Veritas Online

Atisbos

Red 5G, salto cualitativo

Red 5G, salto cualitativo
octubre 31
2019

Ondas más cortas y una transmisión de datos más veloz. ¿La actualización en conectividad traerá sólo beneficios para el usuario? 

Una regla básica de la dialéctica, como metodología de la ciencia, nos enseña que una masa crítica de cambios cuantitativos genera, en un determinado momento, un cambio cualitativo (en la naturaleza, el pensamiento o la sociedad).

Se identifica a estos saltos como la aparición de algo distinto a lo anterior y son tan grandes como diferente sea la modificación o calidad de lo nuevo. Este es el caso de la 5G, una tecnología que no sólo debe considerarse la evolución de la 4G, sino como un nuevo paradigma que modificará la forma de producir,transportar, comercializar y, en general, interrelacionarnos.

La diferencia entre ambas generaciones tecnológicas es que, en la red 5G, la sondas son más cortas, precisas y manipulables, por lo que permiten la conexión de celulares y de todos los artefactos cotidianos. En lo que respecta a la velocidad, en la 5G será de un milisegundo, mientras que en la 4G es de 50.

La 5G es llamada así por ser la quinta generación de redes de comunicación inalámbrica que promete ser más rápida y con más capacidad de transmitir datos (mayor ancho de banda). Por lo mismo, puede cubrir una mayor cantidad de conexiones en el mismo espacio (un millón de elementos por kilómetro cuadrado). La idea es que la velocidad de descarga sea hasta 20 veces más rápida que con las actuales redes 4G.

Con la 5G las ondas son más cortas, por lo que permiten conectar todos los artefactos de la geografía cotidiana”.

La nueva generación cambia la frecuencia de onda con la que transmite. Agrega una banda de ondas milimétricas más cortas que las anteriores y con una densidad mayor. Como su rango de alcance es menor, para que sustituya a las redes actuales y expanda su potencial, será necesario
instalar una enorme cantidad de antenas de rangos cortos cada 100 m en zonas urbanas. Estas estarán, a su vez, conectadas a una densa red de miles de satélites de baja altura, por lo que sus promotores aseguran que será posible conectarse en cualquier lugar del planeta sin sufrir cortes en la transmisión.

Esta capacidad de conectar dispositivos a las redes inalámbricas también dará un salto al internet de las cosas, que se refiere a las conexiones inalámbricas entre los aparatos industriales y domésticos (teléfonos, computadoras, cámaras,máquinas de café, estufas, refrigeradores, autos y dispositivos de salud, entre otros).

Todo estará enlazado con nuestros expedientes médicos, laborales, crediticios,educativos, hábitos de consumo, actividades de tiempo libre, etc.

También en entornos abiertos o plazas comerciales, centros educativos y de atención será posible una multiplicación exponencial de sistemas de conectividad, vigilancia,rastreo e identificación, enmarcados en las “ciudades inteligentes”, con una multiplicación de drones y vehículos no tripulados para servicios, entregas y vigilancia.Esto representa una invasión de espacios, mentes y cuerpos como nunca antes pudimos imaginar; además, será una fuente inagotable de datos sobre nosotros y el cuerpo social para vender a empresas.

La 5G traerá consigo la necesidad de cambiar todo el parque celular del planeta y renovar la mayoría de los artefactos que nos rodean. Una nueva fuente infinita de acumulación de capital. Por eso es que los analistas sostienen que la “guerra” entre Estados Unidos de América (EUA) y China no es comercial, sino tecnológica, y deriva de este“sorpresivo” salto, cuya implantación ya comenzó, con una clara ventaja por parte del país asiático. Esto explica el desmesurado ataque del gobierno de EUAa la china Huawei, comercializadora de tecnología de punta.

C.P.C. Roberto Álvarez Argüelles
Expresidente del IMCP
mireyagarza14@yahoo.com.mx


Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: