Veritas Online

Employee Experience

¿Qué es Employee Experience?

¿Qué es Employee Experience?
agosto 01
2020

La gestión tradicionalista de recursos humanos está agonizando, ¡debemos renovarnos o seremos vencidos por la competencia!

Este concepto se refiere al conjunto de experiencias que vive un empleado con su empleador, durante todas las etapas de su vida laboral (reclutamiento, contratación, onboarding, desarrollo y offboarding o desvinculación laboral).

Normalmente escuchamos hablar de experiencias al cliente o experiencias al paciente, pero es muy importante considerar las experiencias de trabajo al interior de las organizaciones para nuestros empleados y generar employee experience.

Regresemos a la nueva normalidad laboral con la filosofía de hacer mejor nuestros procesos, gestionando mejor a las personas y atendiendo mejor a los clientes. ¡Adaptémonos, rediseñemos nuestros procesos y trascendamos!

Muchos responsables de recursos humanos aún tienen la idea de que su labor debe ser administrativa y rutinaria, con estilo autoritario de dirigir y que si un empleado se va, cien más van a querer su puesto. Eso es un grave error. Las actitudes tóxicas y tradicionalistas no aportan temas positivos a las empresas. ¡Debemos rediseñar procesos y ser visionarios!

Para 2025, se estima que los millennials abarcarán 75% de la fuerza laboral, ¿estás preparado para gestionar al talento multigeneracional? Es decir, a la generación X, xennials, millennials, centennials y alpha. La gestión de recursos humanos debe evolucionar y trascender para que tu marca empleadora sea competitiva en el mercado laboral. La experiencia del empleado no está condicionada al tamaño de la empresa, puedes implementarla en una pequeña, mediana o transnacional. Valora y aprovecha el talento de tu equipo, sólo así lograrás que tu empresa se mantenga fortalecida, ¡cocrea iniciativas estratégicas!

¿Qué ocasiona una experiencia deficiente? Employee experience abarca todo lo que los empleados sienten, las interacciones con su empleador, lo que piensan desde que se incorporan a una empresa, su desarrollo, hasta cuando se desvinculan.

Un empleado no es un número más en el sistema. ¿Te ha sucedido en la oficina de recursos humanos que lo primero que preguntan, sin mirar a los ojos, es cuál es tu número de empleado? El número no es un nombre. A todos nos gusta el trato profesional y empático: “¡Hola, Juan! Me da gusto verte, ¿cómo te ayudo?”.

Los empleados reactivos no son rentables, si el concepto que conoces de gestión de recursos humanos es preparar la nómina, hacer un memorándum para dar a conocer cierta información, reclutar publicando en medios tradicionales o manejar un liderazgo autoritario y autocrático, ya estás desfasado. Muchas empresas han tenido que adoptar mejores prácticas, como el home office, a raíz de la pandemia.

Hay varios factores que generan una experiencia del empleado deficiente, entre ellos:

  • Mala comunicación y seguimiento a candidatos.
  • Carecer de un proceso de onboarding para nuevos
    empleados.
  • Mala comunicación con su equipo de trabajo.
  • Falta de retroalimentación a empleados.
  • Carecer de un proceso de desvinculación a los
    empleados.

¿Cómo mejorar?

No depende de una persona. Es un cambio de cultura que requiere mejora continua. Intervienen líderes de cada área, empleados, recepcionista, vigilancia, jefes de departamento. Se requiere una gestión innovadora en los procesos, pero también un cambio de actitud que involucre a todo el equipo. ¡En tiempos de crisis también se puede gestionar!

Los empleados motivados son 17% más productivos (de acuerdo con Gallup). Al hacerlo, ellos reflejarán su satisfacción en el trabajo, en el trato a los clientes, en la reputación de la marca empleadora e incluso generando intraemprendimiento; por eso hay que orientarlos.

Todas las interacciones que tiene un empleado con su empleador repercuten en su desempeño laboral, servicio a clientes, reputación de marca de la empresa, finanzas de la compañía».

La gestión tradicional ya no es suficiente, el mercado laboral requiere empleados proactivos que aporten valor al negocio, que hablen positivamente de la empresa para la que trabajan (online y offline), que innoven, sean propositivos y al concluir la relación laboral, sigan referenciando clientes o candidatos.

Algunas de las acciones que se sugieren son:

  • Mejora la comunicación con tus candidatos.
  • Brinda seguimiento a los aspirantes.
  • Implementa un proceso de onboarding para
    nuevos empleados.
  • Brinda retroalimentación a trabajadores.
  • Desvincula a tus empleados con empatía.
  • Fomenta la cultura del bienestar laboral.
  • Promueve la responsabilidad social empresarial.

¿Crecimiento empresarial sin ayuda?

¿Se habría levantado un imperio sin la ayuda de los mejores empleados? La respuesta es no. Las empresas más sólidas y con crecimiento sostenido, documentan sus procesos, se mantienen a la vanguardia, innovan, humanizan su marca empleadora, generan la experiencia del empleado, por lo tanto, sus colaboradores se mantienen comprometidos. El crecimiento no es espontáneo, se genera día a día, con ayuda de la gente talentosa y brillante.

En conclusión, las empresas deben implementar una experiencia del empleado. Tener una visión competitiva que los mantenga a la vanguardia, rediseñar procesos e implementar mejores prácticas, estrategias con actitud resiliente para estar alerta y tomar decisiones asertivas y oportunas. ¡Vivamos una nueva normalidad y generemos employee experience!

Nelli Aca
Consultor de Candidate & Employee Experience, Reclutamiento 4.0 y más
nelli.aca@gmail.com

Related Articles

Búsqueda