Veritas Online

Café con dos de Economía

Pros y contras del salario mínimo elevado

Pros y contras del salario mínimo elevado
marzo 01
2020

La esencia de un salario mínimo es generar una distribución de la riqueza equitativa entre empresas y trabajadores; sin embargo, a lo largo del desarrollo económico mundial contemporáneo esto no ha sido evidente. La decisión tomada por el gobierno federal de incrementar el salario mínimo en 20% para 2020 tendrá, desde mi perspectiva, tanto efectos positivos como negativos.

Recordemos que el salario pasó de $102.68 a $123.22 al día para que cerca de 3.44 millones de trabajadores se beneficien, según estimaciones del gobierno. La parte positiva se encuentra en la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores, ya que, desde 1975, de acuerdo con la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), no se habían hecho incrementos salariales por encima de la inflación anual en el país. Con los últimos tres incrementos (uno a finales del sexenio de Enrique Peña Nieto y dos en la administración actual) la remuneración ha subido alrededor de 45%. Con un mayor poder adquisitivo, el consumo se promueve y, por ende, aunque de manera indirecta, también la recaudación.

La decisión del gobierno federal de incrementar el salario mínimo en 20% para 2020 tendrá efectos positivos y negativos”.

El aumento en los salarios puede tener dos efectos inmediatos: incremento en precios o desempleo. Por el lado de la inflación, el Banco de México (Banxico) se ha mostrado eficiente para mantener estable el nivel general de precios, motivo por el que no debemos esperar una escalada inflacionaria. Además, no existe evidencia empírica que muestre impacto directo en precios de bienes y servicios derivados de un incremento salarial; para esto, una posible explicación se encuentra del lado de la demanda agregada. Por lo tanto, sólo resta considerar el desempleo, a pesar de que el gobierno federal haya pactado con las cámaras industriales y empresariales del país la contención de despidos ocasionados por el incremento salarial.

Basta considerar a un pequeño o micronegocio con ingresos muy bajos (tal vez a nivel de subsistencia) que no sea capaz de soportar una pérdida equivalente al incremento salarial y que, en aras de sobrevivir, recurra al despido o no logre evitar el cierre.

Si analizamos también el lado de la oferta, el incremento salarial ocasiona que personas con bajo nivel de capacitación o pocas habilidades no se coloquen fácilmente en el mercado laboral. Lo anterior porque un salario mínimo elevado incentiva a los empleadores a pedir más en los trabajadores para contratarlos, lo que impacta en primer lugar a las personas que se incorporan por primera vez al mercado laboral, gente sin experiencia, sin capacitación y con pocas o nulas habilidades. En segundo lugar, afecta también a trabajadores ya empleados que pueden ser desplazados por otros más atractivos para las empresas.

Lo que al inicio podría ser visto como un claro beneficio para la clase trabajadora puede resultar en algo peor, no sólo desempleo, sino exclusión laboral. Ésta es la razón por la que los economistas expresamos que todo incremento salarial debe ir acompañado de un incremento en la productividad laboral vía capacitación, educación y salud.

Dr. Salvador Rivas-Aceves
Secretario de Investigación de la Universidad Panamericana
y de la Escuela de Gobierno y Economía
srivasa@up.edu.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: