Veritas Online

Ejercicio Profesional

RIF: El impacto de la Reforma Fiscal

RIF: El impacto de la Reforma Fiscal
noviembre 01
00:30 2014

Con la creación del Régimen de Incorporación Fiscal, el Gobierno Federal quiere atraer a las personas físicas en la informalidad para que se inicien en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias.

La recaudación en nuestro país es muy baja en relación al Producto Interno Bruto (PIB), comparada con la de otros países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), de hecho, como se precisa en el Informe sobre la Competitividad Global 2013-2014 elaborado por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), nuestro país ocupa el lugar 55 de 148 países en el Índice de Competitividad Global respecto de las ventajas que ofrece para incentivar las inversiones. Esto significa que no hemos tenido avance en materia de competitividad, pues si comparamos el ranking del ejercicio 2013, México se ubicó en el lugar 53 de 144 países.

A partir del análisis de variables específicas, el WEF considera como áreas de oportunidad para incrementar la competitividad de nuestro país, la mejora en las condiciones de competencia, la necesidad de fortalecer la calidad del sistema educativo, así como la conveniencia de disminuir la rigidez del mercado laboral, particularmente, con respecto a las prácticas de contratación.

Ante la necesidad de implementar reformas que impacten sustantivamente las condiciones estructurales de la economía y, particularmente, impulsen el crecimiento de su productividad, el Gobierno de la República presentó la tan esperada propuesta de reformas fiscales para el ejercicio 2014, sin embargo, aunque contribuyen estas no combaten del todo la urgente necesidad que tenemos como país de que paguemos impuestos sin excepciones.

Por otra parte, de acuerdo con el estudioPaying Taxes 2014, elaborado por el Banco Mundial y la firma PwC, México se ubica en el sitio 53 de 189 países, considerando las facilidades otorgadas por el Gobierno Federal para pagar impuestos. Los contribuyentes en México utilizan en promedio 334 horas al año para pagar sus impuestos, considerando seis declaraciones que se presentan al fisco, mientras que el país mejor posicionado en este rubro es Emiratos Árabes Unidos con 12 horas en promedio al año, teniendo en cuenta que se presentan cuatro declaraciones en el mismo periodo de tiempo, y el país en donde se invierte un mayor número de horas al año es Brasil, con 2 mil 600 horas, considerando que se presentan nueve declaraciones en promedio al año. Respecto de la tasa promedio con que se gravan las actividades de las empresas, en el caso de México está estimada en 53.7 por ciento.

Además de las reformas fiscales, se requiere una reforma hacendaria integral que contemple ampliar la base de los contribuyentes

Conforme a lo anterior, es necesario continuar adoptando esquemas tributarios que faciliten el pago de impuestos. Adicionalmente, se requiere implementar no solo reformas fiscales, sino más bien, una reforma hacendaria integral que contemple propuestas encaminadas no solo a ampliar la base de los contribuyentes –la cual sabemos que de los 53 millones de personas de la Población Económicamente Activa (PEA), 29.6 millones se encuentran inmersos en la economía informal, aproximadamente un 60%, con la preocupación de que este fenómeno es creciente y de que no se están tomando las medidas para contenerlo y revertirlo–, sino también a recargar más la recaudación en impuestos indirectos para que sea posible disminuir la tasa del Impuesto Sobre la Renta (ISR), así como establecer una serie de medidas que promueva la inversión y, sobre todo, que contemple la transparencia y rendición de cuentas de los funcionarios públicos.

RESULTADOS DE LA REFORMA FISCAL

De acuerdo con el Informe Tributario y de Gestión relativo al primer semestre de 014, dado a conocer por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), los ingresos del Gobierno Federal alcanzaron un total de 1 millón 425 mil 755 pesos, monto 3.8% superior en términos reales al obtenido en 2013.

Particularmente, los ingresos tributarios no petroleros registraron un incremento real de 11.4%, de los cuales el ISR aumentó 6.9% real, mientras que el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) aumentó 18.2% real, principalmente por la ampliación de la base del impuesto a bebidas saborizadas, alimentos no básicos con alta densidad calórica y carbono, y finalmente, el Impuesto al Valor Agregado (IVA) fue mayor en 17.1% real, principalmente por la ampliación de la base asociada a la reforma hacendaria vigente a partir de este año.

Particularmente los ingresos tributarios no petroleros registraron un incremento real de 4.0%, de los cuales el ISR aumentó 7.6% real, mientras que el IEPS registró una recaudación por 1,739 millones de pesos, principalmente en los impuestos a cerveza y bebidas refrescantes, bebidas saborizadas y alimentos de alto contenido calórico. En enero de 2014 se registraron ingresos adicionales por el adelanto de operaciones en diciembre de 2013 ante la entrada en vigor del nuevo marco tributario, mientras que el IVA fue mayor en 19.2% real, principalmente, por la ampliación de la base asociada a la reforma hacendaria vigente a partir de este año.

Con respecto al programa de la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) 2014, los ingresos del Gobierno Federal fueron superiores en 95,753.8 millones de pesos.

Asimismo, de acuerdo con el Informe Tributario y de Gestión del SAT, al mes de junio de 2014, el padrón de contribuyentes estuvo conformado por 43.7 millones, lo que significó un aumento de 4.3 millones de contribuyentes (10.8%) respecto al mismo periodo de 2013, lo cual se debió a la incorporación al régimen de 93,543 personas morales, 1.7 millones de personas físicas y 2.4 millones de asalariados.

Como se puede observar, las cifras han incrementado respecto de las del año pasado, lo anterior obedece a que los cambios fiscales vigentes para el ejercicio de 2014, tuvieron precisamente como objetivo incrementar la recaudación al eliminar el régimen de consolidación fiscal, y seguramente una vez presentada la declaración del ejercicio 2014 por parte de los contribuyentes, se verá reflejada también la limitación en diversas deducciones como: la de automóviles, consumos en restaurantes, arrendamiento de vehículos, prestaciones de previsión social otorgadas a los trabajadores, entre otras.

EL IMPACTO DEL RIF

Con la reforma fiscal para 2014 se creó un nuevo régimen denominado Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), aplicable a las personas físicas que realicen únicamente actividades empresariales o que presten servicios por los que no se requiera para su realización título profesional, en sustitución de diversos regímenes fiscales aplicables a las personas físicas con actividades empresariales con ingresos de hasta 2 millones de pesos anuales (general e intermedio) y el Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos).

Para cumplir con las obligaciones fiscales, el SAT diseñó la herramienta electrónica Mis cuentas

La intención de esta reforma es que a través del RIF las personas físicas antes citadas, inicien el cumplimiento de sus obligaciones fiscales en un esquema que les permita cumplir fácilmente con sus obligaciones tributarias, tener acceso a servicios de Seguridad Social y crear un punto de entrada para los negocios a la formalidad, tanto en el ámbito fiscal como en el de la Seguridad Social.

Este régimen tiene como características principales que sería cedular y de aplicación temporal durante un periodo de hasta 10 años, otorgando descuentos en el pago del ISR del 100% en el primer año, disminuyendo paulatinamente a lo largo de los 10 años, sin posibilidad de volver a tributar en el mismo. Al décimo primer año, estos contribuyentes se incorporarán al régimen general de personas físicas con actividad empresarial. Asimismo, dichos contribuyentes efectuarán pagos definitivos bimestrales y el ISR a pagar se determinaría sobre una utilidad fiscal basada en flujo de efectivo.

Para cumplir con sus obligaciones fiscales, el SAT diseñó la herramienta electrónica denominada Registro fiscal o Mis cuentas, disponible en el portal de internet de dicho organismo, en donde podrán generase las facturas electrónicas, llevar su contabilidad de manera sencilla y presentar sus declaraciones de impuestos.

Sin duda la intención es buena, toda vez que este nuevo régimen a cambio de descontar el monto del ISR a pagar de manera gradual por el periodo de 10 años, condiciona dichos descuentos a la entrega regular al SAT de la información del total de sus ingresos y erogaciones, incluyendo los relacionados a interacciones con contribuyentes que pertenecen a otros regímenes fiscales, lo cual, se traducirá en que una vez concluido el periodo señalado, la autoridad fiscal incorporará en su padrón de contribuyentes a los que se encuentran en la economía informal.

No obstante lo anterior, en la práctica no todas las personas físicas con ingresos menores tienen acceso a internet para cumplir con sus obligaciones fiscales, además de que el aprendizaje para el manejo eficiente de la herramienta electrónica les llevará tiempo y el hecho de que tengan que emitir factura electrónica bimestralmente interfiere en el interés de las personas físicas para incorporarse a este régimen.

Mtro. y P.C.FI. Eduardo Marroquín Pineda

Presidente de la Comisión Fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México, A.C.

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: