Veritas Online

Ámbito Universitario

¿Qué hacemos las IES por la economía de México?

¿Qué hacemos las IES por la economía de México?
junio 30
2014

Sabemos que con el siguiente artículo no se descubrirá el hilo negro, pero es necesario que nosotros como formadores de los futuros profesionales de la Contaduría Pública nos preguntemos qué estamos haciendo para ayudar a la economía del país. Se dice hoy por todos los medios que las Pymes sólo sobreviven cerca de tres meses y esto es gran parte por la falta de cultura financiera de noeempresarios y la falta de disciplina.

Se sabe que la gente de principios del siglo anterior vivía en una disciplina muy distinta donde hacía muchas cosas que forjaban sus espíritu en orden muy estricto y que favoreció en gran medida a que muchas empresas que comenzaron en aquel entonces por estas personas, y que no sé si gracias a esto también ellos desarrollaban un instinto financiero por inercia, esto se puede ver con empresas familiares que tienen ya más de 30 años, y que fueron fundadas por gente que nació entre los años 20 y 50 del siglo anterior. La vida de hoy ha cambiado muchos esquemas de vida, donde los jóvenes han encontrado  la forma fácil y en el sentido de que todo se busca obtener con el menor esfuerzo y con los esquemas mínimos de disciplina.

Esto ha conllevado también a disminuir ciertas aptitudes en los jóvenes empresarios de hoy, como es el orden, la capacidad analítica, la capacidad creativa y la capacidad de desarrollar soluciones a los problemas de una forma práctica, y con ello esa capacidad para desarrollar una actitud financiera que ayuda a los noempresarios a salir adelante, con sus emprendimientos. En muchas de nuestras Instituciones de Educación Superior (IES) y que se dicen contar con Escuelas de Negocios, les inculcamos ser emprendedores, asesores y directores de las grandes empresas de México y del mundo. Pero cuándo volteáremos a la base de México de la economía que son las Pymes.

En muchas ocasiones son personas necesitadas de asesoría financiera y administrativa para poder sacar a flote sus empresas, dándoles mayor expectativa de vida. Y voltean a un lado y voltean al otro y no encuentran quien les tienda la mano en estos aspectos, porque muchas veces estas empresas se encuentran solamente con los pagadores de impuestos y no con verdaderos Contadores que les asesoren de forma integral y les acerquen a los profesionales que les puedan ayudar a que sus negocios se proyecten. Hoy es importante que las escuelas de negocios volteemos a inmiscuirnos con las miles de Pymes que están necesitadas de profesionalizarse en sus organizaciones y en su estructura financiera.

A nuestros nuevos profesionistas los debemos de capacitar para llevar a ellos, los nuevos empresarios y los empresarios que necesitan consolidarse, las herramientas para que ellos comprendan la importancia de tener una estructura organizacional en las empresas, el delegar responsabilidades y funciones enseñando al empresario que no es el mil usos, sino que es el director de la orquesta y que esta orquesta es su empresa. Ya que recordemos que muchos de los empresarios se convierten en esto en muchas ocasiones no por iniciativa propia, sino por la necesidad de generar una fuente de sustento para sus familias e inician esta aventura sin una Planeación, ni Visión de lo que esto significa.

Por otra parte está la visión financiera de las Pymes donde los empresarios no cuentan con una cultura financiera que les ayude a optimizar sus recursos y a hacer el uso correcto de las fuentes de financiamiento adecuadas para su organización. Otro factor importante en esta falta de cultura es el no saber cómo se usa la información financiera que se genera, y mucho menos cómo tomar decisiones con ella para favorecer el crecimiento de sus entes económicos. Recordemos aquí, como para muchos de estos empresarios no era esto un dato importante al tributar ellos en el Régimen de Pequeños Contribuyentes, y para el cálculo de sus impuestos simplemente el conocer cuánto habían vendido en el ejercicio anterior era más que suficiente para determinar la cuota a pagar durante todo el año, razón por la cual no le daban la importancia necesaria a la información financiera que se genera de la contabilidad. Otra forma en la que estos empresarios miden la cuestión financiera de sus negocios es a través de si en su bolsillo traen dinero, va bien, no traen dinero, hay que preocuparse.

Hoy en día debido al cambio en los regímenes fiscales y la desaparición del Régimen de Pequeños Contribuyentes, estos empresarios se verán obligados a llevar una contabilidad formal y a realizar el cálculo de sus expuestos con base en lo que generen sus registros, debido a su incorporación en el nuevo Régimen de  Incorporación Fiscal, en el mejor de los casos o en el régimen de Actividad Empresarial y profesional en algunas otros casos especiales. Pero esto no es lo importante, sino que tendrán que pagar porque les generen esta información y no sabrán qué hacer con ella por la falta de cultura financiera y empresarial de la que hablamos antes, y es ahí donde los nuevos profesionales de las escuelas de negocios deberán jugar un papel importante para orientar a los empresarios para que le encuentren sentido a pagar por este servicio y cómo usar la información financiera que se genera para la toma decisiones en los negocios.

Aquí es importante retomar las siguientes preguntas: ¿Qué se está haciendo en las IES para vincular a dicentes y egresados con este tipo de empresas? Que como dijimos antes son la base de la economía de nuestro país y la principal fuente generadora de empleos. Es una inquietud importante por varias organizaciones que agrupan a las IES el buscar mecanismos que ayuden a vincular a los jóvenes con los distintos sectores de la sociedad, pero en especial también se tiene una inquietud de cómo llevar a cabo la vinculación con las Pymes, que como lo tratamos anteriormente son aquellas que necesitan de profesionales de los negocios, para profesionalizarlos y así de esta forma poder trascender en el tiempo y no ser una estadística más en el número de empresas que tiene que cerrar por falta de capacidad en la administración y en el usos de recursos financieros.

Esta acción de vinculación debe ser un propósito primordial por parte de las IES innovando en mecanismos que lo faciliten, haciendo estudios que permitan conocer el Foda de sus escuelas de negocios y con ellos saber qué retos pueden emprender en la solución de problemas que tienen los empresarios Pymes. Otra acción puede ser la formación de pequeños centros de negocios donde a las Pymes se les pueda brindar apoyo técnico tanto por parte de las carreras de negocios, como de otras carreras que impartan las instituciones y que puedan favorecer el desarrollo de estas. Estos Centros de negocios se pueden ver como una oportunidad para vincular a los docentes y egresados con este tipo de organizaciones, ya que deben ser los principales protagonistas en el funcionamiento estos. Ellos los dicentes y egresados tendrán sus primeras oportunidades de enfrentarse a sus primeros problemas, pero tendrán una gran ventaja él tener a sus maestros que los asesoran, para poder dar respuestas a empresarios que se acerquen por soluciones a los problemas que tengan sus negocios.

Y así este acercamiento también allane las oportunidades que los jóvenes buscan afuera de empleo, porque al tomar experiencia a través de estos centros de negocios, podría ser más fácil el que ellos se empleen en este tipo de empresas o emprendan a través de consultorías que apoyen a este nivel de empresas, tan importantes para el desarrollo económico de nuestro país. Como se dijo al inicio de esta reflexión no se pretende descubrir el hilo negro, lo que se quiere es hacer pensar sobre que acciones han tomado IES para favorecer el desarrollo de las Pymes y evitar que tengan un periodo muy corto de vida y con ello la pérdida de fuentes de empleo y con esto se erosione la economía del país. Es momento que nuestras instituciones tomen un papel importante para promover a través de nuestros dicentes y egresados, una cultura empresarial, que ayude a los empresarios a llevar buen término sus emprendimientos que realicen, y no sólo estos se conviertan en frustración y en poner riesgo el patrimonio de las familias de los empresarios, que se arriesgan con la esperanza de alcanzar un sustento para sus familias y un desarrollo personal. Por tanto las IES no deben cerrar los ojos y poner las manos la obra para diseñar esos mecanismos que favorezcan el acercamiento de los dicentes y egresados a este sector de la economía del país.

Prof. Rodrigo Castro

Docente de la CUI Ixtlahuaca

rodcap1964@me.com]

 

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: