Veritas Online

Económico y Financiero

CEESP: Qué se requiere para crecer

CEESP: Qué se requiere para crecer
marzo 13
08:36 2017

Las finanzas públicas iniciaron el año con resultados que podría decirse muy positivos: las cifras de enero resaltan un incremento mayor en el ingreso que en el gasto, tanto en términos relativos como absolutos, un déficit público prácticamente de la mitad del observado el año pasado, así como un balance primario positivo. Incluso comparadas con las cifras aprobadas por el Congreso para el primer mes del año, los resultados también fueron favorables, se obtuvieron más ingresos de lo esperado y se gastó menos de lo aprobado.

Es temprano para afirmar que la situación financiera del sector público se ha corregido, pero efectivamente parece ir en camino a ello. Todo cuando todavía los resultados no dan señal de alguna tendencia. La dinámica de los resultados del primer mes de este año es muy parecida a la de enero del ejercicio del 2016, que a final de cuentas, si bien terminó con mayores ingresos también reportó un sobregasto elevado. Esperemos que la disciplina fiscal se mantenga.

Un aspecto que habrá de seguirse de cerca, es la evolución de las fuentes de ingresos que hicieron posible el aumento de enero. En este mes, la mayor variación en términos absolutos se registró en los ingresos petroleros, lo que permitió que, respecto al total de ingresos su participación se elevara a 19%, es decir, 3.5 puntos más que el año pasado. No obstante, esta dinámica podría moderarse en los siguientes meses una vez que la brecha de comparación de los precios se vaya cerrando y el tipo de cambio muestre un comportamiento más estable.

Los ingresos no petroleros reflejaron principalmente el aumento de la recaudación por concepto del ISR, toda vez que en materia de IVA y de IEPS se tuvo una disminución, que pudo estar relacionada con un ajuste en el consumo de la población ante el incremento de precios de las gasolinas y de otros productos afectados por el debilitamiento del tipo de cambio.

Por su parte, el gasto tuvo un modesto aumento respecto a lo ejercido el año pasado, aunque el origen de este comportamiento reflejó por una parte, una mayor asignación de recursos para cubrir el costo financiero de la deuda, que se vio afectado por el tipo de cambio y el ajuste en las tasas de interés, y por otra, la mayor cantidad de recursos que se destinaron al rubro de participaciones, como consecuencia de una mayor recaudación tributaria. Lo preocupante es que este tipo de gasto no tiene una incidencia importante en el crecimiento de la economía.

Evidentemente la salud de las finanzas públicas en un elemento fundamental para mantener la estabilidad macroeconómica e impulsar el crecimiento, y en ese sentido es esencial cuidar su evolución. No obstante no es en lo único que debemos preocuparnos, hay otros temas que se deben fortalecer.

Para crecer es fundamental la inversión, tanto pública como privada. Sin embargo, en relación con la que ejerce el sector público, que tiene un papel muy importante, toda vez que complementa e impulsa la privada, permitiendo mayor competitividad y productividad, es un hecho que durante mucho tiempo se ha mantenido en niveles muy bajos. Las cifras más recientes indican que como proporción del PIB, en el cuarto trimestre del 2016 ésta representó solo 3.3%, su menor nivel en cerca de 70 años.

Una posible respuesta a esta situación, es que las autoridades han privilegiado el gasto corriente dirigido a una enorme cantidad de programas sociales que al final no han reducido la pobreza ni la desigualdad, pero si han sacrificado la inversión física, que es la que contribuye a crear empleo y mayor actividad económica. Por ello es tan importante insistir en una eficiente asignación de los recursos

La inversión privada, por su parte, se mantiene en aproximadamente 18% del PIB, que tampoco es una cifra que nos permita un mayor crecimiento del que tenemos. Es importante recordar que Corea del Sur, por ejemplo, tiene una inversión equivalente al 35% del PIB que le permite crecer a niveles cercanos al 6%, mientras que en nuestro país, la inversión conjunta pública y privada, apenas representa el 21%.

Para impulsar la inversión privada, es indispensable un ambiente de certeza jurídica, de seguridad absoluta de derechos de propiedad, un entorno en el que la corrupción, la impunidad y la inseguridad no sean factores que determinen las decisiones de inversión. Aunado a esto se requiere un esquema fiscal que más allá  de priorizar el aspecto recaudatorio, se convierta en un incentivo para canalizar mayores recursos a la actividad productiva.

La combinación de la incertidumbre sobre la claridad del estado de derecho, la falta de certeza jurídica, un ambiente de inseguridad y corrupción, más una reforma fiscal que no promueve la inversión, ha inhibido en buena medida un mayor nivel de inversión, y por ende, de crecimiento.

En este contexto, nuestro país debe redoblar esfuerzos para corregir una serie de aspectos que son fundamentales para crecer a un ritmo más elevado, como pueden ser: un sistema fiscal que estimule la inversión; un gasto público inteligente, responsable que esté dirigido a apuntalar el desarrollo regional y la inversión privada, que a final de cuentas se convierte en mayor beneficio para las familias a través de empleos mejor remunerados; un marco regulatorio eficiente, especialmente en los municipios, donde representa un serio obstáculo a la actividad productiva; y continuar con los esfuerzos para fortalecer el estado de derecho y eliminar la corrupción, impunidad e inseguridad.

MÉXICO

Durante la segunda quincena de febrero, los precios al consumidor aumentaron en 0.25%, lo que propició que el alza de todo el mes fuera de 0.58%, la más alta para el mismo mes desde 2010. El ajuste en las tarifas de los combustibles y la depreciación del tipo de cambio, continúan presionando los precios de bienes y servicios para el consumidor. El incremento mensual del indicador general provino prácticamente en su totalidad del aumento de 0.76% en el indicador subyacente, que además fue su mayor alza para el mismo mes en los últimos 17 años. Al interior de este indicador resalta al ajuste de 1.11% en los precios del rubro de mercancías y de 0.47% en el de servicios. El indicador no subyacente se elevó solo 0.03%, respondiendo a la disminución de los precios de productos agropecuarios, toda ves que los de energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno aumentaron 0.59%. En términos anuales la inflación fue de 4.86%, la más alta desde principios del 2010.

Imagen1

La incertidumbre sobre la evolución de la actividad económica, aunado al efecto del aumento general de precios impulsado por el ajuste en el costo de los de combustibles y por el impacto de la depreciación del tipo de cambio, ocasionaron que en enero el indicador de confianza del consumidor se desplomara significativamente. Sin embargo, contrario a lo que se esperaba y en un entorno en el que no parece haber razón para ello, en febrero tuvo un repunte en todos sus componentes del indicador de confianza del consumidor. No obstante, esto solo contribuyó para que se ubicara en su segundo nivel históricamente más bajo, incluso todavía por debajo de su menor nivel observado durante la crisis del 2009. Las cifras del INEGI señalan que el indicador de confianza del consumidor en febrero se ubicó en 32.7 puntos, 3.7 puntos más alto que el del mes previo, pero inferior en 5.3 puntos al dato del mismo mes del año pasado.

Imagen2

Durante diciembre, el indicador de consumo privado en el mercado interior, que refleja el “comportamiento del gasto realizado por los hogares residentes del país en bienes y servicios de consumo, tanto de origen nacional como importado”, tuvo un incremento mensual de 1.8%, su mayor avance desde abril del 2014. El mayor dinamismo se observó en el consumo de bienes importados, que en el mes aumentó 5.5%, mientras que el de bienes y servicios nacionales se elevó 1.6%.

Imagen3

ESTADOS UNIDOS 

Las cifras del mercado laboral de los Estados Unidos continúan mostrando resultados favorables, lo que confirma el fortalecimiento de la actividad económica. El Departamento del Trabajo informó que en febrero la nómina no agrícola aumentó en 235 mil trabajadores, cifra que superó significativamente la estimación del mercado que anticipaba solo 188 mil nuevos puestos de trabajo. El sector productor de bienes, que integra la minería, la construcción y la manufactura, le dio cabida a 95 mil nuevos trabajadores, mientras que el sector servicios contrató a 132 mil personas. El sector gobierno le dio cabida solo a 8 mil personas. La tasa de desempleo de febrero se ubicó en 4.7%, porcentaje en línea con el pronóstico del mercado, pero una décima por debajo del dato del mesa previo.

Imagen4

La Reserva Federal informó que durante enero el total del crédito al consumo aumentó en 8.8 mil millones de dólares (mmd), cifra que contrasta de manera desfavorable con el aumento de 14.8 mmd que se reportó en diciembre y del alza de 17.0 mmd que anticipaba el mercado. Es importante resaltar que este comportamiento reflejó el ritmo de expansión más lento del crédito desde diciembre del 2015. Este resultado mensual se debió en su totalidad al aumento de 12.6 mmd que tuvo el crédito no revolvente, toda vez que el revolvenete tuvo una disminución de 3.8 mmd.

Imagen5

El reporte del Census Bureau señala que durante enero, el saldo de la balanza comercial de bienes y servicios de los Estados Unidos fue deficitario en 48,500 millones de dólares (md), en línea con el pronóstico del mercado, pero superior al del mes previo. De hecho, el déficit de enero es el más alto desde marzo del 2012. Este resultado respondió principalmente al incremento de 5,300 de en las importaciones, toda vez que las exportaciones aumentaron solo 1,100 md. En cuanto a solo la balanza de bienes, el déficit con México fue de 3,948 md, inferior al de 4,339 md que se reportó en diciembre del 2016.

Imagen6

AGENDA ECONÓMICA MARZO

Captura2

INDICADORES FINANCIEROS SEMANALES 

Captura8

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado
www.ceesp.org.mx

 

 

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: