Veritas Online

Ejercicio Profesional

Principios fundamentales del Código de Ética Profesional

Principios fundamentales del Código de Ética Profesional
Marzo 31
14:23 2014

El Código de Ética Profesional que nos rige a los Contadores Públicos de México, agremiados al Instituto Mexicano de Contadores Públicos, se encuentra vigente a partir del 1 de octubre de 2012, contiene 195 páginas y se encuentra dividido en cinco partes A, B, C, D y E o secciones 100, 200, 300, 400 y 500.

A diferencia del Código de Ética para Profesionales de la Contabilidad publicado por el International Ethics Standards Board of Accountants (IESBA) de la International Federation of Accountants (IFAC) de la edición de julio de 2009,  contiene 161 páginas y sólo cuenta con tres partes, no obstante existe una similitud que ha sido necesaria para reconocer y aceptar los procedimientos envolventes de la profesión en el desarrollo global de la economía a nivel internacional.

De igual forma que las Normas Internacionales de Auditoría y las Normas Internacionales de Información Financiera, se ha vuelto de suma importancia unificar criterios y disposiciones que permitan a la profesión visualizar la comprensión y responsabilidad de aplicar los valores y principios fundamentales, que condesciendan en sus actividades dentro de una sana práctica y convicción en el crecimiento personal, consciente de los deberes y compromisos asumidos en la otorgación de los servicios y contraprestaciones de los actos y actividades en las diferentes modalidades de forma independiente o dependiente cuando son empleados.

La ética profesional y la responsabilidad social internacional son valores agregados, principalmente a los Contadores Públicos Certificados dentro del cumplimiento de la Norma de Educación Profesional Continua, quienes se destacan por participar en comisiones o diligencias, donde ofrecen sus servicios a favor del interés público, pasando a segundo plano el interés personal y de sus clientes, cuando se trata de respetar la legalidad, la normatividad y demás disposiciones que reglamentan el proceder de los valores y principios fundamentales que se desprenden de la ética y la sustentabilidad técnica, en el esmero de su preparación para contribuir en la permanencia y productividad de los negocios y organizaciones donde prestan sus servicios profesionales, con un verdadero esfuerzo emotivo por ser más óptimos.

Dentro del marco conceptual que establece el Código de Ética Profesional se deberá aplicar:

a) La identificación de amenazas al cumplimiento de los principios fundamentales;

b) Determinar y evaluar el grado de importancia de las amenazas identificadas; y

c) Elaborar las acciones y medidas de salvaguardas que pueden eliminar las amenazas, o reducirlas a un nivel aceptable, que permita el ejercicio profesional consciente de actuar sin menoscabo de la prudencia y razonabilidad, que se dividen en dos instancias:

1) Salvaguardas creadas por la profesión independiente, legislación o reglamento.

2) Salvaguardas en el trabajo dependiente relacionado en las empresas, gobierno o docencia.

En caso de posibles amenazas, se requiere de una salvaguarda que se puede consultar con un tercero razonable y bien informado, que ponderando todos los hechos y circunstancias verifique que no se compromete el cumplimiento de los principios fundamentales, que se deberá determinar con base a la experiencia y su juicio como perito con respecto y respeto a los valores éticos y responsabilidad profesional, patrimonial y apego legal, normativo e institucional del caso a tratar.

Principios fundamentales Profesionales

Todo Contador Público deberá cumplir con los principios fundamentales:

a)  Integridad. Es la rectitud honorable de la veracidad, lealtad y respeto en las relaciones de negocios y la prestación de los servicios profesionales y personales.

b) Objetividad. Es la imparcialidad consciente para evitar prejuicios, conflictos de interés o influencia indebida de terceros que puedan afectar la independencia y el juicio profesional.

c) Competencia. Es amparar la calidad del conocimiento y la diligencia con sensatez en el desarrollo de virtudes y habilidades, acorde a las circunstancias y actividades de los servicios contratados o determinados por cada cliente o entidad.

d) Confidencialidad. Es respetar la confianza depositada en reserva de la información obtenida como resultado de relaciones de trabajo o de negocios, sin afectar la transparencia y rendición de cuentas a que haya lugar por el desempeño de los servicios prestados.

e) Conducta. Es el proceder con prudencia y conocimiento en el cumplimiento legal, normativo y reglamentario para evitar cualquier acción que desacredite a la profesión.

Enfoque del marco conceptual para el contador público

La ética y la responsabilidad profesional consisten en actuar a favor del interés público y radica en la importancia de identificar, evaluar y determinar el grado de amenazas de incumplimiento con los principios fundamentales y disposiciones normativas colegiadas de la Contaduría.

Se deberán considerar factores cualitativos y cuantitativos al evaluar la importancia de una amenaza, si no pueden ser eliminadas o reducidas a un nivel aceptable, ya sea porque la amenaza es demasiado importante o porque no hay salvaguardas apropiadas disponibles o no pueden aplicarse.

En esas situaciones, el Contador Público ético deberá declinar o suspender el servicio profesional o, cuando sea necesario, renunciar a la organización que lo emplea, ya sea en el caso en los sectores público, privado o docente.

Como ejemplo sería prestarse a tolerar la desviación de recursos o falta de soporte contable, el prestarse a falsear la información financiera y fiscal, coludirse en pagos indebidos o de corrupción, entre otros.

Cuando se llegue a incumplir por descuido con una disposición del Código de Ética, dependiendo de la naturaleza e importancia del asunto, puede considerarse que si esta infracción inadvertida, no compromete el cumplimiento de los principios fundamentales, siempre que, una vez que se descubra el incumplimiento, se corrija inmediatamente y se apliquen las salvaguardas que sean necesarias.

Cuando el desempeño del servicio profesional encuentra circunstancias inusuales, en las que la aplicación de un requisito específico del Código causara un resultado desproporcionado que afecte el interés público, se recomienda que el Contador Público consulte al Colegio miembro del IMCP o con el organismo regulador competente en la materia.

Es evidente que todas las asociaciones de profesiones deben de contar con un código de ética y un manual de mejores prácticas, que en ocasiones existen profesiones que los conjuntan, y otras que cuentan con diferentes enfoques particulares, sin embargo, cabe hacer mención que la máxima de la responsabilidad ética de cualquier actividad se basa en el deber ser y buen hacer a favor de una actitud consciente y decente encaminada a la justicia social.

 

Por C.P.C. Vicente Robleda Velázquez

Vicepresidente de la Comisión de Ética y Responsabilidad Profesional del Colegio

Director de Robleda, Tello y Asociados, S. C.

cpcvicenterobleda@hotmail.com

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment