Veritas Online

Ámbito Universitario

Primer Concurso de becas de inglés en el extranjero. Chicago recibe a estudiantes mexicanos

noviembre 01
07:41 2017

Con la intención de formar profesionales competitivos a nivel internacional, el Colegio de Contadores hizo posible que Alejandro y Fernando estudiaran en Estados Unidos y con ello tuvieran experiencias inolvidables.

 

Alejandro Fuentes Espinoza, recién egresado de la Facultad de Contaduría y Administración (FCA) de la UNAM, y Fernando Gutiérrez Luis, estudiante de tercer semestre en la Escuela Superior de Comercio y Administración (ESCA, Santo Tomás) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), comparten su experiencia como ganadores del Primer concurso de becas de inglés en el extranjero, que realizó el Colegio de Contadores Públicos de México en febrero, y que les permitió vivir una gran experiencia formativa en Chicago, Illinois.

El premio consistió en una beca para perfeccionar su inglés durante cuatro semanas con la asesoría de instructores de ELS, que incluyó colegiaturas, material didáctico, viaje redondo de avión, seguro médico, hospedaje y alimentos, todo ello para complementar su formación universitaria y expandir sus relaciones con jóvenes de otras partes del mundo para hacer amistades y redes de colaboración.seguro médico, hospedaje y alimentos, todo ello para complementar su formación universitaria y expandir sus relaciones con jóvenes de otras partes del mundo para hacer amistades y redes de colaboración.

Haber ganado una beca fue una de las experiencias más impresionantes de mi vida, puesto que la aventura comenzó desde que emprendí el viaje…”

Alejandro Fuentes Espinoza Ganador del Primer concurso de becas de inglés en el extranjero

El centro internacional de idiomas, a cargo de su formación, les ofreció herramientas didácticas y tecnología de última generación. Al respecto, los jóvenes comentan que este aprendizaje les permitió perfeccionar el idioma inglés, mediante las clases, la práctica con sus compañeros y profesores, y el uso del inglés durante las actividades cotidianas.

Alejandro, quien inició el viaje el 17 de julio, comenta: “Haber ganado una beca fue una de las experiencias más impresionantes de mi vida, puesto que la aventura comenzó desde que emprendí el viaje. Tomé el vuelo, y desde lo alto del cielo pude apreciar la hermosa vista de la ciudad de Chicago”.

Mientras, que Fernando, quien partió el 25 de junio, respondió que esta aventura le resultó grata y placentera porque más que una vivencia, le permitió crecer profesionalmente al perfeccionar su inglés.

LA ESTANCIA

Desde el primer día que arribaron a Chicago los ganadores comentan que fueron cortésmente recibidos por Mark Waldron y Candice Butera, quienes les brindaron alojamiento durante su estancia.

Alejandro comenta que Mark resultó ser un buen compañero y le indicó las reglas a seguir en casa referentes al aseo en su habitación y los horarios para atender visitas. Mientras que Fernando rememora que la familia Butera lo apoyó en todo momento: “El primer día Candice me mostró la ciudad y me ayudó a conseguir una tarjeta para poder desplazarme”, expresó.

Ambos hogares se encuentran cerca de la Dominican University, lugar al que Fernando llegaba en bicicleta, y donde el centro internacional de idiomas les ofreció clases que comenzaban a las 8:30 y concluían a las 16:30 horas. Además de la formación académica, la convivencia con jóvenes de otros países como Japón, China, Corea, Pakistán, Colombia, Perú y Estados Unidos, entre otros, les permitió conocer sobre sus culturas y percepciones de los acontecimientos globales de actualidad.

Después de las clases, Alejandro se dedicó a visitar museos, acudió a eventos deportivos y disfrutó de las playas y los sitios más representativos de Chicago como Skydeck, Millenium Park y Navy Pier. Por otro lado, Fernando dedicó sus tardes para hacer tareas, recorrer la ciudad en bicicleta y disfrutar los fines de semana con sus compañeros.

UNA CONSTANTE PREPARACIÓN

Algo que les agradó a Fernando y Alejandro de la escuela fueron los profesores, quienes no solo se limitaron a atenderlos en las aulas, sino que resolvían sus inquietudes mediante correo electrónico o a través del celular.

Alejandro cuenta que recibió una formación óptima gracias a la alta preparación de los instructores y a que los grupos reducidos permitieron una atención más personalizada: “Los profesores son más que eso, se convirtieron en amigos, al involucrarse bastante en mi aprendizaje. Puedo decir que es una escuela de alto rendimiento”, expresó.

Por su parte, Fernando destaca que los grupos de clases no fueron fijos, lo que les dio oportunidad de convivir con jóvenes, cuyos niveles de inglés eran distintos, y con quienes hubo mayor retroalimentación técnica, gratas experiencias y fuertes lazos afectivos con varios de sus compañeros.

EL VIAJE, UNA EXPERIENCIA DE VIDA

Alejandro y Fernando tuvieron la oportunidad de expandir sus horizontes gracias a la dedicación y perseverancia desde su formación universitaria en la UNAM y el IPN, respectivamente. Indican que la profesión contable es cada vez más global por lo que es necesario desarrollar habilidades de relación y colaboración con personas de otras disciplinas, países y culturas, así como dominar el uso del inglés.

Alejandro destaca que esta experiencia le permitió retarse a sí mismo para desarrollar habilidades de comunicación que le ayudaron a fortalecer la confianza en sí mismo, así como a interactuar con una cultura y país distintos. “Puedo decir con total franqueza que toda la experiencia que viví en Chicago me gustó, desde la convivencia diaria con mi host y los demás compañeros de casa, cada clase, cada maestro, cada nuevo amigo que pude hacer, los lugares que conocí y los muchos recuerdos que ahora tengo conmigo para siempre”, comparte.

Fernando expresa que la estadía por un mes en Chicago le permitió desarrollar un amplio criterio acerca de la cultura estadounidense, percibir el devenir diario de otra manera, hacerse más independiente y generar nuevos amigos. Al respecto comenta que “por ejemplo, ahora que acontecieron los sismos en nuestro país, varios de ellos se preocuparon y me llamaron para preguntarme cómo estaba”. También acota que dos de sus nuevos amigos ahora se encuentran en México, “uno en San Luis Potosí y piensa permanecer por cinco años, en ese lapso podré echarle la mano en cuestiones y
servicios contables”, explica.

Ser ganador me permitió desarrollar un amplio criterio acerca de la cultura estadounidense, percibir el acontecer diario, hacerme más independiente y tener nuevos amigos”.

Fernando Gutiérrez Luis Ganador del Primer concurso de becas de inglés en el extranjero.

Sin duda, estas experiencias permitieron a los jóvenes adquirir habilidades personales y profesionales que contribuirán a su formación y a la proyección de su carrera, así como retar el statu quo para trascender en su proyecto de vida. Ambos invitan al resto de los universitarios de Contaduría a afiliarse al Colegio, así como a participar en la segunda edición del Concurso de Becas de Inglés en el Extranjero, cuyas bases ya han sido publicadas.

 

Lic. Diana Angélica Ventura García
Asesora editorial
dventura@colegiocpmexico.org.mx

 

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: