Veritas Online

Ética de Negocios

Redes Sociales en el trabajo: Un riesgo con costos elevados

Redes Sociales en el trabajo: Un riesgo con costos elevados
abril 29
14:48 2014

Pasar el tiempo en las redes sociales como Facebook y Twitter parece ser normal en la mayoría de los trabajos. Sin embargo, las empresas tienen que ocuparse de los riesgos, mientras que los empleados deberán considerar las consecuencias de sus publicaciones.

El Centro de Recursos de Ética (ERC, por sus siglas en inglés) ha llevado a cabo encuestas a nivel nacional de las actitudes éticas, conocimiento y creencias de la fuerza de trabajo de Estados Unidos (EU) desde 1994. Su más reciente reporte comprensivo, la Encuesta Nacional de Ética de Negocios 2011 (NBES, por sus siglas en inglés) incluyó una serie de preguntas sobre las redes sociales y los usuarios.

Los hallazgos intrigantes sobre este tema condujeron al ERC a llevar a cabo un estudio de seguimiento en 2012 que se enfocó en las actividades de los empleados en el uso de las redes sociales: la Encuesta Nacional de Ética de Negocios de Usuarios de Redes Sociales (NBES-SN, por sus siglas en inglés). Entre las conclusiones se encontró que el surgimiento de la actividad en las redes sociales tiene serias implicaciones para el lugar de trabajo.

EL 2 de abril de 2013, la Comisión del Mercado de Valores y Cambio de EU (SEC, por sus siglas en inglés) indicó la importancia del uso de las redes sociales para los mercados financieros, cuando anunció que las empresas pueden utilizar las terminales de los medios sociales de comunicación como Facebook y Twitter para reportar al público en general la información clave que mueve el mercado. Estas acciones cumplen con la Regulación de Revelación Justa, siempre que las empresas informen a los inversionistas cuáles son las terminales de medios sociales de comunicación que se utilizarán.

De acuerdo con la NBES-SN, “la actividad en redes sociales es ahora la norma, y un número creciente de empleados pasa una parte de su día de trabajo en una red social”. El reporte de 2012 observa que la proporción es más alta hoy en día. Contrariamente a la creencia popular, los trabajadores jóvenes no son los únicos que utilizan las redes sociales. Mientras que la proporción de 18 a 45 años de edad fue de 83%, la participación de aquellos en edad de 45 a 63 alcanzó 67%.

La propensión de los ASN a difundir información confidencial supone riesgos importantes para todas las organizaciones

El análisis de los factores demográficos en la NBES-SN, que incluyen género, nivel de gerencia, intención de permanecer, educación, estado civil y estado de compensaciones (por hora o asalariados), confirma que la población de los usuarios activos de redes sociales refleja cercanamente a la población trabajadora en general en EU. El punto que muestra la mayor diferencia entre un usuario de redes sociales y la fuerza de trabajo de EU como un todo es la estabilidad en el puesto. Menos usuarios de redes sociales tienen un contrato de corto plazo (menos de un año) o de largo plazo (11 años o más).

Las redes sociales más usadas son Facebook (95%), Twitter (43%), Google+ (37%), LinkedIn (37%), Pinterest (23%), MySpace (21) y un blog personal (14%).

Los usuarios Activos de Redes Sociales (Active Social Networking o ASN), que son empleados y pasan al menos 30% de su día laboral conectados a una o más redes sociales, representan 10% de la fuerza de trabajo. Los ASN son más jóvenes: los trabajadores menores de 30 años de edad solo son 26% de la fuerza de trabajo total, pero aproximadamente 47% de los ASN. Los trabajadores mayores de 45 años corresponden a 43% de la fuerza de trabajo total, pero solamente 13% de los ASN.

Los ASN incluyen más miembros de la administración media y supervisores de primera línea (71%), que la fuerza de trabajo como un todo. Nuevamente, los empleados que son más propensos a ser ASN son hombres trabajadores en empresas que cotizan en bolsa, de entre 30 y 44 años de edad, con alguna educación universitaria o un grado técnico, con contrato de tres a cinco años, empleados que intentan permanecer uno o dos años, de tres a cinco años, gerentes medios, supervisores de primera línea, miembros de uniones y empleados asalariados.

De acuerdo con el reporte de la NBESSN, aproximadamente tres de cuatro usuarios de redes sociales (72%) dicen que pasan al menos algo de su tiempo en las redes sociales durante cada día laboral, y casi tres de 10 (28%) indican que tal actividad suma un total de una hora o más de cada día que pasan en el trabajo. Más de un cuarto (27%) de los ASN checa una red social aproximadamente cada hora. Más de la mitad (61%) de todos los empleados por hora que deberían ser pagados solamente por el tiempo que pasan trabajado, señala que nada del tiempo que pasan en las redes sociales se relaciona con el trabajo.

De hecho, los participantes en la encuesta reportan que muy poco del tiempo que pasan en línea se relaciona con el trabajo. Un tercio (33%) de quienes pasan una hora o más del día laboral en las redes sociales dice que nada de la actividad se relaciona con el trabajo.

Otro 28% dice que solamente una pequeña fracción (10%). Únicamente 14% limita el uso de las redes sociales durante su hora de almuerzo o en otro horario no pagado, lo que significa que los empleadores están pagando sumas considerables por un tiempo de trabajo que ostensiblemente se ocupa en asuntos personales.

En tanto que muchos empleados reportan solo un uso pasivo de las redes sociales para “conectarse” o para “consumo”, 55% son “creadores” que publican comentarios, escriben publicaciones en blogs, o comparten sus pensamientos, incluidos temas de trabajo.

Esto es particularmente cierto sobre los ASN, quienes son extraordinariamente vulnerables a los riesgos que se relacionan con los temas éticos, ya que la mayoría de ellos considera que muchas revelaciones cuestionables son más aceptables: 60% se inclina a comentar cuando su empresa está en las noticias, 53% menciona los proyectos de trabajo una vez por semana o más, 42% considera que está bien publicar comentarios sobre su trabajo si no se nombra a la empresa, 36% menciona a los clientes una vez o más por semana, 35% a la administración una vez o más por semana, y 34% a los colegas una vez o más por semana.

El inapropiado uso de las redes sociales conduce a compartir información confidencial sobre nuevos productos u otros proyectos

LOS RIESGOS

La propensión de los ASN a difundir información que de otra manera se considera confidencial supone riesgos importantes para todas las organizaciones. De acuerdo con la NBES-SN, “la administración debe asumir que todo lo que ocurre en el trabajo, cualquier nueva política, producto o problema, podría llegar a ser públicamente conocido en casi cualquier momento”.

Eso no significa que los ASN solo representan riesgos para una organización, también es muy probable que puedan ser testigos y puedan reportar una mala acción. Sin embargo, también hay una constante cuando los empleados reportan una falta de ética: experimentan represalias de manera más frecuente que sus colegas. La encuesta establece que “una mayoría (56%) de ASN que reportó una falta cometida, experimentaron represalias, en comparación con menos de uno en cinco (18%) de otros grupos de empleados”.

Además de poner en peligro la reputación de la empresa, el uso inapropiado de las redes sociales puede brindar la tentación de compartir información confidencial sobre nuevos productos u proyectos que puedan permitir a otros beneficiarse en forma ilegal del intercambio de información interna. Este riesgo es especialmente relevante para los Contadores, que tienen acceso a una vasta cantidad de datos financieros y de otra naturaleza.

El uso de las redes sociales también puede alterar la presentación de informes en el trabajo. Más de cuatro de 10 supervisores (42%) tienen algún tipo de conexión en línea, tal como un amigo o seguidor, que es alguien a quien supervisan. Entre los ASN, la incidencia de dichas conexiones se eleva a 60%. La encuesta observa que “entre los supervisores que pasan 10% o más de su día laboral ocupados en usar las redes sociales, 84% señala que toma en cuenta lo que los receptores de sus reportes directos pensarán cuando vean la publicación”.

ALGUNOS CONSEJOS

Para hacer frente al uso de redes sociales en el lugar de trabajo, la NBES-SN identifica varias estrategias para manejarlo. Las empresas deberán:

  • Desarrollar estrategias de base amplia y políticas de uso de redes sociales basadas en la ética y los valores, y no únicamente en el cumplimiento. Solo 32% de las organizaciones reporta tener políticas relacionadas con el uso de redes sociales.
  • Establecer una política de uso de redes sociales lo antes posible, y reforzarla con capacitación para reducir los riesgos éticos tanto para los empleados como para la administración. Es importante que las reglas reflejen las realidades actuales del uso de la difusión durante el día laboral.
  • Tomar ventaja de las redes sociales para reforzar las comunicaciones internas y externas, especialmente hacer participar a los empleados para fortalecer la cultura ética de la empresa.
  • Invitar a los usuarios de las redes sociales a ayudar para dar forma a la política de uso y apoyar al área de ética/ cumplimiento a contratar empleados por ese medio.

Con el uso de las redes sociales, que ahora es un comportamiento normal para la mayoría de los trabajadores, los empleadores requieren hacer frente a los riesgos y oportunidades que esto proporciona. Los trabajadores deberán tomar en cuenta las consecuencias de cada publicación que hacen, tanto para ellos como para sus empleadores. El crecimiento continuo de los medios sociales de comunicación solo intensificará estos retos en el futuro.

Redacción Grupo Medios

veritas@colegiocpmexico.org.mx

>Este artículo es una reseña del original titulado “Social Networking at Work is a Major Risk with Large Costs”, publicado en la revista Strategic Finance, diciembre de 2013. Traducción original para Veritas, del Colegio de Contadores Públicos de México, por Pilar Vidal.

AUTOR ORIGINAL: Curtis C. Verschoor (curtisverschoor@sbcglobal.net.es) Profesor Emérito Investigador Ledger & Quill, Escuela de Contabilidad y MIS, y Asociado Principal de Investigación Wicklander honorario en el Instituto de Negocios y Ética Profesional, ambos cargos en la Universidad De Paul, Chicago.

 

Facebook Comments

Related Articles

1 Comment

  1. Vicente Robleda
    Vicente Robleda mayo 03, 04:36

    Gracias por darnos a conocer que en otros lugares existe un Centro de Recursos de Ética y una Escuela Nacional de Ética y Negocios, espero, deseo y quiero ver que en México contemos con el honor de contar con organizaciones formales, amigables y decencia profesional del valor de la ética encaminada al buen ser, gracias y felicidades por este nuevo espacio, esperemos que con el tiempo se pueda dimensionar su real importancia,

    Reply to this comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: