Veritas Online

El futuro... Hoy

¿Qué habilidades faltan desarrollar mejor en las universidades?

¿Qué habilidades faltan desarrollar mejor en las universidades?
abril 01
2020

Los jóvenes terminan sus estudios con la creencia de que están preparados para el mundo real, pero el mundo no es en nada parecido a la universidad

La vida se basa en el juego de la toma de decisiones e incluso al no elegir, se decide. Considero un arte a este proceso. No tener la evidencia de que una elección previa puede resultar en un triunfo o un aprendizaje o, como muchos lo perciben, un fracaso, ha fomentado que no planeemos de manera óptima qué decisiones vamos a tomar y eso es aplicable a cualquier tema o proceso.

Los jóvenes de la actualidad se encuentran inmersos en un mundo donde hay información por montones y eso ha perjudicado qué decisiones toman; además, al tener cada día más opciones, existe una dificultad en lo que respecta al enfoque de cualquier tema. Elegir la profesión idónea, la carrera a seguir y qué universidad es la mejor, saber si es lo correcto y tener la plenitud de que esa elección tendrá consecuencias positivas o negativas en un futuro no muy lejano, puede resultar una tarea que seguramente le quita el sueño a más de un estudiante.

Es cierto que un título profesional no asegura tener éxito y mucho menos da la certeza de encontrar estabilidad, ya sea en un empleo, un negocio o en cualquier actividad económica. También es cierto que obtener un título se ha vuelto un proceso más dentro de la trayectoria estudiantil de cualquier individuo, tan sólo basta observar la cantidad de egresados para darse cuenta de que cada semestre o ciclo escolar hay más jóvenes que obtienen los papeles que les garantizan estar preparados para afrontar la vida real, pero todos sabemos que no están listos para la permanencia laboral o empresarial y que la competencia es más fuerte que nunca.

Estos factores han provocado cambios significativos en nuestra vida cotidiana. Todos estamos de acuerdo en que la forma de hacer negocios ha evolucionado, al igual que los esquemas laborales, el proceso de compra y venta de productos, y la interacción entre personas. Si todo cambia, yo le pregunto a los docentes y a los jóvenes: ¿nosotros para cuándo?

Creo que no sólo las empresas requieren individuos con las habilidades mencionadas, pues en cualquier sector de la población se requiere la capacidad de respuesta e innovación.

Sin olvidar que el principio de este texto estaba encaminado a la toma de decisiones, estamos en la mejor época del mundo del internet y del emprendimiento, nunca antes habían existido tantas oportunidades de crecimiento y tanta información.

Los jóvenes terminan sus estudios con la creencia de que están preparados para el mundo real, pero el mundo no es en nada parecido a la universidad, los resultados hablan más que las palabras y la forma de sobresalir es ser mejor en lo que muchos aún no han volteado a ver.

Las universidades están listas para preparar jóvenes capaces de emprender y responder ante cualquier actividad que se les presente, pero lo más importante, jóvenes con desarrollo personal.

¿Nos podríamos imaginar los resultados de la combinación de un plan de estudios convencional y la aplicación de estas habilidades?

L.C.P. y F. Sergio Alberto Morales Zaldívar
Emprendedor y conferencista
sergiomzaldivar23@gmail.com

Related Articles

Búsqueda