Veritas Online

Entorno

Reforma en Telecomunicaciones ¿Un nuevo mapa político-empresarial?

septiembre 01
00:08 2014

Después de las reformas, las nuevas reglas del juego están claras, pero aún está por definirse cómo se desarrollará la competitividad y cómo será la nueva correlación entre empresas.

Después de un intenso proceso de negociación política en el que los principales jugadores de las telecomunicaciones y la radiodifusión desplegaron una amplia gama de recursos para evitar que las leyes reglamentarias de la reforma constitucional afectaran de modo sustancial sus intereses, el proceso legislativo concluyó con la aprobación en la Cámara de Diputados del nuevo marco jurídico para la industria.

Hay nuevas reglas del juego y, de acuerdo con ellas, los actores preponderantes (Televisa en el caso de la radiodifusión y América Móvil en el de telecomunicaciones), serán objeto de una regulación asimétrica dirigida a alentar una mayor competencia. Se impondrán a ambos duras reglas que mermarán sus ganancias: ambas deberán compartir con sus competidores su infraestructura. Televisa deberá permitir que las pequeñas televisoras locales o las empresas de cable puedan transmitir, sin pago de por medio, los contenidos transmitidos por televisión abierta (por ejemplo, partidos de futbol) y América Móvil no podrá cobrar a sus competidores por servicios de interconexión.

Esta sola consecuencia de la reforma ilustra sus bondades potenciales, pues propicia un piso más parejo para la competencia, pero también genera importantes incentivos para que los actores preponderantes busquen dejar de serlo y así evitar los costos derivados de la regulación asimétrica, como lo ilustra el anuncio de América Móvil sobre buscar la desincorporación de una parte de sus activos para dejar de ser preponderante. Es obvio que este anuncio no es el fruto de una reacción inmediata a la reforma, sino que puede ser visto como un bien meditado plan B.

Entre los beneficios más evidentes que puede obtener América Móvil de su estrategia de desincorporación de activos, sobresale dejar de ser preponderante y, por tanto, objeto de la regulación asimétrica. Su participación en el mercado, que en promedio ronda 70%, deberá reducirse en alrededor de 30 puntos porcentuales.

Asimismo, al perder el carácter de preponderante, América Móvil habrá satisfecho el principal requisito para modificar su título de concesión y así poder entrar al mercado de la televisión e integrar una unidad de negocio que ofrezca el llamado cuádruple play: telefonía fija, móvil, internet y televisión. La venta de sus activos podrá financiar el ingreso al negocio de la televisión, América Móvil no solo continuará, sino que reforzará su estrategia de expansión a otros mercados. Su presencia es ya significativa en varios países de América Latina e incluso en Estados Unidos; ahora la apuesta está orientada a Europa y, en especial, a Europa central y oriental, tal como lo ejemplifica la adquisición de activos de la empresa austriaca Telekom.

Una vez dados a conocer los planes del grupo de Carlos Slim, queda por ver quiénes serán los nuevos jugadores en telecomunicaciones. Por la magnitud de las inversiones requeridas y por la complejidad que presupone participar en el sector de las telecomunicaciones, resulta claro que serán una o dos grandes empresas internacionales las que adquieran los activos ofrecidos por América Móvil.

Este nuevo actor tendrá una presencia de entre 25 y 30% en el mercado, en tanto América Móvil podría quedar con 45 %. Mucho se ha especulado que AT&T sería el nuevo jugador. Cabe, a este respecto, señalar que hasta hace poco esta empresa era socia de América Móvil y que esta le compró su participación accionaria. Esta aclaración viene a cuento ante un eventual escenario de simulación de competencia para eludir la preponderancia.

Este hecho ilustra que, en la práctica, el éxito de la reforma dependerá de que el ente regulador, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), actúe con base en criterios técnicos claros y cuente con verdadera autonomía y fuerza jurídico-política para hacer valer sus fallos ante jugadores tan poderosos.

Habrá también que ver cuáles serán las reacciones de Televisa, TV Azteca y sobre todo de los otros jugadores del sector, como Iusacell, Nextel y Axtel. En el corto plazo, estas empresas obtendrán el beneficio de no pagar por la interconexión y ahorrarán alrededor de 6 mil millones de pesos.

Se prevé que sean tres actores de peso en el mercado: Televisa, América Móvil y un tercero formado por la alianza entre empresas de menor tamaño

De hecho, la ley estipula que América Móvil deberá informar al IFT de sus planes de venta de sus activos y sus posibles compradores. A partir de la recepción de esta información, el ente regulador contará con un plazo de cuatro meses para dar luz verde al plan, el cual tendrá un plazo de ejecución de un año. Cumplido este, el IFT verificará que haya condiciones efectivas de competencia y solo entonces la empresa de Carlos Slim dejaría de ser preponderante y objeto de regulación asimétrica.

Sin embargo, si la desincorporación resulta exitosa, al cabo de 16 meses, los jugadores de menor tamaño, que concentran en conjunto 30% del mercado, dejarán de beneficiarse del no pago por interconexión, y enfrentarán la competencia de dos grandes jugadores (América Móvil y el adquiriente de sus activos desincorporados).

Algunos analistas prevén un acomodo mayúsculo en el mercado, que podría consistir en la fusión de algún tipo de alianza entre los actores de menor tamaño. Es decir, se podría llegar a conformar un mercado fuertemente competido entre tres actores de peso, aunque en ciertos nichos podrían subsistir exitosamente algunas pequeñas empresas.

Esta reforma implicará más competencia, pero en función de la complejidad tecnológica de la industria y de la magnitud de las inversiones requeridas, será entre grandes actores con trayectoria exitosa en el mercado internacional. Se vislumbra así una nueva correlación de fuerzas; una reconfiguración del mapa político y empresarial del país, así como de las redes de relación entre estos jugadores y la economía global. La reforma energética sin duda reforzará estas tendencias.

Lic. Pedro Javier González G.
Director de Seminario Político
pj1999glez@gmail.com

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: