Veritas Online

Auditoría

Por debajo de las sombras: El problema creciente del lavado de dinero en México y su prevención

Por debajo de las sombras: El problema creciente del lavado de dinero en México y su prevención
marzo 02
12:18 2018

INTRODUCCIÓN

Piénsalo muy bien, porque puede que seas cómplice de lavado de dinero o financiamiento al terrorismo y ni siquiera lo sepas. En México, esta práctica va en aumento y según un estudio de Global Financial Integrity, nuestro país ocupa el tercer lugar con mayor flujo de dinero ilícito, solo por debajo de China y Rusia[1],pero ¿cómo es esto posible? Desde la crisis del 2008 se crearon nuevas leyes y actividades para la prevención del lavado de dinero, e incluso en el 2012, fue publicada en el Diario Oficial de la Federación la Ley Federal para la prevención e identificación de operaciones con recursos de procedencia ilícita. Con tantas leyes y medidas de prevención y castigo, ¿por qué aumentó la cifra de dinero ilícito del 2004 al 2013 en 53 mil millones de dólares en nuestro país[2]?

A todo esto, ¿qué es el lavado de dinero? No es simplemente conseguir billetes cometiendo actos ilícitos; esta práctica va más allá de eso. El lavado de dinero consiste en tomar el  que fue recaudado de manera ilegal y transformarlo, mediante diversas actividades, en recursos que ante los ojos del público general y muchas veces ante las autoridades mismas, como dinero lícito. La manera de hacerlo es ocultarlo dentro de la economía, como parte de la moneda circulante, algo así como ocultar un árbol dentro de un bosque, por lo que puede ser una tarea realmente sencilla y la mayoría de las veces difícil de detectar, sobre todo cuando no se conocen las prácticas llevadas a cabo por las personas que realizan esta actividad.

Existen tres etapas de lavado de dinero; la primera es la llamada “colocación”, en la cual el dinero proveniente de actividades delictivas es ingresado al sistema financiero nacional o internacional mediante inversiones, instrumentos o negociaciones. La segunda etapa consiste en una serie de transacciones financieras con el fin de formar un esquema complejo para rastrear la fuente original de estos recursos, esta etapa se llama “estratificación”. Finalmente, la etapa de “integración”, consiste en dar la apariencia de dinero lícito y que regrese a la persona que lleva a cabo esta actividad mediante transacciones que aparentan ser normales y legales.

Una persona trabajadora y con una ética respetable, jamás participaría en este tipo de actos, pero lamentablemente hay un sinfín de personas que se vuelven cómplices de estas prácticas sin siquiera saberlo, pues durante la etapa de estratificación se pueden adquirir productos o servicios que son ofrecidos por el crimen organizado, cuyas operaciones se valúan en grandes cantidades de dinero y después, cancelar estas solicitudes. Con ello, ya se realizó el lavado de dinero.

Las empresas del sector financiero se encuentran obligadas a reportar operaciones que consideren sospechosas y que se clasifican en:

  1. Operaciones relevantes.- Se realizan con instrumentos monetarios cuyo valor sea superior a $10,000.00 USD o su equivalente en moneda de curso legal.
  2. Operaciones inusuales.- Son operaciones, actividades o comportamientos que realizan los clientes y que no concuerdan con su patrón habitual en función al monto, frecuencia, tipo o naturaleza de la operación.
  3. Operaciones preocupantes.- Son aquellas en las cuales se involucran directivos, funcionarios, empleados o apoderados de las propias instituciones.

Aunque la prevención de esta práctica se está haciendo más común, en nuestro país todavía falta educación al respecto, además de que existe una desconfianza natural en las autoridades, debido a los resultados de las investigaciones. Basta con observar que en los últimos años, el número de reportes de operaciones inusuales, según cifras de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, de 2013 a 2016, aumentó de 75 mil 500 a casi 168 mil y las operaciones preocupantes aumentaron a 248, poco más del doble de lo registrado en el 2013. Sobre estos reportes, entre el 2015 y el 2016 se realizaron solamente 184 averiguaciones, con 27 detenidos y solo 15 sentencias condenatorias, según el quinto informe de gobierno.

Los números dicen mucho, pero dicen más las prácticas. Nuestra ley puede estar bien redactada, pero su aplicación es muy diferente. La prevención del lavado de dinero es efectiva, y existen muchas empresas y firmas contables que incluyen estas prácticas dentro de sus servicios. Es verdad que a México le falta madurez en estos temas, pero tal vez la ley impuesta en el 2012 no alienta mucho a descubrir estas prácticas y mucho menos la viva corrupción que existe y que es palpable.

Durante el presente  ensayo, es mi deseo transmitir mi opinión, no solo acerca de esta ley, de sus consecuencias, beneficios y de las prácticas contra el lavado de dinero, sino también mencionar la importancia que tiene la ética contable, tema fundamental tratándose de prácticas de este estilo.

Hay seis temas en específico que tocaré durante el desarrollo de este escrito, los cuales son: capacidad de atención al lavado de dinero, multas y condenas por cometer estas prácticas, la responsabilidad del SAT en estos casos, la prevención, ejemplos de prácticas de lavado de dinero y la ética contable.

CAPACIDAD DE ATENCIÓN DEL LAVADO DE DINERO

Es de llamar la atención que hace algunos años no existía en las firmas contables internacionales más importantes el departamento y área de prevención de lavado de dinero, esto porque en su momento no se le dio laimportancia que tiene, dando como resultado un retraso en la educación sobre este tema. Aunque, como se mostró lineas arriba, el número de reportes de operaciones inusuales y preocupantes ha ido en aumento en los últimos años, no así su persecución y condena. Siendo el tercer país con mayores prácticas de este tipo, es un foco rojo que valdría la pena revisar.

Si las investigaciones llevadas a cabo en los últimos años no han dado frutos, no es solo por la falta de educación en estos temas, sino también habría que preguntarse si la capacidad de las autoridades es la que compete en estos casos y es posible que la dificultad para encontrar el origen del dinero procesado en el lavado, por la complicidad  de varios entes, tenga algo que ver con la lenta e ineficaz manera de operar por parte de las autoridades gubernamentales. A esto se suma la creciente práctica de dicha actividad y es comprensible que la atención a estos problemas no sea tan eficiente.

Una propuesta que me viene en mente es la utilización de recursos financieros para crear programas y talleres contra el lavado de dinero, pues si se previene desde antes, el número de reportes debería ser menor; de igual manera sería una sugerencia el aumentar el número de especialistas de este tema dentro de las autoridades y establecer un monitoreo más constante dentro y por parte de las empresas.

MULTAS Y CONDENAS POR COMETER PRÁCTICAS DE LAVADO DE DINERO

Dentro de los capítulos 7 y 8 de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de operaciones con recursos de procedencia ilícita, que componen los artículos 52 al 65, se habla acerca de las multas y sanciones a quienes practiquen estas actividades[3].

En esta ley se establece en los artículos previos la descripción de las actividades vulnerables para después mencionar las sanciones y multas correspondientes a cada uno de ellos. Las prácticas más comunes mencionadas, no solo en esta ley sino en muchos artículos noticiosos respecto al dinero proveniente de manera ilícita, son las siguientes: juegos con apuestas, emisión de tarjetas de crédito o servicios, emisión de cheques de viajero, otorgamiento de préstamos, comercialización de metales preciosos, subastas de arte, servicios para blindar vehículos y notarios.

Las multas más graves que se pueden encontrar en esta ley suponen cargos de hasta 65 mil días de salario mínimo, lo cual no supera los 5 millones de pesos; y en cuestión de delitos mayores las penalizaciones llegan hasta los 10 años de cárcel. Para cualquier persona física que practique el lavado de dinero dentro de la empresa que opera, estas multas y sanciones podrían llegar a ser justas y de cierta manera, desde mi punto de vista, adecuadas. Pero si hablamos de personas físicas o morales cuyas actividades estén estrechamente relacionadas con el narcotráfico u otros delitos, me parece que las sanciones son extremadamente pobres y, por tanto, las medidas preventivas y leyes existentes no supondrán peligro alguno a personas cuyo nivel económico y de poder sean extensos.

Yo creo que estas medidas y condenas deberían ser mayores y más exigentes a casos específicos, como los que se mencionaran más adelante en este documento.

RESPONSABILIDAD DEL SAT EN ESTOS CASOS

De la teoría a la práctica hay un escalón gigante dentro de la ley mexicana. Es responsabilidad del SAT, como autoridad fiscal, la recaudación de impuestos por parte de los contribuyentes, así como revisar a dichos contribuyentes cuando sea necesario. Existen diversas facultades de comprobación de las autoridades, que se establecen en el artículo 42 del Código Fiscal de la Federación; y dentro de ellas podemos encontrar las revisiones de gabinete y dictámenes de contadores públicos certificados, así como visitas domiciliarias genéricas y específicas. Este tipo de auditorías a los contribuyentes es teóricamente correcta y aceptable, pero en opinión de personas que se mueven en medios legales y fiscales, la común línea que se divulga es que el SAT solo cobra impuestos y los ingresos que causen alguna especie de sospecha, son desechados por la autoridad, mientras que de ellos se consiga la recaudación de contribuciones, la cual puede o no llegar al gasto público, aunque este tema de corrupción no se desarrollará en este ensayo.

Desde mi perspectiva, las reformas en materia fiscal que se han hecho, como la facturación y los reportes de contabilidad electrónica, para que el SAT tenga mejores herramientas de comprobación de ingresos, son extraordinarias en comparación con lo que se dice de ellas. Faltaría una aplicación de un sistema similar al colombiano, conociendo en cada medida los gastos efectuados por cada contribuyente, lo cual, aunque podría suponer una violación de las personas físicas, creo que es un paso más hacia el avance contra la delincuencia y el lavado de dinero.

PREVENCIÓN DE LAVADO DE DINERO

Este tipo de delitos no pueden ser erradicados sin una manera de prevenirlos antes de que sucedan y no solo estableciendo amonestaciones para las personas que ya cometieron dichos delitos. Por esto, es importante tener en cuenta que las empresas requieren poner atención a estas situaciones mediante la implementación de operaciones que constituyan un eje importante para la prevención y detección del lavado de dinero.

En primera instancia, es necesario que las empresas cuenten con completa transparencia financiera, esto es, la realización de auditorías constantes, y el conocimiento de todas las operaciones financieras que se lleven a cabo. De esta manera y conociendo los números de la empresa, es más fácil detectar y controlar algún movimiento irregular.

Así mismo, es indispensable que las compañías cuenten con personal especializado y capaz para la detección de estas irregularidades, los cuales son comúnmente llamados “oficiales de cumplimiento” en las instituciones financieras reguladas. De igual manera es necesario que la empresa conozca a los clientes que atiende, pues podría llegar a ser cómplice de esta práctica ilícita; para ello se debe de considerar quién es el cliente y cuál es su objetivo con la empresa. Se debe estar atento de cualquier alerta en cuestión de pago en efectivo o de empresas que no parezcan ser legales. Estas alertas deberán ser declaradas ante las autoridades competentes.

EJEMPLOS DE PRÁCTICAS DE LAVADO DE DINERO

De los casos más sonados en México recientemente, están el futbolista Rafael Márquez y el cantante Julión Álvarez, quienes son considerados presuntos culpables de lavado de dinero, apoyando como prestanombres a Raúl Flores Hernández, dirigente de una organización criminal en Jalisco.

Desde mi perspectiva, aunque el cantante o el futbolista voluntariamente estén implicados o no tengan conocimiento de ello, este es un ejemplo de cómo las células criminales están tan organizadas que pueden operar y hacer transacciones con un gran número de empresas y personas que pueden o no saber del tema y salir inmiscuidos dentro de estos delitos.

Existen otros ejemplos y la manera de lavar dinero parece tan sencilla que su detección y prevención se vuelve a la vez complicada. Desde dinero ilícito cambiado por fichas y apostado en casinos, el otorgamiento de préstamos y tarjetas de crédito para la circulación y dificultad de conocer la procedencia del dinero, la compra y venta de arte en subastas, hasta el pago de productos y servicios que eventualmente nunca se llevarán a cabo y que se solicitan únicamente para la emisión de facturas, entre muchos otros ejemplos.

LA ÉTICA CONTABLE

Me parece impactante y a la vez incomprensible escuchar que personas, sobre todo aquellas cuya carrera es la contabilidad, son cómplices y muchas veces la cabeza de ciertos actos como el lavado de dinero. Me es inaudito que existan personas que ayuden a “limpiar” el dinero de las organizaciones criminales, o que, por cualquier o ningún motivo aparente, cometan fraudes de magnitud.

Desde mi perspectiva, la ética es el tema más importante a tratar en cualquier profesión e incluso en la vida de cada persona; pero siendo estudiante de la carrera de contabilidad, y conociendo la importancia del manejo del dinero de personas físicas y morales, no puedo llegar a entender cómo es que llegan a encubrir a otras por dinero o por cualquier otro motivo. El honor y los valores deberían ser suficientes para escarmentar la mente de las personas contra cualquier participación en este tipo de actos, pero la realidad es otra, pues actualmente las personas se han vuelto egoístas e indiferentes de las consecuencias que pueden provocar sus actos, no solo a ellos mismos sino a las personas afectadas.

La ética contable es un tema de suma importancia y no creo que se pueda expresar en palabras la obligación de cada contador en respetar esta ética que está descrita en miles de documentos y libros, puesto que no lo tomo como una obligación, sino como una representación del tipo de persona que cada quien quiere ser, y eso no puede describirse en ningún documento, pues queda en cada quien que sus acciones reflejen los valores que se les han inculcado y el camino que cada persona desea seguir.

CONCLUSIÓN

El lavado de dinero, su detección y prevención es una materia que debería ser de suma importancia en México ya que en los últimos años ha ido en aumento, pero lamentablemente las personas no tienen el conocimiento necesario ni existe una cultura de educación respecto al tema. Las sanciones son bajas y los métodos de lavado de dinero son variados y relativamente sencillos de realizar. El SAT parece estar avanzando en conocer las operaciones de cada persona física o moral en donde se podrían detectar las prácticas ilegales, pero en la actualidad, mientras se paguen impuestos, estos temas no se reconocen.

De igual manera, la ley anti lavado establecida en el 2012 es un buen comienzo en la materia, pero la lentitud con la que se están atacando estos problemas no va en proporción con el avance de estos delitos en nuestro país.  Además, la ética contable y la creciente falta de valores en la población mexicana no son de gran ayuda con este tema. Los casos y ejemplos de lavado de dinero en México van en ascendencia, por lo cual critico enormemente las medidas de prevención y la falta de educación respecto a estos temas.

Las personas, y más específicamente los mexicanos, somos muy inteligentes, pero el uso de esta inteligencia es lo que define realmente el tipo de persona que somos. Los valores y la ética son prácticas que lamentablemente van en decadencia en nuestro país, y esto se ve reflejado en el aumento de prácticas ilícitas como lo son el lavado de dinero y la participación dentro de las organizaciones criminales.

REFERENCIAS

[1] Fundado en el 2006 por Raymond W. Baker, Global Financial Integrity trabaja para reducir los flujos financieros ilícitos mediante investigaciones, así como proveen soluciones para estas prácticas asesorando a los gobiernos involucrados.

[2] Información recuperada de Leyva, J. (2017). Tanto cuidan el ‘lavado de dinero’ en México que sigue creciendoElfinanciero.com.mx. Recuperado 20 octubre 2017, de http://www.elfinanciero.com.mx/economia/tanto-cuidan-el-lavado-de-dinero-en-mexico-que-sigue-creciendo.html

[3] Los artículos 52 al 61 componen el capítulo VII, “De las sanciones administrativas”, mientras que los artículos 62 al 65 son parte del capítulo VIII “De los delitos” de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con recursos de procedencia ilícita, publicado el 17 de octubre del 2012 en el Diario Oficial de la Federación, bajo el gobierno del 63° presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Felipe Calderón Hinojosa.

 

Ilse Denisse Narváez Sandoval
Estudiante del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Estado de México
Ganadora del 2° lugar en el 12° Concurso de Ensayo Universitario Carlos Pérez del Toro

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: