Veritas Online

Recientes

CEESP: Retos de la economía

CEESP: Retos de la economía
febrero 13
08:58 2017

Mientras la atención se concentra en como las autoridades mexicanas, apoyadas por todo el sector privado, que han puesto en las mesas diversas propuestas para hacer frente a las políticas que pueda implementar el gobierno de los Estados Unidos, simultáneamente, un factor interno como la corrupción parece consolidarse como uno de los principales factores que pueden inhibir el ritmo de crecimiento económico.

Ante esta situación, la percepción mundial coloca a nuestro país en niveles considerablemente bajos en el ranking mundial en materia de corrupción, lo que puede incidir negativamente en la opinión de los inversionistas a la hora de tomar la decisión del destino de su inversión. Aunado a esto, es evidente que México resentirá una disminución en los flujos de capital provenientes de empresas estadounidenses ante las amenazas del presidente electo Donald Trump.

Recientemente Transparencia Internacional dio a conocer los resultados de su reporte sobre el Índice de Percepción de la Corrupción 2016, en el que se le asigna a nuestro país una calificación de 30 puntos de 100, que resultó 5 puntos menor que el resultado del 2015, situación que llevó a nuestro país a perder 28 lugares en el ranking mundial para ubicarse en la posición 123 de un universo de 176 países.

Esto es preocupante, puesto que el hecho de que la opinión sobre la corrupción en México sea tan negativa, puede ser una considerable desventaja respecto a sus principales socios comerciales. La seguridad jurídica es un activo importante que todo país debe fortalecer constantemente si su objetivo es consolidarse como un destino atractivo, pero sobre todo seguro para la inversión.

El deterioro en la percepción sobre la corrupción en México lo llevó a colocarse entre los países peor calificados en prácticamente todas las clasificaciones que muestra el reporte de Transparencia Internacional. Al interior de la OECD, organismo fundado en 1961 y del cual México forma parte desde 1994, nuestro país ocupó el último lugar de los 35 países que actualmente la integran, en materia de percepción de la corrupción. Lo mismo sucedió al interior del grupo de 11 países que componen el TPP.

Dentro del G20, en donde México también es miembro, ocupó el penúltimo lugar en el índice de percepción de la corrupción, solo por arriba de Rusia. Otro grupo importante es el formado por los países emergentes que se integran en los grupos de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) y los MINT (México, Indonesia, Nigeria y Turquía), dentro de los cuales México ocupó el lugar 7 dentro de estos nueve países.

Es obvio que los esfuerzos hechos en materia de reformas en contra de la corrupción y la implementación del Sistema Nacional Anticorrupción no fueron lo suficientemente efectivas para contrarrestar el efecto de los escandalosos e indignantes casos recientes de corrupción de funcionarios públicos, pero sobre todo de la tibieza con que se han investigado, intensificando el malestar social y acrecentando la percepción sobre los niveles de corrupción.

La ausencia de estado de derecho, la debilidad de las reglas del juego, así como de las instituciones encargadas de aplicar las leyes, ha propiciado que el desánimo que existe entre empresas y hogares por los enormes niveles de corrupción e impunidad, se fortalezca como un factor adicional que puede limitar el ritmo de avance de la actividad productiva del país.

Evidentemente, esto lleva a la necesidad inmediata de establecer mecanismos e instrumentos para eliminar lo más rápido posible los enormes niveles de corrupción, impunidad e inseguridad, factores que siempre van de la mano. Es por ello que instituciones fuertes, transparentes, pero sobre todo independientes, son esenciales para hacer cumplir las leyes y proteger el estado de derecho.

Trabajar en ello no implica distraerse de la tarea de cómo hacer frente a la política fiscal y comercial que tiene planeado instrumentar el gobierno estadounidense. Actuar en contra de la corrupción debe ser parte integral de todas las políticas que decida aplicar nuestro país con el objetivo de fortalecer la estabilidad macroeconómica y estimular el crecimiento y la generación de empleos. Cualquier país con un sólido estado de derecho es destino ineludible para la inversión, nacional y extranjera.

El incremento en los precios de combustibles al inicio del año, propició que la inflación anual se elevara hasta 4.72% en enero, porcentaje que además de salir del rango establecido por el Banco de México de 3 +/- 1 punto porcentual, fue el más alto desde septiembre del 2012. El panorama apunta a que los combustibles seguirán aumentando de precio como consecuencia de mayores costos ante la posibilidad de un aumento de los precios del petróleo y la volatilidad el tipo de cambio, de tal manera que esto ha llevado a ajustar los pronósticos de inflación para todo el 2017 a niveles de 5.25%, de acuerdo con el pronóstico de los especialistas del sector privado recopilada en la Encuesta de Expectativas del Banco de México.

Esto implica que con estos niveles de inflación, la ganancia real del salario mínimo, el cual se decidió elevar en 9.6% al inicio del año, respondiendo a un aumento combinado de 4 pesos y un incremento de 3.9% que lo llevó a 80.04 pesos por día, es decir, 7 pesos más que al cierre de diciembre, sea equivalente a menos de la mitad del aumento inicial. Asimismo, se autorizó un aumento para los salarios profesionales de 3.9%, el cual es evidente que con los niveles de inflación esperados, al finalizar el año significará una pérdida del poder adquisitivo.

Como ya lo anticipaban los especialistas, el significativo aumento de las expectativas inflacionarias y la preocupación de que se presenten efectos de segundo orden, como ya se aprecia en la evolución de los diferentes subíndices de inflación, llevó al Banco de México a tomar la decisión de incrementar en 50 puntos base su tasa de interés de referencia para ubicarla en 6.25%, aun cuando la Reserva Federal mantuvo la suya sin cambio en su reunión de la semana pasada.

La tasa de interés juega un papel importante, toda vez que contribuye para que la balanza de pagos esté lo más equilibrada posible, debido a que por una parte inhibe en buena medida la salida de la inversión financiera extranjera y por otra, contribuye a reducir la demanda por importaciones, de tal manera que evita que el tipo de cambio tenga que ser la principal fuente de ajuste y proteger las reservas internacionales.

Sin embargo, esta medida tiene sus costos: el aumento de las tasas de interés, si bien beneficia a la cuenta financiera de la balanza de pagos, su incidencia negativa en el consumo puede llevar a un debilitamiento del ritmo de crecimiento de la actividad económica.

El entorno general ha llevado a la confianza empresarial y de los consumidores a sus niveles históricamente más bajos, lo cual puede tener un efecto negativo en las decisiones de inversión y de consumo, afectando la evolución del mercado interno, que hasta ahora ha sido el principal motor del crecimiento.

El ambiente en el que se desarrollan las empresas y los hogares es fundamental para fortalecer la estabilidad macroeconómica, estimular la inversión, el consumo y mejorar la posición de México como un país atractivo y seguro, con instituciones fuertes y capaces de hacer cumplir el estado de derecho.

MÉXICO

Durante enero los precios al consumidor reportaron un incremento de 1.70%, lo que significó su mayor alza desde enero 1999. Como ya se esperaba, el origen de este resultado fue principalmente el incremento de los precios de las gasolinas y del gas LP, que en conjunto generaron poco más del 70% del aumento del indicador general. De esta manera la inflación anual fue de 4.72%, ubicándose por primera vez desde el cierre del 2014, fuera del rango objetivo del Banco de México de 3.0% +/- 1 un punto porcentual. El subíndice no subyacente, que tuvo una alza quincenal de 5.14%, fue el que específicamente resintió el ajuste de los precios de los combustibles. Con este comportamiento, su comparación anual se elevó a 7.40%. Por su parte, el subíndice subyacente amentó 0.58% en enero, que fue su mayor alza desde el mismo mes del 2014. con esto, su comparación anual fue de 3.84%, la más alta desde junio del 2010.

Retos 1

Los precios al productor también se vieron afectados de manera importante en el primer mes del presente año, toda vez que el indicador general, excluyendo petróleo tuvo un incremento mensual de 2.08%, lo que significó su mayor avance en toda la serie que inicia en 2004. De esta manera, la variación anual del índice de precios al productor fue de 9.81%, también la más alta en toda la serie. En las actividades secundarias fue donde se concentró el mayor aumento de precios al reportar una alza mensual de 3.42% y una anual de 14.12%, seguida del sector servicios, en donde se observó un aumento mensual de 0.39% y uno anual de 3.74%. En el sector primario se reportó una baja mensual de 1.56%, aunque en términos anuales tuvo un incremento de 6.20%.

Retos 2

De acuerdo con las cifras del INEGI, la actividad industrial se debilitó en los últimos meses del año, de tal manera que en diciembre reportó una disminución mensual de 0.1%, después de que en noviembre se mantuvieses sin cambio. De esta manera, su comparación anual también muestra una caída de 0.1%. El debilitamiento mensual de la actividad industrial respondió a la caída de 1.4% en la actividad minera y de 0.3% en la construcción, como consecuencia de cifras negativas en la extracción de petróleo y gas (2.4%), así como en la de edificación (2.1%), respectivamente. La generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y gas por ductos al consumidor aumentó en el mes 0.5% y la manufactura 0.6%.

Retos 3

ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA

El Census Bureau informó que en diciembre el déficit comercial (bienes y servicios) de los Estados Unidos fue de 44.3 mil millones de dólares (mmd), cifra que resultó inferior tanto a la estimación del mercado que anticipaba un déficit de 45 mmd como al resultado del mes previo que fue un saldo negativo de 45.7 mmd. La reducción del déficit reflejó un aumento mensual de 5 mmd en las exportaciones versus uno de 3.6 mmd en las importaciones. La fuerza de las ventas al exterior se concentró en bienes de capital, excepto automotriz, que en el mes aumentaron en 3.3 mmd, mientras que las importaciones en este rubro solo aumentaron en 1 mmd. Durante el 2016 la balanza de bienes acumuló un déficit de 750 mmd, resaltando el desbalance con China que fue de 347 mmd, seguido del déficit de 146.3 mmd con la Unión Europea, de 68.9 mmd con Japón y de 63.2 mmd con México.

Retos 4

Cifras de la Reserva Federal indican que durante diciembre pasado, el crédito al consumo aumentó en 14,200 millones de dólares, cifra que además de ser la más baja desde febrero 2016 estuvo significativamente por debajo de la estimación del mercado que esperaba una aumento de 19,400 md y del dato del mes previo cuando tuvo una alza de 25,200 md. El resultado del crédito al consumo en diciembre respondió a un aumento de 11,800 md en el crédito no revolvente y de 2,400 md en el revolvente.

Retos 5

El Departamento del Tesoro informó que durante enero del presente año el balance gubernamental fue superavitario en 51,300 millones de dólares (md), cifra inferior 3,900 al superávit reportado en igual mes del año pasado. En enero los ingresos totales ascendieron a 344,100 md, monto que superó en 30,500 md los recursos obtenidos en igual mes del año pasado. No obstante, los gastos totales sumaron 292,800 md, 34,400 más que un año antes. El déficit gubernamental acumulado de los últimos doce meses fue de 583,900 md.

 Retos 6

ANÁLISIS ECONÓMICO EJECUTIVO

Retos 7

 

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado
www.ceesp.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: