Veritas Online

Ejercicio Profesional

RIF en las Instituciones Educativas

noviembre 01
09:55 2014

No es novedad que la llamada reforma fiscal 2014 cambió de manera sustancial y sorpresiva el panorama tanto económico como administrativo de varios sectores de la economía mexicana.

Uno de los cambios más relevantes y que menos aparecieron en los reflectores públicos es el referente al régimen fiscal en materia de Impuesto sobre la Renta (ISR) aplicable a las instituciones de enseñanza, que cuentan con autorización o reconocimiento de validez oficial de estudios en los términos de la Ley General de Educación, pero que no reúnen los requisitos para ser consideradas como donatarias autorizadas para efectos de la Ley del ISR.

En efecto, hasta el 31 de diciembre de 2013 las instituciones de enseñanza antes mencionadas eran consideradas como personas morales no contribuyentes del ISR, con independencia si dichas instituciones calificaban o no como donatarias autorizadas para efectos de dicho impuesto.

De esta manera, salvo ciertos supuestos específicos previstos en la ley vigente hasta el 31 de diciembre de 2013, como regla general estas instituciones no debían pagar ISR por los ingresos que obtuvieran.

No obstante, a partir del 1° de enero de 2014, las instituciones de enseñanza en comento que no sean consideradas como personas autorizadas para recibir donativos deducibles en términos de la Ley del ISR, serán contribuyentes de este impuesto conforme a lo establecido en el Título II (“De las Personas Morales Disposiciones Generales”) de la ley de la materia; es decir, dejarán de ser consideradas como no contribuyentes del ISR y deberán cumplir con las obligaciones (incluyendo la de efectuar pagos por concepto de ISR) que normalmente resultan aplicables a las personas morales residentes en México.

Por lo tanto, a partir del 1° de enero de 2014 existen diversas disposiciones fiscales en materia de ISR que las instituciones de enseñanza deberán cumplir por primera vez, lo cual genera, desde nuestro punto de vista, ciertas dudas en relación con el cumplimiento de algunas de esas disposiciones.

Cabe señalar que para mitigar los efectos de la reforma, se han publicado diversas disposiciones fiscales que regulan algunos de los aspectos que generaron confusión respecto del cambio de régimen, además de aclarar situaciones que generaron revuelo en el sector educativo durante los primeros meses del presente año.

Por ejemplo, la autoridad fiscal emitió una regla miscelánea que releva a las instituciones de enseñanza analizadas en este artículo de presentar el aviso ante el Registro Federal de Contribuyentes de actualización de actividades económicas y obligaciones fiscales para ubicarse en el régimen general del Título II de la Ley del ISR. Lo anterior, en virtud de que la autoridad actualizará la situación fiscal de estas instituciones con base en la información existente en el padrón de contribuyentes al 31 de diciembre de 2013.

Asimismo, en una disposición transitoria de la Resolución Miscelánea Fiscal se establece que las instituciones de enseñanza en comento podrán optar por no efectuar pagos provisionales mensuales a cuenta del ISR correspondiente al ejercicio fiscal de 2014, ni presentar las declaraciones mensuales relacionadas con estos pagos provisionales. Lo anterior, en virtud de que el ejercicio fiscal de 2014 será el primer ejercicio en el que tributarán en los términos del Título II de la Ley del ISR.

La disposición transitoria prevé que si las instituciones de enseñanza no ejercen la opción mencionada en el párrafo anterior, podrán efectuar pagos provisionales de ISR a cuenta del impuesto del ejercicio de 2014, para lo cual determinarán el coeficiente de utilidad considerando como utilidad fiscal del ejercicio anterior, el remanente distribuible que hubieran obtenido en el ejercicio anterior conforme a la Ley del ISR vigente en 2013, el cual considerará los ingresos acumulables y las deducciones autorizadas que cumplan con los requisitos fiscales para su deducibilidad en términos de la citada Ley.

Aunque la facilidad anterior aclara algunas de las dudas que se tuvieron en el primer semestre de 2014 respecto de las obligaciones que las instituciones educativas debían cumplir en materia de ISR, aún existen diversos temas a los que dichas instituciones deben enfrentarse y que una aplicación incorrecta de los mismos pudiera tener repercusiones fiscales importantes para dichos contribuyentes, por lo que sería deseable que las autoridades fiscales emitan reglas adicionales que orienten a este tipo de contribuyentes a cumplir cabalmente con sus nuevas obligaciones fiscales en materia de ISR, desde luego observando las garantías y principios constitucionales a los cuales toda norma fiscal debe sujetarse.

Ejemplos de lo señalado en el párrafo son aquellas disposiciones que para su aplicación requieren de información relativa a elementos de la determinación del ISR de ejercicios anteriores, como lo son los límites para la deducción de donativos no onerosos ni remunerativos[1], así como el tratamiento que resulta aplicable a los montos que dichas instituciones educativas no estuvieron en posibilidad de deducir respecto de inversiones en activos fijos adquiridos previo al año 2014.

Otro ejemplo de las disposiciones que consideramos deben ser reguladas con mayor detalle es el relativo a la obligación para las instituciones educativas de determinar el remanente distribuible generado con anterioridad a la entrada en vigor de la nueva Ley del ISR.

En este sentido, existen supuestos en los que pudiera no haber armonía entre las disposiciones que hasta el 31 de diciembre de 2013 regularon a este tipo de instituciones educativas y las disposiciones de la Ley del ISR a las que ahora se encuentran sujetas, como lo son la aplicación o no del ISR adicional (10%) a la entrega de remanentes distribuibles generados antes del ejercicio 2014 (considerando que dichas instituciones de enseñanza no calculaban CUFIN hasta el 31 de diciembre de 2013); o bien, si el remanente distribuible calculado con anterioridad al ejercicio de 2014 que sea entregado a los socios y que haya estado sujeto al pago del impuesto empresarial a tasa única, no se encuentre sujeto a una tributación excesiva, entre otros

CONCLUSIÓN

Aunque la autoridad fiscal realizó un esfuerzo importante mediante la publicación de las reglas administrativas que regulan algunos supuestos que generaban incertidumbre para el cumplimiento de las nuevas obligaciones fiscales en materia de ISR a cargo de las instituciones de enseñanza que no cuenten con autorización para recibir donativos deducibles, consideramos que aún existen otros supuestos que deben regularse para brindar seguridad jurídica a dichos contribuyentes, de tal manera que puedan cumplir adecuadamente con sus obligaciones fiscales.

 

C.P.C. Ernesto Torres García y el Lic. y E.F. Víctor Manuel Maldonado Alcántara

Socios de Chevez Ruiz Zamarripa

etorres@chevez.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: