Veritas Online

Recientes

Psicologia, factor humano del fraude corporativo

diciembre 01
08:00 2018

Es difícil establecer parámetros generales, pero a través de pruebas psicológicas pueden detectarse focos rojos para reforzar los controles internos de las empresas.

Los fraudes corporativos siempre han existido, ocasionando grandes pérdidas a nivel mundial. A raíz del escándalo de Enron en 2001, cuyas pérdidas ascendieron a 683 millones de dólares, los empresarios, accionistas y órganos gubernamentales dirigieron su interés a los controles internos establecidos en las empresas y al análisis de los factores de los fraudes. Diversas organizaciones, despachos de contadores y psicólogos, entre otros actores, han investigado los principales delitos económicos cometidos en el mundo, su repercusión en las organizaciones y los factores y tendencias futuras.

Al hablar de fraude, los profesionales del área contable suelen explicar su origen en la ausencia o debilidad en la aplicación de controles internos, pero en muchas ocasiones se pierde de vista el principal factor: el defraudador, quien usualmente tiene un perfil particular. Detectar a tiempo las características psicológicas podría ayudar a las empresas a mejorar sus controles y su cultura corporativa para aminorar los casos de fraude, e incluso, para eliminarlos.

Para analizar al defraudador, primero debe recurrirse al Triángulo del Fraude (figura 1), teoría desarrollada por el sociólogo y criminalista Donald Cressey (1919-1987), cuyas contribuciones a los estudios de crimen organizado, crimen de cuello blanco y criminología han sido trascendentales. La teoría del Triángulo de Cressey dice que en los comportamientos fraudulentos existen tres componentes: motivación, oportunidad y racionalización.

  • Motivación. Predomina la percepción de cubrir necesidades económicas causadas por problemas financieros y de la urgencia de querer solucionarlos a cualquier costo. Entre los factores que influyen están el adquirir deudas elevadas, tener adicciones y vivir fuera de la realidad económica.
  • Oportunidad. Puede darse cuando un individuo cree que los controles internos pueden evadirse. Algunos de los factores que promueven esa idea son tener un consejo directivo ineficiente, presentar altas tasas de rotación de personal y tener acceso al dominio de la administración de una organización.
  • Racionalización. El defraudador trata de justificar sus actos, creyendo que son aceptables o irremediables para revertir su mala situación económica o para satisfacer necesidades. Dice frases como “me lo deben porque me lo merezco” o “la empresa gana mucho dinero gracias a mí”.

COMPORTAMIENTO DEL DEFRAUDADOR

Efectivamente, también puede establecerse un patrón de comportamiento:

  • Ausencia de límites morales. Las organizaciones confían en los valores éticos de quienes desempeñan las funciones que les confieren, y en que se desarrollarán dentro de los parámetros establecidos por la cultura organizacional. Los valores éticos en la vida personal pueden desasociarse del área profesional debido a eventos que afectan directamente el área laboral y, por ende, el comportamiento en la organización. Situaciones de alerta podrían ser tener deudas financieras altas o llevar un nivel de vida fuera de la realidad.
  • Relaciones amistosas o familiares problemáticas. Los defraudadores buscan gente con gustos afines y orígenes sociales semejantes, o incautos que puedan convencer para cometer el delito.
  • Engaño. Al estudiar el comportamiento de ejecutivos defraudadores, algunos investigadores han encontrado que, al referirse a su desempeño, los ejecutivos no lo hacen a título personal, sino que hablan “de la organización” o “del equipo”. Además, usan adjetivos calificativos como excelente o perfecto para el desempeño mediocre que encubre sus fraudes.
  • Arrogancia. Cuando la confianza y el orgullo se vuelven extremos, la persona puede ser arrogante. Esa actitud le da sentido de superioridad sobre los valores y controles de la organización y la seguridad de que, debido a su desempeño, merece más que lo que recibe como compensación por su trabajo.
  • Inteligencia y creatividad. Ambas características son importantes para formar individuos exitosos, pero también pueden detonar conductas poco éticas. Pensar fuera de lo convencional o estar mal encausada la creatividad puede desembocar en fraudes muy creativos.
  • Adicción a la adrenalina. Para algunas personas, la sensación de riesgo provoca la liberación de dopamina, que produce un efecto de bienestar general. Esta euforia también se experimenta al realizar actividades prohibidas.
  • El ego/poder. Ya sea ejercida sobre las personas o en ciertas situaciones. Muchos defraudadores disfrutan del simple hecho de hacerlo y de “salirse con la suya”. Similar a este sentimiento de control está la gratificación obtenida por el dominio de la situación.

FACTORES PSICOLÓGICOS DEL FRAUDE

Aunque se han estudiado modelos que lleven a detectar personas que, dada una circunstancia específica, pudieran cometer delitos de fraude, y se han diseñado pruebas psicológicas para aplicarse en procesos de contratación de personal en las que se evalúa la honestidad e integridad, debe quedar claro que los factores psicológicos solo son un referente, no una explicación real de la razón por la que se comete fraude.

CONCLUSIONES

La investigación sobre los factores humanos que detonan fraudes está en ciernes, por lo que es difícil establecer parámetros generales. Es posible analizar, a través de pruebas psicológicas, ciertos parámetros de personalidad que permitan a las organizaciones detectar focos rojos para establecer y reforzar controles internos como códigos de conducta, políticas antifraudes, auditorías, rotación de empleados, etc. Todo ayudará a alcanzar la resiliencia como parte de la cultura organizacional. El camino a la prevención y recuperación del fraude corporativo requiere inversión en recursos físicos, humanos y tecnológicos, análisis y comprensión del comportamiento.

C.P. y Mtra. Marta Gabriela González Hernández
Asesora de la Vicepresidencia de Vinculación Universitaria del Colegio
gaby_glez@yahoo.com

Facebook Comments

Related Articles

A %d blogueros les gusta esto: