Veritas Online

Ejercicio Profesional

Responsabilidad penal de personas morales: Herramienta contra el fraude fiscal

Responsabilidad penal de personas morales: Herramienta contra el fraude fiscal
noviembre 01
07:00 2016

Con esta nueva ’figura de responsabilidad penal, la persona moral, en su carácter de contribuyente, deberá responder por las consecuencias de los delitos fi’scales en los que se vea involucrada.

La globalización ha propiciado la creación de nuevas instituciones impulsadas por corporaciones internacionales, las que mueven el capital, los bienes y principalmente la tecnología, fomentando una creciente mercantilización de la vida social; donde los empresarios desempeñan un papel clave por el simple hecho de tener el poder para privar a la sociedad de sus recursos materiales.

En el libro ¿Qué es la globalización? Falacias del globalismo, respuestas a la globalización, Ulrich Beck advierte que hoy las empresas operan globalmente sin que exista algún poder que les contrapese, lo que les ha permitido reconquistar y volver a disponer del poder negociador político y social, moderado por el capitalismo democráticamente organizado, gobernando sus actos en una simple premisa: business as usual (simples negocios), lo que produce diversas consecuencias.

En el ámbito penal, la globalización promueve la aparición de nuevas formas de delincuencia organizada, llevadas a cabo en el seno de las empresas o sociedades, lo que ha generado la necesidad de un cambio al considerar a las empresas como sujetos penalmente responsables susceptibles de ser sancionados.

La tendencia en Europa considera la necesidad del instrumento penal para hacer frente a la criminalidad de las empresas, y México no escapa a esta tendencia que se refleja en las modificaciones a nuestros ordenamientos penales (Artículos 11 y 11 Bis del Código Penal, así como los artículos 421 A 425 Código Nacional de Procedimientos Penales), que hoy regulan la responsabilidad penal de las personas morales. Entre las modificaciones, que se publicaron el 17 de junio pasado, destacan:

  • El incremento de los delitos por los que se puede imputar responsabilidad penal a las personas morales.
  • El carácter de víctima u ofendida que se atribuye a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en los procedimientos penales y los juicios relacionados con los delitos fiscales, y que en tal carácter, los abogados hacendarios podrán actuar como sus asesores jurídicos dentro de dichos procedimientos.
  • Que las personas jurídicas serán penalmente responsables respecto de aquellos delitos cometidos a su nombre, por su cuenta o en su beneficio, o a través de los medios que ellas proporcionen, y cuando además se haya determinado que existió inobservancia del debido control en su organización.

Stock Vector isolated illustration hacker, hacker sits near computer, hacker steals data base, thief in black, thief stole, thief on white background, thief black mask, criminal, crime, robbery, theft

Cabe destacar que la responsabilidad penal de las personas jurídicas no se extinguirá cuando esas se transformen, fusionen, absorban o escindan. En estos casos, el traslado de la pena podrá graduarse atendiendo a la relación que se guarde con la persona jurídica originariamente responsable del delito. Tampoco se extingue la responsabilidad penal a través de su disolución aparente, cuando continúe su actividad económica y se mantenga la identidad sustancial de sus clientes, proveedores, empleados, o de la parte más relevante de todos ellos.

Incluso cuando las personas jurídicas se transformen, fusionen, absorban o escindan, su responsabilidad penal no se extinguirá”.

En cuanto a las penas que se les pueden imponer a las personas morales, encontramos: a) la suspensión de sus actividades; b) la clausura de sus locales o establecimientos; c) la prohibición de realizar en el futuro las actividades en cuyo ejercicio se haya cometido o participado en su comisión; d) la inhabilitación temporal; e) la intervención judicial para salvaguardar los derechos de los trabajadores o de los acreedores, f) la amonestación pública y g) la disolución de la empresa.

Dentro de los delitos cuya responsabilidad se puede imputar a las personas morales, destacan los delitos fiscales sobre defraudación fiscal y la defraudación fiscal equiparable, regulados respectivamente en los artículos 108 y 109 del Código Fiscal de la Federación. Así las cosas, no cabe duda que con la figura de la responsabilidad penal de las personas morales y los cambios incorporados en los ordenamientos penales, se consolidan importantes herramientas para el combate al fraude fiscal, ya que la persona moral en su carácter de contribuyente será directamente responsable de enfrentar las consecuencias de los delitos fiscales en los que se vea involucrada.

Dr. José de Jesús Gómez Cotero
Socio Director de Gómez Cotero Abogados, S.C.
jjgc_gca@prodigy.net.mx

 

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

Twitter

Cuando se habla de corrupción, la atención se centra en la corrupción gubernamental, desvíos de recursos y malversación de fondos por parte de los funcionarios públicos; sin embargo, se dejan de lado los efectos colaterales que este gran problema presenta.
https://t.co/hFzZrla84H

El riesgo de no cumplir la ley antilavado:
El presente artículo resuelve dudas que las empresas se suelen plantear sobre si adecuarse a la ley y qué pasa en caso de incumplir con sus lineamientos.
https://t.co/u3f74HzexH

Comparto mi columna en ⁦@VeritasOnlineMX⁩ sobre el evento conmemorativo del #DíaInternacionalContraLaCorrupción. #UnidosContraLaCorrupción ⁦@UNODC_MX⁩ ⁦@Coparmex⁩ ⁦@Irma_Sandoval⁩ ⁦@CorinRobertson⁩ https://t.co/FTDdUZpOFG

Llevar tu empresa a la Bolsa Mexicana de Valores podría parecer un sueño lejano y complicado, pensando en costos, tiempo o incluso, en el proceso requerido, pero puede lograrse a través de las facilidades de programas o por diferentes apoyos.
https://t.co/xo6BucAK3x

Load More...
A %d blogueros les gusta esto: