Veritas Online

Salud Fiscal

Registro de accionistas ante el SAT, implicaciones de no dar aviso

Registro de accionistas ante el SAT, implicaciones de no dar aviso
octubre 01
2020

A partir del 1.º de enero de 2020 se introdujo una nueva obligación para las sociedades, que consiste en revelar sus cambios en la estructura accionaria.

Este nuevo mandato nace de la intención de las autoridades fiscales de combatir eficientemente a las empresas que se constituyen únicamente con el fin de facturar o deducir operaciones inexistentes, de acuerdo con la Reforma Fiscal para 2020.

De ese modo, se establecieron nuevos lineamientos de fondo, en el Código Fiscal de la Federación (CFF), y de forma, en la Resolución Miscelánea Fiscal para 2020 (RMF 2020). En particular, se incluyeron cambios, reformas y adiciones al artículo 27 del CFF, agrupando la información en tres apartados:

  • Sujetos y sus obligaciones específicas.
  • Catálogo general de obligaciones.
  • Facultades de la autoridad fiscal.

En relación con lo establecido sobre la actualización de socios y accionistas, en el citado artículo, en su apartado B, fracción VI, se incluyó la obligación de presentar un aviso en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC), a través del cual se informe el nombre y la clave de los socios o accionistas, cada vez que se realice alguna modificación o incorporación respecto de éstos, en términos de lo que establezca el reglamento del CFF.

Cabe mencionar que, al cierre de edición, aún se encontraba pendiente la emisión de las disposiciones relativas en el reglamento del CFF para su cumplimiento; sin embargo, esto fue subsanado a través de la regla 2.4.19 de la RMF 2020, que señala la forma de presentar el «Aviso de actualización de socios y accionistas», conforme a la ficha de trámite 295/CFF, contenida en el anexo 1A, dentro de los treinta días hábiles después de que se realice el supuesto correspondiente ante la Administración Desconcentrada de Servicios al Contribuyente (ADSC).

Por otro lado, el artículo Cuadragésimo Sexto Transitorio de la RMF 2020 considera que las personas morales que no tuvieran actualizada la información de sus socios o accionistas ante el RFC, debieron presentar el aviso al que hace referencia la regla 2.4.19, con información de la estructura con la que se encuentren en ese momento, por única ocasión a más tardar el 30 de junio de 2020.

Multas y otras consecuencias

Es importante mencionar que se considera una infracción relacionada con el RFC no presentar los avisos al registro en los plazos indicados o hacerlo de manera extemporánea, según dispone la fracción III del artículo 79 del CFF; por lo que en términos de la fracción II del artículo 80 del mismo, se impondrán multas que van de 4 mil 200 a 8 mil 390 pesos.

El artículo 73 del CFF señala que no se impondrán multas fuera de los plazos señalados por las disposiciones fiscales, siempre y cuando las obligaciones se realicen en forma espontánea. Éste aclara también que se considerará que el cumplimiento no es espontáneo, en los casos cuando la omisión sea descubierta por las autoridades fiscales.

Es posible tomar en cuenta que la presentación espontánea del “Aviso de actualización de socios o accionistas” otorga el beneficio al contribuyente de liberarlo de la imposición de multas, a menos que su presentación sea a requerimiento de la autoridad.

Por otra parte, a partir del 1.º de enero de 2020 se adicionó al CFF el artículo 17H bis, mediante el que se confiere facultad a la autoridad fiscal para restringir temporalmente el certificado de sello digital para la expedición de Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI), entre otros supuestos, cuando se detecta una o más de las conductas infractoras previstas en los artículos 79, 81 y 83 del CFF, realizadas por el contribuyente titular del certificado de sello digital.

En consecuencia, y adicional a las multas que pueda generar el incumplimiento de la obligación de presentar el “Aviso de actualización de socios o accionistas”, la autoridad fiscal podrá restringir de manera temporal el certificado de sello digital para la expedición de CFDI. Este procedimiento se aplicará antes de que quede sin efectos o sea cancelado el certificado.

En este caso, el tributante podrá aportar las pruebas que a su derecho convengan, mediante una solicitud de aclaración, para que al siguiente día se restablezca el uso de dicho certificado. Sin embargo, si derivado de la valoración realizada por la autoridad fiscal respecto de la solicitud de aclaración del contribuyente, se determina que éste no subsanó las irregularidades detectadas, o bien, no desvirtuó las causas que motivaron la restricción provisional del certificado de sello digital, la autoridad podría emitir una resolución en la que quede sin efectos, en forma definitiva, el certificado de sello digital.

Finalmente, se recomienda tener presente el cumplimiento de presentar el “Aviso de actualización de socios o accionistas” en el plazo y forma que señalan las disposiciones fiscales antes mencionadas, ya que se trata de una obligación.

En el caso de incumplimiento, se debe considerar hacerlo en forma espontánea, siempre y cuando no haya sido descubierto o medie algún requerimiento por parte de la autoridad fiscal, ya que hacerlo así libera al contribuyente de la imposición de multas, e incluso de la restricción temporal o cancelación del sello digital. Con ello se elimina el riesgo de estar impedido de emitir CFDI, lo que mermaría de forma inmediata la capacidad económica para generar ingresos y cubrir los gastos de la operación.

C.P.C., P.C.FI. y M.A. Roberto Iván Colín Mosqueda
Integrante de la comisión de Desarrollo Profesional Fiscal 2 del Colegio
Socio en AktionTax Business Consulting, S.C.
roberto.colin@aktiontax.com

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: