Veritas Online

Ejercicio Profesional

Precios de transferencia: Las esperadas aclaraciones sobre ajustes

Precios de transferencia: Las esperadas aclaraciones sobre ajustes
marzo 01
07:11 2017

Desde hace 20 años los contribuyentes han esperado una legislación más clara sobre cómo aplicar los ajustes a los precios de transferencia, fue hasta la RMF 2017 que se hicieron presentes.

Desde 1997 apareció en la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR) la regulación en materia de precios de transferencia, siguiendo la esencia de los lineamientos desarrollados para tal efecto por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Conforme a esta regulación, los contribuyentes que realicen operaciones con partes relacionadas están obligados a determinar sus ingresos acumulables y sus deducciones autorizadas correspondientes a dichas operaciones, utilizando los precios o montos de contraprestaciones que hubieran usado partes independientes en operaciones comparables.

Esto significa que si en dichas operaciones algún contribuyente hubiese establecido un precio o monto de contra prestación que no coincida con el que hubiesen utilizado partes independientes en una operación comparable, deberán determinar usar el valor que hubiesen utilizado partes independientes en una operación comparable y no el valor que establecieron las partes relacionadas en la operación. Para lograr esto, el contribuyente tendrá que ajustar el valor de su ingreso o deducción al valor que hubiesen utilizado partes independientes en una operación comparable.

Esta obligación existe desde hace 20 años en la LISR y su cumplimiento ha sido fiscalizado por la autoridad. No obstante, durante ese tiempo los contribuyentes han tenido dudas sobre la forma en que debe cumplirse, es decir, en cómo deben aplicar los ajustes de precios de transferencia, toda vez que la legislación es muy escueta. Los contribuyentes han esperado aclaraciones en la legislación sobre la aplicación de dichos ajustes y fue hasta la emisión de la Resolución Miscelánea Fiscal (RMF) para 2017 donde aparecieron las primeras reglas administrativas sobre los ajustes de precios de transferencia.

La RMF para 2017 incluye en el capítulo relativo a las obligaciones que en materia del Impuesto Sobre la Renta (ISR) deben cumplir las personas morales, la novedosa sección 3.9.1, t itulada “De los Ajustes de P recios de Transferencia”. Esta sección se integra por cuatro reglas (de la regla 3.9.1.1 a la 3.9.1.4). Para comenzar, la regla 3.9.1.1 ofrece la siguiente definición de ajuste de precios de transferencia:

“Se considera ajuste de precios de transferencia cualquier modificación a los precios, montos de contraprestaciones o márgenes de utilidad correspondientes a las operaciones celebradas por el contribuyente con sus partes relacionadas, que se realice para considerar que los ingresos acumulables o deducciones autorizadas derivados de dichas operaciones se determinaron considerando los precios o montos de contraprestaciones que hubieran utilizado con o entre partes independientes en operaciones comparables, incluso cuando no se efectúe una entrega de efectivo u otros recursos materiales entre las partes”.

Conforme a la regla 3.9.1.1, esta definición será aplicable para efectos de:

  • El artículo 76, primer párrafo, fracciones IX y XII (obligaciones de las personas morales en materia de precios de transferencia).
  • El artículo 153, primer párrafo (ISR a cargo de contribuyentes residentes en el extranjero, conforme al Título V de la LISR).
  • El artículo 179, p rimer y s egundo párrafos (cumplimiento del principio arm’s length por parte de los contribuyentes o determinación de la autoridad en caso de omisión).
  • El artículo 180, segundo párrafo (en caso de que se cuente con un rango de precios, montos de contraprestaciones o márgenes de utilidad, derivado de la información de las empresas u operaciones comparables).
  • El artículo 184 de la LISR (aplicación de ajustes correspondientes en el contexto de los tratados para evitar la doble tributación).

La regla aclara que los ajustes de precios de transferencia tendrán el mismo concepto o naturaleza de la operación objeto del ajuste. Aquellos en los que, al realizar operaciones con alguna parte relacionada, algún contribuyente no establezca precios o montos de contraprestaciones que hubieran utilizado partes independientes en operaciones comparables, tendrá que aplicar un ajuste de precios de transferencia para determinar el ingreso acumulable o la deducción autorizada que corresponda a la operación realizada, considerando para dicha operación los precios o montos de contraprestaciones que hubieran usado partes independientes en operaciones comparables.

Por lo tanto, mediante la aplicación del ajuste de precios de transferencia, el contribuyente ajustará –es decir, aumentará o disminuirá, según se requiera– el precio o la contraprestación pactada con su parte relacionada, para llevar el valor establecido a un importe que corresponda a los precios o montos de contraprestaciones que hubieran usado partes independientes en operaciones comparables.

De conformidad con la regla 3.9.1.2, en el caso de ajustes de precios de transferencia que aumenten el precio, el monto de la contraprestación o el margen de utilidad de la operación celebrada entre partes relacionadas, procederá lo siguiente:

[I] Si la operación controlada dio lugar a un ingreso acumulable, el contribuyente deberá incrementar dicho ingreso en un monto equivalente al del ajuste de precios de transferencia.

[II] Si la operación controlada hubiese dado lugar a una deducción autorizada, el contribuyente podrá incrementar dicha deducción en un monto equivalente al del ajuste, siempre que cumpla con ciertos requisitos que se encuentran previstos en la regla 3.9.1.3.

[III] Si la operación controlada se llevó a cabo con una parte relacionada residente en el extranjero y sobre el pago resulta aplicable alguna retención en términos del Título V de la LISR, el retenedor deberá enterar una cantidad equivalente a la que debió haber retenido al considerar el ajuste de precios de transferencia con dicho ajuste. Sobre este punto, la regla aclara que el incremento al impuesto a pagar en términos del Título V de la LISR, no se considerará como un ISR a cargo de tercero pagado por el retenedor, por lo que no procederá considerarlo como ingreso gravable del citado Título, conforme al artículo 153, tercer párrafo de la LISR. También se aclara respecto de estas retenciones adicionales derivadas del ajuste de precios de transferencia, que cuando el contribuyente retenedor no esté en posibilidad de identificar la fecha de la exigibilidad que corresponda al ajuste, deberá considerar que dicha fecha fue a más tardar el último día del ejercicio fiscal al que corresponda la operación ajustada.

En el caso de ajustes de precios de transferencia que disminuyan el precio, monto de la contraprestación o el margen de utilidad de la operación entre partes relacionadas, se procederá así:

[1] Si la operación controlada dio lugar a un ingreso acumulable, el contribuyente podrán incrementar sus deducciones autorizadas en un monto equivalente al del ajuste de precios de transferencia siempre que cumpla con los requisitos previstos en la regla 3.9.1.3.

[2] Si la operación controlada hubiese dado lugar a una deducción autorizada, el contribuyente deberá disminuirla en un monto equivalente al del ajuste.

Las autoridades fiscales podrán ejercer las facultades de comprobación previstas en el Código Fiscal de la Federación, respecto de los ajustes de precios de transferencia aplicados por los contribuyentes.

La regla 3.9.1.3 establece una serie de requisitos que los contribuyentes deberán cumplir para la aplicación de ajustes de precios de transferencia que incrementen las deducciones, incluso cuando el ajuste aplicado corresponda estrictamente a la disminución de ingresos acumulables. La regla contempla un buen número de requisitos y muchos de ellos presentarán ciertos retos al momento de su aplicación. Desafortunadamente, por las limitantes de extensión de este espacio, no es posible desarrollar y analizar exhaustivamente los distintos requisitos previstos en la regla 3.9.1.3, dejando su análisis para otra colaboración.

Finalmente, la regla 3.9.1.4 contempla la posibilidad de aplicar ajustes de precios de transferencia en el contexto de consultas planteadas a la autor idad sobre la misma materia, incluso en e l contexto de los procedimientos de acuerdo mutuo previstos en los tratados para evitar la doble tributación.

Lic. en D. y C.P. Christian R. Natera Niño de Rivera
Integrante del Consejo Editorial de la revista Veritas
y de la Comisión Fiscal Internacional
cnatera@natera.com.mx

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: