Veritas Online

Ámbito Universitario

PYMES, el contador como formador de directivos

PYMES, el contador como formador de directivos
julio 01
08:00 2018

El contador tiene la capacidad de asumir el papel de asesor de negocios y formador de la cultura empresarial para lograr la permanencia y evolución de las Pequeñas y medianas empresas, y detener su continua desaparición.

Hoy se habla mucho del papel de las Pequeñas y medianas empresas(Pymes) en nuestro país, de los números tan fuertes sobre su creación y desaparición y sobre la importancia de ellas en la economía; se dice que estas representan 99.7% de las empresas del país y 72% de los empleos formales (Jorge Flores, México necesita menos Pymes. Forbes, 2013).

Las cifras no cambian con el paso de los años, además se tienen otros datos sobre su desaparición, siendo de dos años en la mayoría de los giros. De cada 10 que nacen solo un promedio de tres llega a la expectativa de vida prevista de 7.7 años.

Al buscar algunas de las causas, es importante tocar información de un estudio del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), donde se menciona la falta de cultura empresarial en los dirigentes, quienes fueron ubicados en un nivel académico de segundo de secundaria promedio; aunque cabe aclarar que estos datos fueron recabados en el último censo económico de 2014, donde se encontraban personas con posgrado y también con escaso conocimiento de una educación básica. Por eso, al momento de emprender se encuentra en el mismo riesgo el posgraduado que la persona con educación básica, porque dentro de la formación académica en México son escasos los tópicos que favorecen el desarrollo de habilidades empresariales.

Para fortalecer lo anterior se toma como referencia el estudio realizado por Konfío (promotora de crédito Pyme en México) a 500 empresarios Pyme, el cual ubicó como los principales factores que frenan su crecimiento:

  • Falta de acceso a crédito
  • Competencia
  • Dificultad para aterrizar planesde negocio
  • Falta de control administrativo
  • Gastos excesivos

Al analizar estos resultados se puede detectar esa carencia de cultura empresarial para hacer frente a dichos factores. Un dirigente con cultura empresarial tiene las habilidades suficientes para superar esos obstáculos y establecer las estrategias necesarias.

FORMADORES DE DIRIGENTES

Es necesario que se traiga a colación la trascendencia que pueden tener los profesionales de la Contaduría como formadores de dirigentes de Pymes.

Un porqué está basado en un estudio realizado por M. González Barajas (et. al) sobre programas educativos estratégicos: “Se encontró que 97% de las empresas requieren al menos de un profesional con perfil en las áreas económicas administrativas. Específicamente los empresarios prefieren a un contador público o un Licenciado en Administración de Empresas, pues estas carreras tienen una preferencia de 70 y 64% en el sector productivo”. Y lo ilustra la tabla en el gráfico, donde la Contaduría es una profesión con gran influencia, por lo tanto juega un papel relevante en la transformación de la cultura empresarial Pyme en nuestro país.

El empresario está ávido de ayuda para superar las barreras que frenan su crecimiento, necesita ser capacitado para aprender las habilidades directivas para que sus empresas experimenten las transformaciones que le permitan crecer e incorporarse a esta era de globalización. El contador por su cercanía al empresario Pyme debe ser el primero en convertirse en un formador de cultura financiera y administrativa para superar los factores mencionados como freno al crecimiento:

  • Falta de acceso a créditos. Si bien es cierto que el problema es la escasez del crédito para las Pymes, también se debe tomar en cuenta que los empresarios no tienen los elementos para hacer un uso eficiente de este. El experto en la planeación financiera es el profesional de la Contaduría, pues con el manejo de la información financiera y su interpretación tiene una visión más amplia de lo que implica el manejo de los créditos, de los requerimientos a cumplir para allanar el camino para la obtención de ellos. Con esos elementos y su cercanía a los empresarios, el contador puede instruirlos para lograr una buena gestión, una mejor planeación y un buen manejo de los créditos.
  • Competencia. El empresario en ocasiones solo ve lo que quiere ver y no analiza el intorno (Ruiz & Castro, Los ambientes empresariales, las Pymes y su relación con la competitividad, 2015) y el entorno; esto no le permite tener la capacidad de responder a las necesidades del mercado. El contador, con su experiencia en el manejo de la información, tiene la capacidad de visualizar el intorno y el entorno económico para responder de forma oportuna y eficiente, logrando así los productos o servicios que la sociedad está esperando. Hay que tomar en cuenta que hablar del intorno se refiere a vigilar todos los aspectos internos que se requieren dentro de una organización para lograr la profesionalización y competitividad; además, al exterior es capaz de analizar los aspectos macroeconómicos, tasa de interés, precios y tipos de cambio, entre otros, que puedan favorecer al desarrollo de la empresa.
  • Dificultades para aterrizar planes de negocio. El empresario solo ve la oportunidad de hacer negocio, pero no considera el proyectar los dos factores: riesgo y rentabilidad. Los profesionales de la Contaduría saben de la importancia de un plan de negocios, que sirve para disminuir el riesgo de la inversión al tenerse un estudio de factibilidad y al mismo tiempo un instrumento de control sobre los ingresos, costos de venta, gastos operativos y los costos de financiamiento.
  • Falta de control administrativo y gastos excesivos. En la mayor parte de las Pymes no existen políticas ni procedimientos por escrito, tanto para el funcionamiento de la organización como para el control sobre los gastos. El contador es el indicado de marcar pautas que ayuden al empresario a tomar medidas de control, ya que desde la generación de la información financiera puede vislumbrar muchas de las cosas que a simple vista el empresario no detecta , y por lo tanto puede asesorarlo para profesionalizar la administración y hacer eficientes los gastos.

CONCLUSIONES

Para lograr una estabilidad económica en México se necesita de un universo de Pymes evolucionadas y que permanezcan para generar un mayor bienestar para los empresarios y colaboradores de la organización. Se requiere que la profesión contable asuma su papel de asesor de negocios y de formador de cultura empresarial con capacitaciones a los directivos de las entidades económicas para hacerles conscientes de la importancia de la profesionalización y brindarles herramientas para el desarrollo y crecimiento.

 

L.C. Rodrigo Castro Pérez
Profesor de la Universidad de Ixtlahuaca CUI
rodrigo.castro@uicui.edu.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: