Veritas Online

Económico y Financiero

CEESP: Resultados de la encuesta de ocupación y empleo

CEESP: Resultados de la encuesta de ocupación y empleo
agosto 20
08:09 2018

A pesar del bajo ritmo de crecimiento de la actividad económica, cifras recientes del INEGI muestran una mejora importante en la evolución del mercado laboral al reportar un significativo aumento en la población ocupada y, por ende, una tendencia a la baja en la tasa de desocupación.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) al segundo trimestre del año, la población ocupada en el país sumó un total de 53 millones 785 mil 257 personas, lo que significó un aumento de 1 millón 586 mil 646 ocupados respecto al mismo trimestre del año pasado.

Esto contribuyó para que la población desocupada, que comprende a las “personas de 15 y más años de edad que en la semana de referencia buscaron trabajo porque no estaban vinculadas a una actividad económica o trabajo“, disminuyera en 12 mil personas respecto al año pasado al sumar un total de 1 millón 858 mil 160 en el segundo trimestre del presente año. Como porcentaje de la Población Económicamente Activa (PEA) la desocupación representó 3.3% porcentaje que, si bien es dos décimas de punto porcentual mayor al del trimestre previo, se mantiene como una de las más bajas desde que se inició la publicación de la serie en 2005.

Si bien es cierto que la única manera de reducir la pobreza es la creación de empleos, también lo es el hecho de que para mejorar el bienestar de los hogares, estos empleos deben ser de calidad, es decir, que tengan un registro formal con un ingreso que permita satisfacer las necesidades familiares y que cuente con servicios de salud.

No obstante, aun cuando la ocupación ha aumentado, se deben seguir haciendo esfuerzos por mejorar la calidad de los puestos de trabajo. Un indicador que refleja esta necesidad es el que se relaciona con la población subocupada, que concentra a todas aquellas “personas de 15 y más años de edad que tienen la necesidad y disponibilidad de ofertar más horas de trabajo de lo que su ocupación actual les permite”. Según los resultados de la ENOE, al segundo trimestre del año la subocupación concentró a un total de 3 millones 828 mil 60 personas, lo que significó un aumento de 54 mil 866 respecto al mismo trimestre del año pasado. Como porcentaje de la Población Ocupada la subocupación representó 7.1%, que es el más elevado en los últimos cuatro trimestres. Esto, además de reflejar en parte la precariedad del empleo, puede considerarse como la segunda aproximación de los puestos de trabajo que requieren la población, además de la desocupación.

Al sumar la población desocupada y subocupada, se tiene en principio que en el país se requiere empleo de calidad para un total de 5 millones 686 mil 220 personas, es decir, 42 mil 846 más que el año pasado.

Si bien esta cifra ya es elevada, el bajo crecimiento de la economía ha dificultado la posibilidad de conseguir un empleo, independientemente de si es formal o no. Este entorno ha llevado a un número considerable de personas a desistir de la búsqueda de un empleo por considerar que no tenían oportunidad para ello, pero tienen interés en trabajar. Las cifras del INEGI indican que en este estatus se encuentra un total de 5 millones 568 mil 494 personas, cifra que, a pesar de ser inferior en 233 mil 619 personas en comparación con el año pasado, refleja la necesidad de fortalecer la actividad productiva del país con el objetivo de facilitar la generación de empleos formales de calidad.

Al sumar estas cifras (desocupados, subocupados y disponibles) se obtiene lo que se define como brecha laboral, y da una idea mucho más exacta del total de puestos de trabajo de tiempo completo y calidad que requiere la población. Bajo este concepto, se tiene que, al segundo trimestre del presente año, la economía mexicana requiere un total de 11 millones 254 mil 714 empleos para satisfacer las necesidades de los hogares. Dada la composición de este concepto, se requiere una cifra que funcione como denominador homogéneo para calcular el porcentaje de la brecha laboral. Para ello se obtiene lo que se define como Fuerza Laboral Disponible, que concentra al total de la PEA más la Población No Económicamente Activa Disponible. De esta manera se tiene que el porcentaje de la brecha laboral equivale a 18.4%.

Aunque la creación de nuevos empleos es fundamental en el proceso de reducir la pobreza, estos deben ser de calidad para mejorar el bienestar de las familias con un ingreso suficiente y con prestaciones sociales. Sin embargo, las cifras indican que los empleos que se han generado se siguen concentrando en los niveles salariales más bajos, agudizando la precariedad del mercado laboral y poniendo en riesgo la dinámica del consumo.

Del total de ocupados reportados en el último año, 1 millón 138 mil 764 de personas se ocuparon con ingresos de hasta un salario mínimo y 1 millón 168 mil 369 lo hicieron con un ingreso de más de uno y hasta dos salarios mínimos. Por el contrario, el universo de ocupados que perciben ingresos de más de dos y hasta tres salarios mínimos se redujo en 1 millón 200 mil 191 personas. Aunque el segmento de ocupados con ingresos de más de 3 y hasta 5 salarios mínimos aumentó en 381 ml 109, el grupo de quienes reciben más de cinco salarios mínimos se redujo en 357 mil 215 personas.

Evidentemente la precariedad del mercado laboral es un factor que puede contribuir a limitar un mayor ritmo de crecimiento de la actividad productiva del país, debido a que el consumo depende en buena medida de esto.

Sin duda el principal generador de empleos es el sector privado, pero para que esto se fortalezca, es fundamental que las empresas perciban un ambiente de negocios que sirva como estímulo para invertir y crear más puestos de trabajo de calidad.

Las necesidades de la población son evidentes, sin embargo, los incentivos para invertir y generar empleos han sido limitados. Bajo crecimiento económico, ausencia de estado de derecho, corrupción, impunidad, inseguridad, exceso de regulación y otros factores más que siguen ganando terreno y limitando la posibilidad de un entorno más amigable para los negocios. Hay que insistir en que la inversión es la principal fuente de generación de empleos de calidad y la mejor forma de reducir la pobreza.

MÉXICO 

El INEGI dio a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) al segundo trimestre del año, en la que señala que con base en cifras desestacionalizadas, la tasa de desocupación se ubicó en 3.3%, porcentaje similar al del mes previo y junto con este, los más bajos desde el último trimestre del 2005. No obstante, la precariedad del mercado laboral sigue siento una preocupación. Este se puede observar en la evolución de diversos indicadores. La tasa de desocupación, que es el porcentaje de la población ocupada que tiene la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual le permite fue de 7.0%, una décima más que el trimestre previo. Por su parte, la informalidad laboral se elevó a 56.9%, superior tanto a la cifra del trimestre previo como a la del mismo lapso del año pasado. La tasa de condiciones críticas, que es el porcentaje de la población ocupada que se encuentra trabajando menos de 35 horas a la semana por razones de mercado, más la que trabaja más de 35 horas semanales con ingresos mensuales inferiores al salario mínimo y la que labora más de 48 horas semanales ganando hasta dos salarios mínimos fue de 15.1%, que si bien es dos décimas menor a la del primer trimestre del año, se mantiene como una de las más altas desde que se inició la serie en 2005.

La actividad manufacturera sigue siendo una de las principales generadoras de empleos. Cifras del INEGI indican que en junio el personal ocupado creció 0.2% respecto al mes previo, lo que significó su sexto mes consecutivo con variaciones positivas. En su comparación anual, el personal ocupado en la industria manufacturera se incremento 2.9%, porcentaje que a pesar de ser ligeramente inferior al del mes previo, contribuyó para mantener variaciones positivas desde marzo del 2010.

ESTADOS UNIDOS 

El Departamento de Comercio informó que durante julio las ventas al menudeo registraron un aumento de 0.5%, porcentaje que además de superar el avance de 0.2% del mes precio, estuvo muy por arriba del pronóstico del mercado que anticipaba un aumento de solo 0.1%. El mayor dinamismo se observó en las ventas de servicios de preparación de alimentos y bebidas que aumentaron 1.3%, seguidas de las ventas de estaciones de gasolina y de tiendas de alimentos y bebidas, que se incrementaron en 0.8% en ambos casos. Por el contrario, la categoría más débil fue la venta de artículos deportivos, pasatiempos, instrumentos musicales y librerías, que cayó 1.7%. De acuerdo con los especialistas, este comportamiento de las ventas al menudeo puede ser un aporte importante para las proyecciones del PIB del tercer trimestre.

El reporte mensual de la Reserva Federal señala que durante julio la actividad industrial se incrementó en 0.1%, cifra que estuvo tres décimas por debajo de la estimación del mercado y fue mucho menor a la ganancia de 1.0% que tuvo un mes antes. No obstante, respecto al mismo mes del año pasado la producción creció 4.2%. La producción minera se contrajo 0.3% en julio, después de que en junio creciera 2.9%. A pesar de ello su variación anual fue positiva en 12.9%. Por su parte, el índice de servicios públicos disminuyó 0.5%, que fue su tercera caída consecutiva. Por su parte, la industria manufacturera creció en el mes 0.1%, que fue suficiente para compensar las caídas mensuales de las otras actividades. En términos anuales la manufactura creció 2.8%.

De acuerdo con el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano, durante julio la construcción de vivienda nueva, a tasa anual con cifras ajustadas, sumó 1.168 millones de unidades, cifra que si bien superó modestamente el dato del mes previo, resultó inferior a las 1.256 millones de viviendas que anticipaba el mercado. Por su parte, el número de permisos para construcción sumó 1.311 millones, muy cerca de la estimación del mercado (1.316 millones) y por arriba del dato del mes previo.

AGENDA ECONÓMICA

INDICADORES FINANCIEROS SEMANALES 

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado
www.ceesp.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: