Veritas Online

Salud Fiscal

Regulación digital, enfoque económico

Regulación digital, enfoque económico
octubre 31
2019

A la espera de cambios, adecuaciones y precisiones que fijen el marco legal y recaudatorio que se aplicará a personas físicas con representación nacional y en el extranjero.

Los desafíos fiscales derivados de la digitalización de la economía se identificaron como uno de los principales ejes de actuación dentro del Plan de Acción contra la Erosión de la Base Imponible y el Traslado de Beneficios (BEPS, por sus siglas en inglés), del cual deriva la Acción 1 del proyecto, por lo que el gobierno mexicano incluyó dentro de la Resolución Miscelánea Fiscal (RMF) ciertas reglas con el objeto de regular la recaudación del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA) por la prestación de servicios de transporte terrestre de pasajeros y la entrega de alimentos preparados a través de plataformas digitales.

Según se señala en la exposición de motivos de la reforma fiscal planteada al Congreso de la Unión para el ejercicio fiscal 2020, se propone adicionar diversos capítulos tanto en la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR) como enla Ley del Impuesto al Valor Agregado (LIVA), las cuales no tienen por objeto regular aspectos técnicos o jurídicos de la economía digital ni establecer impuestos nuevos, sino que los contribuyentes en situaciones análogas, con operaciones similares, estén a niveles impositivos parejos.

ISR

Se propone su inclusión en el Título IV “De las personas físicas” del Capítulo II “Actividades empresariales” y en la LISR, una nueva “Sección III” para gravar a los contribuyentes que sean personas físicas con actividades empresariales que enajenen bienes o presten servicios a través de internet, plataformas tecnológicas, aplicaciones informáticas y similares que estén en la oferta y demanda de bienes y servicios proporcionados por terceros, por los ingresos que generen (incluidos aquellos pagos por concepto adicional).

El impuesto se determinará sobre el total de ingresos por conducto de los medios mencionados, y se pagará con la retención según la tabla asignada(Sección III), efectuada por personas morales residentes en México o el extranjero,con o sin permanencia.

Los contribuyentes que sólo tengan ingresos de estas actividades y no excedan los 300 mil pesos, sin considerar otros por concepto de salarios e intereses,podrán considerar la retención como pago definitivo. Se excluyen dichos ingresos del Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) y se considera que el nuevo esquema de retención no es compatible con las reglas de esa sección.

IVA

Se plantea un nuevo Capítulo III BIS de la LIVA. La Sección I “Disposiciones generales” regula el marco de prestación de servicios digitales por residentes en el extranjero sin establecimiento en México a través de aplicaciones o contenidos digitales a través de internet u otra red que pudieran o no requerir intervención humana, siempre que se cobre contraprestación.

Dicha propuesta aplica al consumo final en hogares o uso individual de:
1. Descarga o acceso a imágenes, películas, texto, información, video, audio y juegos; no aplica a libros, periódicos y revistas electrónicos.
2. Intermediación entre terceros que ofrezcan bienes o servicios y los demandantes de los mismos, que se gravará conforme a la sección mencionada.
3. Clubes en línea y páginas de citas.
4. El almacenamiento de datos.
5. La enseñanza a distancia.

Se considera servicio prestado en territorio nacional si el receptor manifiesta un domicilio ubicado en la nación, realiza el pago mediante un intermediario ubicado en el país o si la dirección IP usada por los dispositivos del receptor se encuentra en México. Se incluyen obligaciones a los residentes en el extranjero sin establecimiento en México que proporcionen servicios digitales:
a) Inscribirse en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC)
b) Ofertar y cobrar, conjuntamente con el precio de sus servicios, el IVA.
c) Proporcionar al Servicio de Administración Tributaria (SAT) información sobre el número de servicios u operaciones realizadas en cada mes.
d) Emitir y enviar a los receptores de los servicios digitales el Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI).
e) Designar representante legal y domicilio nacional para notificación y vigilancia del cumplimiento de las obligaciones fiscales.

Procura incluir la Sección II “De los servicios digitales de intermediación entre terceros” asentando que los intermediarios deben retener 50% del IVA cobrado alas personas físicas que enajenen bienes, presten servicios u otorguen uso o goce temporal; es decir, 8%, y se aplica sobre el precio antes del IVA, se debe enterar a más tardar el día 17 del mes siguiente a aquél en que se hubiese efectuado el cobro.
Estas reglas del ISR e IVA serían aplicables a partir de abril de 2020, el SAT emitirá reglas de carácter general a más tardar el 1 de marzo de 2020.

ANTECEDENTES BEPS

En la actualidad, productos y servicios pueden proporcionarse a los clientes a través de plataformas tecnológicas para facilitar el surgimiento de nuevos tipos de negocios por medio de la economía digital, caracterizada por basarse en activos intangibles, así como el uso masivo de datos, la adopción general de modelos comerciales de varias facetas y la dificultad de determinar la jurisdicción bajo la que tiene lugar la creación de valor.

Derivado de esto, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicó el 5 de octubre de 2015 los 15 Reportes Finales BEPS, donde se abordan los desafíos fiscales que plantea la economía digital, así como medidas para regularla (Acción 1).

El Grupo de Expertos sobre la Fiscalidad de la Economía Digital (GEFED), órgano auxiliar del Comité de Asuntos Fiscales (CAF), elaboró un informe en septiembre de 2014 que detallaba los problemas planteados por la economía digital en el contexto de BEPS y sus posibles soluciones.

La Acción 1 analizó y clasificó distintos tipos de categorías: comercio electrónico,tiendas de aplicaciones, publicidad en línea, computación en la nube,plataformas participativas en red, negociación de alta frecuencia y servicios de pago en línea.

En dicha Acción destaca la existencia de un nexo y la capacidad de las empresas multinacionales en la era digital para tener presencia económica en otras jurisdicciones sin estar sujetas a gravámenes. Otro punto relevante es cómo calificar los ingresos generados por los nuevos modelos de negocio digitales,así como la problemática recaudación de impuestos indirectos cuando se adquieren productos en plataformas digitales.

El reporte reconoció las dificultades y carencias del entorno actual para implementar una solución definitiva, ya que no ofrece una solución global consensuada, lo que llevaría a una proliferación de acciones unilaterales por cada país que afectarían los sistemas fiscales mundiales, la inversión mundial y el crecimiento económico, por lo que el reporte continuará hasta finales del ejercicio fiscal de 2020, bajo dos pilares:
1. Reasignación de beneficios y reglas revisadas de “nexo”:Explorará soluciones para determinar dónde se debe pagar el impuesto y sobre qué base, así como qué parte de los beneficios podría o debería ser gravado en las jurisdicciones donde los clientes o los usuarios se encuentran (asignación de beneficios).
2. Mecanismo mundial contra la erosión de la base imponible: Analizará el diseño de un sistema para garantizar que las empresas multinacionales que participen en la economía digital paguen un mínimo de impuestos mediante la implementación de regulaciones que contrarresten la desviación de utilidades a países de baja o nula imposición.

PROPUESTA DEL PAQUETE ECONÓMICO 2020

Pese a que aún no se cuenta con un reporte final sobre la Acción 1 BEPS, las autoridades fiscales mexicanas emitieron reglas que controlan la recaudación del ISR e IVA de los participantes de la economía a través de medios digitales.

En septiembre, el ejecutivo federal presentó iniciativas de decreto que  reforman disposiciones de la LISR, LIVA, la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (LIEPS) y el Código Fiscal de la Federación (CFF), en el que menciona que la digitalización de la economía trae beneficios como la generación de competencias y pretende mejorar el marco legal y tributario del país.

CONCLUSIONES

Incluso cuando la propuesta presentada por el ejecutivo federal debe aprobarse por el Congreso de la Unión y pudiera tener cambios, no incluye impuestos nuevos a entidades o figuras jurídicas extranjeras, e impone obligaciones a los residentes en el extranjero.

Habrá que esperar la solución consensuada de la OCDE en 2020 para regular el marco fiscal mexicano, así como considerar aspectos como la potestad tributaria de cada país a fin de considerar dónde se localizan los usuarios finales de los servicios digitales.

L.C.P.C.Jorge León Manzanilla Cañizares
De la comisión técnica de Investigación Fiscal del Colegio
Socio en Franco, Cervantes, Andrade & Manzanilla
jmanzanilla@fcam.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: