Veritas Online

Salud Fiscal

Presión financiera y social ante la crisis y contingencia

Presión financiera y social ante la crisis y contingencia
julio 01
2020

Debido al SARS-COV-2 y la caída del precio del barril de crudo a nivel internacional, el país experimenta una presión financiera y social que pondrá a prueba al empresariado.

La proyección de ingresos públicos, realizada como parte del paquete económico para 2020, apuntaló a los ingresos petroleros y tributarios como sus pilares, lo cual resultó en un claroscuro, ya que, por una parte, las proyecciones realizadas para el precio de venta de la mezcla mexicana ubicaban su valor en los 49 dólares por barril; sin embargo, durante los últimos doce meses los precios internacionales promedio han perdido poco más de 70% de su valor, ubicando su costo actual en los 15 dólares por barril.

Por su parte, los ingresos tributarios, acordes con las cifras dadas a conocer por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) el 7 de abril de 2020, han reportado un incremento de 13.4% en términos reales durante el primer trimestre de 2020 en comparación con el mismo periodo de 2019, como se muestra en la tabla.

Estos aumentos responden, en gran medida, a la presentación del ejercicio fiscal 2019 correspondiente a personas morales durante marzo de 2020 (variación de 30.5%). Es importante enfatizar que:

a) Como parte del acuerdo por el que se establecen acciones extraordinarias para atender la emergencia generada por el SARS-CoV-2, una de las actividades esenciales para la economía nacional fue la recaudación tributaria.

b) Por medio de un acuerdo publicado el 29 de abril en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el SAT delegó al personal adscrito a la Administración General de Recaudación, Administración General de Auditoría Fiscal Federal, Administración General de Auditoría de Comercio Exterior, Administración General de Grandes Contribuyentes, y a la Administración General de Hidrocarburos facultades como la posibilidad de suspender de manera temporal el uso del Certificado de Sello Digital (CSD), así como la facultad para iniciar actos y procedimientos vinculados a la determinación de la existencia de razón de negocio en lo dispuesto por el artículo 5-A del Código Fiscal de la Federación (CFF).

c) La autoridad puso en marcha un nuevo programa de vigilancia y cumplimiento de obligaciones, por medio del cual se verificará lo correspondiente al primer cuatrimestre de 2020.

¿Qué se espera?

Las acciones de la autoridad dejan entrever la postura encaminada a apuntalar las finanzas públicas en la materia tributaria; por lo cual, el incremento de auditorías para determinar el correcto cumplimiento de obligaciones de los contribuyentes es latente.

Es de suma importancia que el empresariado mexicano enfoque sus esfuerzos no sólo en reactivar su actividad económica, sino en no descuidar el cumplimiento ante las nuevas formas de coerción, como la suspensión temporal o definitiva del CSD, hecho que imposibilitaría la continuidad del negocio al impedir la emisión de comprobantes fiscales en tanto no se subsane la causal.

Por último, la emergencia muestra la nueva forma de hacer negocios a distancia, que debe ser una oportunidad para mejorar procesos, reducir costos y brindar un valor agregado en los servicios para crecer la base de clientes en la era post COVID, ya que las estimaciones para la recuperación económica del país hablan de un 2020 perdido.

Esto sin dejar de lado los beneficios que las leyes u organismos públicos dan, como la aplicación de estímulos fiscales, deducción de créditos incobrables/ pérdidas por caso fortuito o fuerza mayor, diferimiento del pago de cargas sociales, créditos otorgados por Nacional Financiera (Nafin), entre otros.


C.P.C. Eduardo García Hidalgo
Integrante de la comisión Fiscal 4 del Colegio
Del Grupo Asesores en Negocios
contacto@asesneg.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: