Veritas Online

Atisbos

Recreando la vida

Recreando la vida
diciembre 01
16:59 2016

La búsqueda del genoma mínimo para la vida tiene el propósito de contar con una plataforma donde experimentar la función de genes específicos.

John Maddox, director durante 20 años de Nature, la prestigiada revista de divulgación científica, se animó a pronosticar los hallazgos con los que, durante el siglo XXI, nos sorprendería la ciencia. Sus atisbos de conocimiento nuevo los publicó en el año 2000 en Lo que queda por descubrir. Se refirió, principalmente, a tres áreas: las neurociencias, que permitirán conocer a fondo la naturaleza del cerebro humano; la física, que por fin nos dará una explicación integral de la realidad (Teoría del todo) y la biotecnología, que nos sorprenderá con los avances de la ingeniería genética creando seres inexistentes en la naturaleza.

En esta última materia ya lo estamos viviendo. Los nuevos organismos, creados por computadora y a partir de unos cuantos químicos, avanzan a un ritmo mucho más rápido que la capacidad de la sociedad para comprender, debatir y generar regulaciones mínimas de bioseguridad en prevención de sus impactos. Los intereses comerciales involucrados y sus cabilderos trabajan intensamente para que no existan normas que eviten poner en el mercado sus productos.

Un ejemplo: en marzo de 2016, el científico y empresario Craig Venter (uno de los investigadores que más han avanzado en los hallazgos del conocimiento de frontera biotecnológica), anunció la creación, en su laboratorio, de una nueva forma de vida. Se trata de una bacteria cuyo genoma fue construido de manera totalmente artificial. Fue bautizado como JCVI- Syn 3.0. La revista Science, otra de gran prestigio científico, publicó el 25 de marzo de 2016 un artículo referido a este bicho novedoso, validándolo. Las credenciales de Venter son por demás importantes, se hizo famoso por encabezar la secuenciación del genoma humano que se concretó en el Proyecto Genoma Humano ampliamente divulgado.

depositphotos_5644851_m-2015

Lo que se busca con este novedoso organismo es crear un “chasis” genético al que se le puedan agregar genes con diferentes funciones. A esta “carrocería” biológica se le podrían agregar genes de funciones, como, por ejemplo, digerir celulosa y azúcares para ensamblar a partir de sus componentes nuevas combinaciones químicas que produzcan combustibles, plásticos u otras sustancias industriales.

La búsqueda del genoma mínimo para la vida, que esto es el JCVI, no es nueva y tiene el propósito de contar con una plataforma que pueda utilizarse para experimentar, controladamente, la función de genes específicos que se le agregan. Su utilidad para desarrollar medicina genómica o utilizarla para la creación de productos industriales de la mayor variedad es más que clara; se trata de una creación compleja y sólida, realmente genial.

Las importantes transnacionales de energía, agronegocios, farmacéutica y química están en esta carrera industrial de la biología sintética. Aún no se ha logrado escalar la producción de combustibles pero ya hay productos como saborizantes, fragancias y cosméticos (vainilla, vetiver, azafrán, aceite de coco, estevia, etcétera) que están en el mercado o en camino a él.

EPILOGO

De tales noticias hizo pronóstico John Maddox hace tres lustros: los avances sorprenden y preocupan. En 2010 un grupo de organismos internacionales acompañados de varios científicos críticos plantearon un Convenio de Diversidad Biológica, proponiendo una moratoria internacional a la liberación y uso comercial de la biología sintética para permitir a la sociedad informarse y debatir sobre ella. Con esta propuesta se abrió un debate aún vigente porque en un campo tan dinámico parar la investigación como este, parar en espera de reglas, francamente, era mucho pedir. Saquemos ventaja del avance pero introduzcamos el código de ética y las normas jurídicas que eviten daño y abuso. El futuro ya nos alcanzó.

C.P.C. Roberto Álvarez Argüelles
Expresidente del IMCP
mireyagarza14@yahoo.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: