Con la tasa de natalidad disminuida y selectiva, el incremento en la esperanza de vida y la aparición de nuevas enfermedades,consecuencia de este nuevo estilo de vida, deja pocas opciones.

REQUISITOS BÁSICOS QUE DEBERÍA INCLUIR UNA PENSIÓN

– Permite acumular ingresos suficientes y asegurados para que realizar un trabajo en caso de imposibilidad física no sea agobiante.
– Otorga acceso a un ingreso garantizado y a servicios médicos ilimitados y vitalicios.
– El acceso a la pensión debería invariablemente ser consecuencia de una relación laboral.

CONCLUSIONES

Sin caer en exageraciones y al considerar que quien tiene estas actividades no pertenece al segmento más desprotegido de la población, es que estas personas sin capacidad de ahorro, ni conocimiento sobre el tema, van a enfermar, en el mejor de los casos a envejecer, y no tendrán ni recursos acumulados ni el acceso a ellos mediante un trabajo que cubra, al menos, las necesidades más básicas. Se podría pensar que este es problema de algunos cuantos y basta ver el porcentaje de mexicanos en estas condiciones para saber que ese futuro oscuro y aterrador, es una cuestión que afecta a todos y hoy está a tiro de piedra.

L.C.P. y P.C.FI. Rolando Silva Briceño
De la comisión técnica de Seguridad Social del Colegio
Socio de Insight Tax Advisory
rolando.silva@insightta.com


Related Articles

Búsqueda