Veritas Online

Ámbito Universitario

Reto del docente integrador: Hologogía en las Ciencias Contables

Reto del docente integrador: Hologogía en las Ciencias Contables
mayo 30
14:13 2014
  1. Los modelos educativos evolucionan del tradicional a uno donde exista una estructura armónica que atienda también el sentido humano y se convierta en una formación integral.

La vertiginosidad con la que están transcurriendo nuestros días nos hace cada vez más difícil actualizar, adaptar métodos, técnicas, estrategias y normativas, especialmente en la enseñanza como docentes de las ciencias contables.

Hasta ahora, el docente se ha centrado en los objetivos y contenidos de las asignaturas, los cuales deben ser alcanzados por el estudiante para la aprobación de una materia o la obtención de un título académico. Sin embargo, hoy se hace necesario incorporar “otros” aspectos para definir “una nueva educación”, como las estrategias pedagógicas, sean docentes o de investigación.

Esto se hace indispensable porque pudiéramos llegar como otras veces a la curiosa paradoja en la cual se ha cambiado el pensum, habiéndose incluso aprobado ante las autoridades universitarias correspondientes y los docentes continúan facilitando y enseñando sus clases de la misma manera y los alumnos asumiendo las mismas actitudes de siempre.

Actualmente no debería suceder, toda vez que los avances más recientes en disciplinas como la psicología educativa, las neurociencias, la ciencias cognitivas, las tecnologías de la comunicación e información han incidido en los cambios más paradigmáticos del método docente.

Por ejemplo en el campo de la sociología humanista e incluso transpersonal, se han magnificado las íntimas relaciones entre los procesos de aprendizajes y los estados de conciencia, al igual de la llamada relación mente-cuerpo.

Esto cambia el enfoque educativo, pues surge la necesidad de revisar a profundidad la relación de estas vertientes con la educación que les impartimos a nuestros alumnos. Los avances en las ciencias cognitivas han dado a conocer la forma en que la mente opera dentro de un proceso de enseñanza-aprendizaje, incluyendo cómo nuestros alumnos perciben, se sensibilizan, y analizan de manera lógica los contenidos, lo cual debería conducir a que ellos tengan una visión del “todo integrado” y no de cada una de sus partes; sin olvidar que los retos planteados deban ir a la mano con la tecnología de la comunicación e información, justificándose entonces la implementación de nuevos paradigmas de enseñanza que requieran modelos holísticos. Por estas razones, han surgido tendencias modernas en materia de educación, entre otras, la hologogía.

EVOLUCIÓN CONSTANTE

La hologogía (del griego holo, íntegro, entero, todo; y gogía, conducción formación) significa reconocer el valor integral de la persona humana y reafirmar que la educación se establece entre humanos, presente unos frente a otros, lo que significa que la actitud y el ejemplo son elementos insustituibles en el hecho educativo.

Esto no solo tonificaría la actividad docente, sino que también permitiría un intercambio más intenso entre los seres humanos que son al final los que están continuamente en contacto directo. La hologogía está centrada en una visión universal de la persona, como ser en evolución constante, en la realización pasada, presente y futura, en una actitud que reivindica lo fundamental de su naturaleza holística.

Bajo esta comprensión se debe tener en cuenta que la formación hologogía es continua, que en todas las edades debe ser vista desde la prisma de la formación y este concepto obliga a recrear, a inventar currículas didácticas, métodos, técnicas, estrategias, incluso locaciones, recursos, administración, evaluación, procesos, etcétera.

En consecuencia, la hologogía expresa la necesidad de diseñar una estructura educativa armónica, que atienda a cada quien en su condición y medio donde se desenvuelve, bien sea en el ambiente estudiantil como profesional.

El docente como integrador debe ser capaz de reconocer, desde la perspectiva educativa, en una persona a todas las personas y, en todas las personas, el sentido del género humano, es decir, el docente debe desarrollar técnicas de enseñanzas-aprendizajes, que partan de la comprensión holística del ser humano.

La hologogía permite que el docente entienda al alumno como humano y lo comprenda como el principio, centro y fin de la actividad formativa.

LA CLAVE

La hologogía, así como la persovisión, que debe poseer todo docente, le permite entender al alumno como humano y como el principio, el centro y fin de la actividad formativa y comprender que está concebida por humanos, diseñada para ellos y ejecutada por ellos, donde debe existir la reflexión en las actitudes de los alumnos, entender y aceptar sus procesos sustentados en las posibilidades propias y las potencialidades de cada uno.

El docente universitario, especialmente el que está dedicado a la enseñanza de las materias que conforman la currícula de la carrera de Contaduría Pública, debe entender que el conocimiento se adquiere y se genera de variadas maneras, depende mucho de la sensibilidad hermenéutica del perceptor y de las condiciones de integralidad, correspondiente a cada quien.

En la hologogía, los procesos de enseñanza, llámense procesos de aula o de virtualismo académico, no ocurren bajo una sola forma, o según un único patrón regulador, sino a partir de la complejidad, la multidisciplinariedad y la multidimensionalidad. Esto nos llevará a entender que existen alumnos cuya condición para aprender está asociada con el Gestalt.

La aplicación educativa del Gestalt está enfocada en el pensamiento “productivo” (solucionar problemas), se destaca la función del entendimiento, la comprensión del significado de las reglas como la teoría del cargo y del abono en el caso de la Contabilidad o en el conocimiento práctico de lo que es una cuenta real de una cuenta nominal, la naturaleza de las cuentas, entre otros ejemplos. El docente en su función de integrador debe propiciar bajo este método, que el estudiante comprenda los conceptos antes de que los memorice.

A parte del método Gestalt, el docente podrá tener alumnos con otras condiciones y maneras distintas de aprender, como la intuición, lo más llamativo; hay quienes aprenden más con ejemplificaciones, mientras otros prefieren mecanismos de verificación empírica; otros entienden más con las operaciones matemáticas, abstractas, o simbolización o imaginación.

A parte del método Gestalt, el docente podrá tener alumnos con otras condiciones y maneras distintas de aprender, como la intuición, lo más llamativo; hay quienes aprenden más con ejemplificaciones, mientras otros prefieren mecanismos de verificación empírica; otros entienden más con las operaciones matemáticas, abstractas, o simbolización o imaginación.

En todo tipo de conocimiento, como en toda actividad asociada al aprendizaje, el docente integrador debe preveer la posibilidad para quien enseña, de hacerlo de varias maneras, tomando en cuenta estilos de aprendizajes basado en el aprendizaje perceptual, intelectivo, volitivo, situacional y la didáctica holística.

Por Lic. Leisy Rumbos de Jiménez

Integrante de la Comisión de Docencia del

Colegio de Contadores Públicos de México

leisy_elena@hotmail.com

 

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: