Veritas Online

Ejercicio Profesional

Repatriación de capitales: Incentivos para reactivar el crecimiento

Repatriación de capitales: Incentivos para reactivar el crecimiento
abril 01
07:36 2017

Las personas físicas y morales obtendrán beneficios fiscales si los ingresos y las inversiones que se retornen al país y se inviertan en territorio nacional permanecen en México por un plazo de al menos dos años.

Como ya se había anticipado y con la expectativa que se ha generado derivado de la situación económica y financiera por la cual se encuentra el país en estos momentos, el 18 de enero de 2017, el Ejecutivo emitió un decreto por el que se otorgan beneficios fiscales a las personas físicas y morales que realicen la repatriación de recursos para invertirlos en el país. Es importante mencionar que dichos beneficios se han otorgado desde 2009 con el propósito de incentivar el retorno del capital en el extranjero para reactivar el crecimiento económico del país.

El presente decreto estará vigente hasta el 30 de junio de 2017, y se destaca su operación como sigue: las personas físicas o morales residentes en México y las residentes en el extranjero con establecimiento permanente en el país podrán optar por pagar el impuesto aplicando la tasa de 8%, sin deducción alguna, al monto total de los ingresos provenientes de inversiones directas e indirectas que hayan mantenido en el extranjero hasta el 31 de diciembre de 2016, cabe mencionar que dicha opción no será aplicable cuando se trate de ingresos producto de una actividad ilícita.

En primera instancia, el estímulo está destinado a las ganancias que se generen por las inversiones realizadas; no obstante, quien se acoja a este estímulo deberá estar en posibilidades de comprobar que en su momento se pagó impuesto por el capital del cual derivan los ingresos, y en caso de no ser así, podrá pagarse el impuesto respectivo también aplicandola tasa de 8%, retornando esos recursos al país e invirtiéndolos en activos calificados.

Se considera que se invierten los recursos en el país cuando, por ejemplo, hay acciones emitidas por personas morales residentes en México.”

Los ingresos y las inversiones que se retornen al país y se inviertan en territorio nacional deberán permanecer invertidos por un plazo de al menos dos años contados a partir de la fecha en que se retornen. La inversión de los citados recursos deberá realizarse durante el ejercicio fiscal de 2017, donde la persona moral deberá acreditar que la inversión incrementó el monto de sus inversiones totales en el país.

Se considera que se invierten los recursos en el país, cuando se destinen a cualquiera de los siguientes fines:

  • Adquisición de bienes de activo fijo que sean deducibles para efectos del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y que sean utilizados por los contribuyentes para la realización de sus actividades en el país, sin que se enajenen en un periodo de dos años a partir de la fecha de su adquisición.
  • Adquisición de terrenos y construcciones ubicados en México que sean utilizados por los contribuyentes para la realización de sus actividades, sin que puedan enajenar en un periodo de dos años, contados a partir de la fecha de adquisición.
  • Investigación y desarrollo de tecnología, considerándose a las inversiones destinadas directa y exclusivamente a la ejecución de proyectos propios del contribuyente que se encuentren dirigidos al desarrollo de productos, materiales o procesos de producción, que representen un avance científico o tecnológico.
  • El pago de pasivos que hayan contraído con partes independientes con anterioridad a la entrada en vigor del presente decreto, el pago de contribución eso aprovechamientos, así como al pago de sueldos y salarios derivados de la prestación de un servicio personal subordinado en territorio nacional.
  • En la realización de inversiones en México a través de instituciones de crédito o en casas de bolsa, que formen parte del sistema financiero mexicano.
  • En acciones emitidas por personas morales residentes en México.

Para la aplicación de d icho decreto se establecen ciertas obligaciones que se deberán cumplir, que entre otras son:

  • Los contribuyentes deberán demostrar que los recursos se recibieron del extranjero y que por las inversiones realizadas, de las cuales deriva el ingreso,se haya efectuado el pago del impuesto respectivo, en caso contrario, los contribuyentes podrán optar por pagar el impuesto en los términos del citado decreto; adicionalmente, deberán conservar los comprobantes de los depósitos o inversiones realizados en territorio nacional,así como del pago del impuesto correspondiente durante un plazo de cinco años, contado a partir de la fecha del pago de dicho impuesto.
  • Las personas morales que opten por aplicar los beneficios establecidos en este decreto, deberán calcular la utilidad fiscal que corresponda al monto total de los recursos repatriados; dicha utilidad fiscal se disminuirá con el impuesto pagado por el total de los recursos repatriados y se podrá adicionar al saldo de la Cuenta de Utilidad Fiscal Neta (CUFIN).
  • La utilidad fiscal deberá considerarse para determinar la renta gravable que sirva de base para la determinación de la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas.
  • La aplicación de los beneficios establecidos en el presente decreto no dará lugar a devolución, acreditamiento o compensación alguna.

Es importante mencionar que el decreto no establece que las autoridades fiscales tengan la obligación de publicar el listado de contribuyentes que aplicaron el decreto, como lo fue anteriormente.

C.P.C., M.I. y P.C.FI. Juan Ignacio Rivero Celorio

Integrante de la Comisión Fiscal Internacional y Socio en Rivero & Olivares

Contadores Públicos, S.C.

jirivero@ryo.com.mx

 

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: