Veritas Online

Ejercicio Profesional

Regulación. Participación de los Trabajadores en las Utilidades

Regulación. Participación de los Trabajadores en las Utilidades
abril 26
15:56 2018

El pago de la Participación de los Trabajadores en las Utilidades es un derecho de los empleados, que debe ser cubierto en mayo por las empresas que directamente tengan a su cargo trabajadores y que en el ejercicio inmediato anterior las hayan generado.

La obligación por parte de las empresas de pagar la Participación de los Trabajadores en las Utilidades a sus trabajadores se encuentra prevista a nivel constitucional, en específico en el Artículo 123 apartado A fracción IX de nuestra Constitución, en la cual se establece que la base para el reparto de la PTU será la renta gravable de conformidad con las disposiciones de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR).

En efecto, el procedimiento previsto en el artículo 9 de la LISR será el procedimiento aplicable para la determinación de la base gravable para efectos de la PTU, sin disminuir para estos efectos la propia PTU pagada en el ejercicio ni las pérdidas fiscales pendientes de aplicar de ejercicios anteriores.

En relación a la tasa o porcentaje aplicable a la base para el reparto de la PTU, la propia Constitución menciona que será una comisión tripartita (trabajadores, patrón, gobierno) la encargada de determinar este porcentaje y que el mismo deberá ser publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF); actualmente este porcentaje es de 10%, pero las empresas pueden fijar un porcentaje mayor.

Cabe mencionar que el citado porcentaje fue publicado el 3 de febrero de 2009, en el DOF y que a la fecha no ha sido modificado.

Asimismo, en caso de que las condiciones económicas del país sean favorables, la propia comisión podrá fijar una tasa mayor y también esta comisión tripartita (trabajadores, patrón, gobierno) está facultada para realizar investigaciones y estudios para conocer las condiciones económicas del país para estos efectos (inflación, Producto Interno Bruto, etc.).

Si bien el pago de la PTU se encuentra regulada a nivel constitucional, de igual manera encuentra sustento en la legislación federal, en específico en la Ley Federal del Trabajo (LFT) en sus artículos 117 a 123, los cuales en mayor o menor medida establecen la misma regulación que la prevista en nuestra Constitución.

PROCEDIMIENTO PARA FORMULAR OBJECIONES

El procedimiento para formular objeciones respecto de la base y cálculo de la PTU, una vez presentada la declaración anual por parte del empleador, se encuentra prevista en el artículo 121 de la Ley Federal del Trabajo (LFT), misma que establece que dentro de los 10 días posteriores a la presentación de la declaración anual, el patrón deberá poner a disposición de los trabajadores, tanto la declaración anual de impuestos como sus anexos.

En caso de que el sindicato o la mayoría de los trabajadores tengan objeciones respecto de la base para el reparto de la PTU, las harán del conocimiento del Servicio de Administración Tributaria (SAT), el cual debe de dar una respuesta por escrito una vez que concluya el procedimiento de fiscalización.

En caso de que el SAT emita una resolución de la cual se desprendan modificaciones para la determinación de la base de la PTU, el patrón deberá dar cumplimiento a la misma dentro de los 30 días hábiles siguientes aun cuando con posterioridad la impugne.

Con independencia de lo anterior, en caso de que con posterioridad a la presentación de la declaración anual el SAT modifique la utilidad gravable, el reparto deberá efectuarse en un plazo de 60 días posteriores a que se haya determinado tal modificación, salvo que el reparto adicional sea impugnado y garantizado, caso en el cual se suspenderá el adicional hasta en tanto se dicte sentencia firme.

En caso de que parte del importe de las utilidades no sea reclamada o repartida a los trabajadores, las mismas serán sumadas a la utilidad repartible del año siguiente.

  • Reparto de la PTU. Conforme al artículo 123 de la LFT, una vez determinada la utilidad repartible, se hará en dos partes:
  1. La primera se repartirá por igual entre todos los trabajadores, tomando en consideración el número de días trabajados por cada uno en el año, independientemente del monto de los salarios
  2. La segunda se repartirá en proporción al monto de los salarios devengados por el trabajo prestado durante el año.
  • Integración del salario. Para efectos de la PTU, el salario que se integrará para tales efectos única y exclusivamente será la cantidad que perciba cada trabajador en efectivo por cuota diaria. No se consideran como parte de él las gratificaciones, percepciones y demás prestaciones a que se refiere el artículo 84 de la LFT, ni las sumas que perciba el trabajador por concepto de trabajo extraordinario.
  • Determinación del reparto. Previo a la determinación en la declaración anual de la base que servirá para el reparto de la PTU, una comisión formada por trabajadores y representantes del patrón formulará un proyecto de reparto, conforme al procedimiento y disposiciones antes señaladas, tomando en cuenta los días laborados por los trabajadores, así como el salario devengado por cada trabajador durante el año.
    En caso de que no exista acuerdo en la comisión bipartita respecto del proyecto, el inspector del trabajo decidirá cuál será el proyecto que servirá de base para el reparto de utilidades.

Una vez que se haga del conocimiento de los trabajadores el proyecto de reparto, estos pueden formular objeciones ante la propia comisión dentro de los 15 días contados a aquel en se haya hecho del conocimiento de los trabajadores el proyecto de reparto, y una vez formuladas las objeciones, la comisión deberá resolverlas de igual manera dentro de un plazo de 15 días.

La Constitución señala que la tasa o porcentaje aplicable a la base para el reparto de la PTU será una comisión tripartita la encargada de determinarla y se publicará en el DOF”.

EMPRESAS EXCEPTUADAS

Conforme al artículo 126 de la LFT, las siguientes empresas estarán exentas del pago de la PTU:

[I] Las empresas de nueva creación, durante el primer año de funcionamiento; cabe señalar que el primer año de funcionamiento no necesariamente coincidirá con el ejercicio fiscal, por lo que una empresa de nueva creación podría estar exenta del pago de la PTU en dos ejercicios fiscales.

[II] Las empresas de nueva creación, dedicadas a la elaboración de un producto nuevo, durante los dos primeros años de funcionamiento.

[III] Las empresas de industria extractiva, de nueva creación, durante el periodo de exploración.

[IV] Las instituciones de asistencia privada, reconocidas por las leyes. Esta excepción resulta lógica, ya que por su naturaleza una institución de asistencia privada no genera utilidades.

[V] El Instituto Mexicano del Seguro Social y las instituciones públicas descentralizadas con fines culturales, asistenciales o de beneficencia.

[VI] Las empresas que tengan un capital menor del que fije la Secretaría del Trabajo y Previsión Social por ramas de la industria, previa consulta con la Secretaría de Economía. La resolución podrá revisarse total o parcialmente, cuando existan circunstancias económicas importantes que lo justifiquen.

Conforme a una resolución emitida por la Secretaría del Trabajo publicada en el DOF el 19 de diciembre de 1996, también se encontrarán exceptuadas aquellas empresas cuyo capital y trabajo generen ingresos declarados para efectos del Impuesto Sobre la Renta no sean superiores a $300 mil.

PERSONAS EXCLUIDAS A RECIBIR

[I] Los directores, administradores y gerentes generales de las empresas no participarán en las utilidades; cabe señalar que única y exclusivamente el director general, el administrador general y los gerentes generales se encontrarán excluidos del reparto de la PTU, al entenderse que más allá de ser empleados son representantes del empleador; sin embargo, todos los demás, directores, administradores y gerentes sí tienen derecho al reparto.

[II] Los demás trabajadores de confianza participarán en las utilidades de las empresas, pero si el salario que perciben es mayor del que corresponda al trabajador sindicalizado de más alto salario dentro de la empresa, o a falta de este al trabajador de planta con la misma característica, se considerará este salario aumentado en 20%, como salario máximo.

[III] El monto de la participación de los trabajadores al servicio de personas cuyos ingresos deriven exclusivamente de su trabajo, y el de los que se dediquen al cuidado de bienes que produzcan rentas o al cobro de créditos y sus intereses, no podrá exceder de un mes de salario; este es el caso de las sociedades civiles en virtud de que por su naturaleza los ingresos que perciben derivan exclusivamente del trabajo intelectual que desarrollan sus socios o asociados y demás miembros.

[IV] Las madres trabajadoras, durante los periodos pre y postnatales, y los trabajadores víctimas de un riesgo de trabajo durante el periodo de incapacidad temporal, serán considerados como trabajadores en servicio activo; es decir, estos días serán computados como laborados para efectos del reparto de utilidades.

[V] Los trabajadores del establecimiento de una empresa forman parte de ella para efectos de PTU, por lo que conforme a este supuesto pudiera concluirse que tienen derecho a percibir un reparto de PTU, conforme a la utilidad generada por la matriz y no por la sucursal.

[VI] En la industria de la construcción, después de determinar qué trabajadores tienen derecho a participar en el reparto, la Comisión a que se refiere el artículo 125 adoptará las medidas que juzgue conveniente para su citación.
[VIII] Los trabajadores domésticos no participarán en el reparto de utilidades.

[VII] Los trabajadores eventuales tendrán derecho a participar en las utilidades de la empresa cuando hayan trabajado 60 días durante el año, por lo menos. No necesariamente deben ser continuos, toda vez derivado de un trabajo temporal, una persona pudiera haber laborado en conjunto 60 días o más y sería acreedor a recibir la parte proporcional del reparto de la PTU.

SUBCONTRATACIÓN

Cabe hacer mención especial al régimen de subcontratación laboral, así como al concepto de unidad económica, misma que surgió a partir de la tesis, cuyo rubro señala lo siguiente: “Contrato civil de prestación de servicios profesionales. Si a través de él un tercero se obliga a suministrar personal a un patrón real con el compromiso de relevarlo de cualquier obligación laboral, ambas empresas constituyen la unidad económica a que se refiere el artículo 16 de la LFT  y, por ende, las dos son responsables de la relación laboral para con el trabajador.”

De dicha tesis se desprende que para efectos laborales la empresa es una unidad económica de producción o distribución de bienes o servicios.

En estos casos en los que la empresa es considerada una unidad económica, una empresa es la proveedora de fuerza trabajo a través de un contrato civil de prestación de servicios y la otra aporta la infraestructura y el capital, lográndose el servicio producido.

En estos casos, ambas son responsables de la relación laboral con el trabajador, sin embargo, en el régimen de subcontratación el contratista ejecuta obras con su personal y trabajadores propios, por lo que NO existe una relación laboral, la cual debe ser directa y por tiempo indeterminado, razón por la cual única y exclusivamente en caso de que los trabajadores subcontratados tuvieran una relación de subordinación respecto de la empresa que los subcontrata pudiera considerarse que la misma es responsable solidaria y que por lo tanto se encuentra obligada a pagar utilidades a dichos trabajadores.

En efecto, en estos casos al existir subordinación directa por parte del contratante, los trabajadores, más allá de ser subcontratados, deberían ser considerados como trabajadores propios de la contratante, al ser ella misma la que da instrucciones directas y los supervisa.

CONCLUSIONES

[1] El reparto de la PTU es un derecho de los trabajadores consignado a nivel constitucional.

[2] Los trabajadores tienen derecho a formar comisiones bipartitas para formular el proyecto del reparto de utilidades, así como para inconformarse.

[3] El empleador se encuentra obligado a proporcionar copia de la declaración anual de la cual se desprenda la renta gravable que será usada para el reparto de utilidades, así como los anexos que hayan sido usados para formular la declaración.

[4] En caso de que el sindicato o la mayoría de los trabajadores se encuentren inconformes con los datos consignados en la declaración anual que servirán de base para el reparto de la PTU, podrán formular objeciones ante el SAT.

[5] Existen diversos casos en que excepcionalmente algunas empresas quedarán exceptuadas del reparto de la PTU, así como personas que a pesar de tener una relación laboral se encuentren excluidas de percibir este beneficio laboral.

[6] No en todos los casos de subcontratación laboral el contratante es responsable solidario de la relación laboral con el trabajador, dentro de la cual se incluiría el reparto de la PTU, sino única y exclusivamente existe responsabilidad solidaria en aquellos casos en que el contratante dé instrucciones directas y ejerza funciones de supervisión respecto de los trabajadores subcontratados.

Lic. Agustín Durán Becerra
Integrante de la Comisión de Desarrollo Profesional Fiscal 3 del Colegio de Contadores Públicos
aduran@dmiabogados.mx

 

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: