Veritas Online

Económico y Financiero

Pre-Criterios 2017

Pre-Criterios 2017
abril 12
2016

Las autoridades hacendarias señalaron que el documento de Pre-criterios de política económica que se entregó a la Cámara de Diputados el pasado 1o de abril, se basó en “premisas realistas y responsables para estimar la evolución de las finanzas públicas y su congruencia con el cumplimiento de las metas establecidas en el Paquete Económico 2016”, de tal manera que con este documento se pretende enviar un mensaje de responsabilidad en el manejo de las finanzas públicas para cumplir con las metas de reducción del déficit y de la deuda pública.

En principio el documento cumple con este objetivo puesto que las estimaciones que se presentan reflejan una disminución, como porcentaje del PIB, tanto del déficit presupuestal como de rubro más amplio de deuda representado por el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP).

En el documento hay dos elementos que definen un cambio en la política fiscal y financiera del gobierno, y que en principio son buenas señales de que las autoridades se comprometen con la fortaleza de las finanzas públicas del país. De una parte, el anuncio del ajuste adicional por 175.1 mil millones de pesos (mmp) al gasto programable, y por otro que posiblemente es la más relevante, el anticipar un balance primario superavitario para 2017, después de ocho años con resultados negativos.

Las señales son buenas y en principio deberían generar un entorno de mayor certidumbre en el proceso de la preparación del Presupuesto final para el 2017. Pero para ello es importante que el documento de Pre-Criterios cumpla con algunas condiciones como el hecho de que deben ser realistas, objetivos y transparentes, ya que es en buena medida un instrumento que incide de manera importante en el flujo de inversión, tanto nacional como extranjera.

En este sentido haremos algunos comentarios sobre la información en la que se basan las autoridades hacendarias para hacer este primer ejercicio de prospectiva para el próximo año.

Podemos iniciar con el tema del gasto público, en el que hemos insistido en que a pesar de que cada año ha sido históricamente el más alto, su eficiencia como generador de crecimiento ha sido muy limitada, por lo que el CEESP ha insistido desde hace varios años en una revisión integral del gasto público, tanto del monto como de su estructura, poniendo énfasis en aquellos programas probadamente regresivos y que no han reducido ni la desigualdad ni la pobreza.

Los Pre-Criterios presentados abordan en parte este tema, al anunciar un ajuste adicional de 175 mmp. Es difícil exagerar la importancia que tiene el que verdaderamente se cumpla este objetivo, es lo único que permitiría eliminar el déficit primario –aquel que sigue existiendo al restar el pago de intereses de la deuda- y lograr un superávit primario. Hay que  señalar que es fundamental que esta meta ahora sí se cumpla. No sucedió en el 2015, cuando en lugar de concretar el ajuste de los 124.5 mmp anunciado, el ejercicio anual concluyó con un sobre giro de 197.1 mmp.

La reducción de la deuda a partir del 2017 es una excelente señal, aunque es menester mencionar que esta se inicia en un dato corregido al alza. Es decir, que las estimaciones del SHRFSP para el 2016 y 2017, aun cuando anticipan un comportamiento a la baja, son más altas en 0.8 y 0.5 puntos porcentuales, respectivamente que las realizadas en el Documento de Criterios 2016.

Imagen1

En ese sentido preocupa que en cada revisión de pronósticos, la deuda como porcentaje del PIB se ha ajustado al alza. En el documento de Criterios 2013 se había estimado un SHRFSP como porcentaje del PIB de 36.2% para el 2016 y de 35.8% para el 2017, mientras que los pronósticos más recientes anticipan porcentajes de 48.6% y 48.3% para los mismos años. Es decir, tan solo en la corrección de los pronósticos, la deuda muestra un aumento de 12.5 puntos del PIB. Si consideramos la diferencia entre el dato estimado para el 2017 y el saldo reportado oficialmente en el 2012, se aprecia que en los primeros cinco años del presente sexenio, la deuda habrá aumentado en 10.6 punto del PIB, lo que sugiere que las medidas para reducirla deben ser más contundentes.

Asimismo, se contempla que el ajuste total al gasto programable será por un total de 311.8 mmp, que se integra del ajuste preventivo por 132.3 mmp anunciado en febrero pasado (cifra que en pesos de 2017 equivale a 136.7 mmp), más el ajuste adicional para el 2017 por 175.1 mmp que se da a conocer en estos Pre-Criterios.

Otra señal positiva es que el marco macroeconómico que se plantea en los Pre-Criterios 2017 está en línea con la mayoría de las perspectivas de los especialistas del sector privado, lo cual es un activo adicional en la generación de confianza entre los inversionistas y el ámbito mundial.

Si bien el rumbo es correcto, ahora lo relevante es el cumplimiento de las metas de reducción de gasto no productivo y deuda pública, en beneficio de la inversión física que permita potenciar la inversión privada y la generación de empleos.

MÉXICO

Cifras del INEGI señalan que durante enero la inversión fija bruta registró un incremento mensual de 0.8%, el cual tuvo su origen principal en el crecimiento de 3.5% que tuvo la inversión en el sector construcción, y que fue su avance mensual más pronunciado desde enero del 2004. La inversión en el segmento de edificación fue la más dinámica al reportar un aumento mensual de 5.3%, lo que llevó a este rubro a mostrar un alza en términos anuales de 11.9%. Por su parte, la inversión en maquinaria y equipo disminuyó 0.3% en el mes, respondiendo principalmente a la caída de 1.0% en la de origen importado, lo cual pudo ser ocasionado por el efecto de la depreciación del tipo de cambio en ese periodo. En términos anuales, la inversión total creció 1.0%, mientras que en la industria de la construcción se observó un avance de 1.7% y en maquinaria y equipo una caída de 0.6%.

Imagen2

Durante marzo, los precios al consumidor se incrementaron en 0.15%, respondiendo principalmente al impacto del alza de 0.36% en el subíndice de precios subyacente, dentro del cual los precios del segmento de mercancías se elevaron 0.34% y los de servicios 0.37%. Por el contrario, el subíndice de precios no subyacente reportó una baja de 0.49%, que provino de la disminución de 1.0% en los precios de bienes agropecuarios y de la baja de 0.16% en los precios de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno. De esta manera, la inflación anual se ubicó en 2.60%, mientras que la subyacente fue de 2.67% y la no subyacente de 2.12%.

Imagen3

A pesar de la evolución un poco más favorable de algunos indicadores macroeconómicos, la confianza empresarial no muestra señales de una mejora. Tanto en el sector construcción, como en el manufacturero y en el de comercio, la opinión de los directivos empresariales sobre si este es el momento adecuado para invertir, se siguió deteriorando, señal de que en términos generales no esperan que la economía muestre un repunte significativo en el corto plazo.

Imagen4

La percepción de los consumidores acerca de la situación actual y futura de sus hogar y de la economía en su conjunto, también continuó deteriorándose, de tal manera que cifras desestacionalizadas indican que en marzo el indicador de confianza del consumidor disminuyó 0.7 puntos respecto al mes previo, con lo que acumuló dos meses seguidos a la baja. En términos anuales el indicador se reduco en 1.7 puntos, lo que significó su baja más pronunciada en los últimos 19 meses.

Imagen5

ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA

Durante febrero el saldo de la balanza de bienes y servicios resultó deficitario en 47,060 millones de dólares (md), cifra que fue ligeramente menor a la observada un mes antes, pero notoriamente inferior a la del mismo mes del año pasado. Esto refleja en buena medida la tendencia descendente que han tenido las exportaciones e importaciones ante la debilidad que mantiene la demanda mundial. En el caso del valor de  las exportaciones, este sumó en el mes 178,070 md, en tanto que el de las importaciones ascendió a 225,130 md, en ambos casos, montos que muestran una clara tendencia a la baja desde finales del año pasado.

Imagen6

El índice Conference Board informó que en marzo su indicador de servicios se ubicó en 54.5 puntos, superior en 1.1 puntos al dato del mes previo, con lo que se interrumpe la tendencia descendente que mostró en los últimos cuatro meses. Aunque su nivel se mantuvo por debajo del reportado en igual mes del año pasado. Sin embargo, es importante señalar que este indicador se a mantenido por arriba de la línea de los 50 puntos, es decir en el rango de expansión, durante 74 meses consecutivos.

Imagen7

La Reserva Federal informó que el crédito al consumo se elevó de 14.8 mil millones de dólares (mmd) en enero a 17.3 mmd en febrero, resultado que contrasta con el de 14.40 mmd que anticipaba el mercado. El aumento en el crédito al consumo durante febrero fue impulsado por el alza de 14.3 mmd en el crédito no revolvente, mientras que el revolvente aumentó en 3.0 mmd.

Imagen8

Agenda Económica: Abril

Imagen9

Indicadores financieros semanales

Imagen10

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP)

www.ceesp.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: