Veritas Online

Ejercicio Profesional

Planes de pensiones: ¿Por qué la emisión de un criterio normativo?

Planes de pensiones: ¿Por qué la emisión de un criterio normativo?
octubre 01
08:00 2016

Las autoridades fiscales han detectado que algunos patrones han implementado prácticas de evasión fiscal en la estructura de prestaciones a sus empleados por medio de los Planes de Pensiones.

Los Planes de Pensiones no son base de pago de cuotas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) siempre que no desvirtúen su naturaleza. La Dirección de Incorporación y Recaudación del IMSS, en mayo de 2016, emitió el criterio normativo 01/2016 “Cantidades entregadas en efectivo o en especie a los trabajadores o depositadas en sus cuentas personales o de nómina por concepto de aportaciones a fondos o planes de pensiones, integran el salario base de cotización de conformidad con el artículo 27, primer párrafo de la Ley del Seguro Social”, el cual deja sin efectos al criterio normativo 04/2014.

La emisión de este criterio tiene su origen en las Disposiciones de Carácter General Aplicables a los Planes de Pensiones publicadas en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 21 de enero de 2016.

De acuerdo con lo anterior, surge el siguiente cuestionamiento: ¿Por qué la autoridad emitió un criterio normativo con relación a este tema? Obedece a que la autoridad, a través de los diversos mecanismos de fiscalización con que cuenta (auditorías directas, programa de autocorrección, dictamen emitido por contador público independiente, etcétera) en ejercicio de sus facultades de fiscalización, ha detectado que algunos patrones han implementado prácticas de evasión fiscal en la estructura de las prestaciones que otorgan a sus empleados, proporcionando una que denominan Plan de Pensiones, con el que hacen pagos quincenales o mensuales, desvirtuando la naturaleza de la misma, ubicándose en contingencia fiscal y perjudicando a los trabajadores, pues la pensión que recibirán por cesantía y vejez al final de su vida laboral se podría ver mermada o peor aún, si se ubican ante la eventualidad de un riesgo de trabajo, la pensión que les otorgará el IMSS se vería disminuida.

El primer tema que habrá que analizar es la naturaleza de esta prestación y cuestionarnos a quién, cómo y por qué se paga, la cual tiene el propósito de cubrir las necesidades futuras de los trabajadores cuando terminen su vida laboral con un patrón, a efecto de que cuenten con recursos económicos para hacer frente a la atención de sus necesidades básicas de alimentación, vestido, etcétera.

senior and cane

Por ello los patrones cuentan con beneficios fiscales, tanto en materia del IMSS, como en la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR), con el objetivo de incentivarlos a otorgar este tipo de prestaciones en beneficio de sus trabajadores; sin embargo, algunos patrones han desvirtuado la naturaleza de la misma pagando lo que realmente es el sueldo de los trabajadores a través de otros conceptos que denominan o etiquetan como “Plan de Pensiones”, o con el fin de que el trabajador no pague Impuesto Sobre la Renta (ISR) y contribuciones de seguridad social.

Derivado de lo anterior, las autoridades fiscales han puesto candados en las disposiciones legales y han dejado clara su postura de no aceptar las estructuras que pretenden desvirtuar la naturaleza de la prestación Plan de Pensiones y etiquetar lo que realmente es el sueldo de los trabajadores como un Plan de Pensiones.

Para que los Planes de Pensiones no formen parte de la base para el pago de cuotas, en términos del artículo 27 fracción XVIII de la Ley del IMSS, deben reunir los requisitos establecidos por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR), los cuales se encuentran en las Disposiciones de Carácter General Aplicables a los Planes de Pensiones (publicado en el DOF el 21 de enero). De acuerdo con estas, se debe contar con el registro electrónico ante la CONSAR, el cual debe hacerse cada año durante mayo. Asimismo, conforme al artículo 13, para considerar que esta prestación tiene tal naturaleza, debe tener como objetivo “complementar el ingreso en el retiro de las personas que mantengan una relación laboral con la entidad que financia dicho Plan de pensiones, otorgándoles una jubilación al momento de separarse definitivamente de dicha entidad después de haber laborado varios años en ella”.

Los Planes de Pensiones de registro electrónico deberán reunir los siguientes requisitos para no acumularse en la base para el pago de cuotas al IMSS:

“[I] Sus beneficios deberán otorgarse en forma general. Se entenderá que los beneficios de los Planes de Pensiones de Registro Electrónico se otorgan en forma general, cuando sean los mismos para todos los trabajadores de un mismo sindicato o para todos los trabajadores no sindicalizados, aun cuando dichos beneficios solo se otorguen a los trabajadores sindicalizados o a los trabajadores no sindicalizados.

[II] Las sumas de dinero destinadas a los Planes de Pensiones de Registro Electrónico deberán estar debidamente registradas en la contabilidad del patrón.

[III] Las sumas de dinero destinadas al Fondo deberán ser enteradas directamente por el patrón.

[IV] El patrón, o quien este contrate como Administrador del Plan de Pensiones de Registro Electrónico, no podrá hacer entrega a los trabajadores de ningún beneficio directo, en especie o en dinero con cargo al Fondo, durante el tiempo que estos presten sus servicios a la empresa ni tampoco a quienes no hayan cumplido los requisitos de jubilación establecidos en los propios Planes de Pensiones de Registro Electrónico.”

Las autoridades han puesto candados en las disposiciones legales para no dejar que se desvirtúe la naturaleza del Plan de Pensiones”.

Como se puede observar, las disposiciones que regulan las características con que deben contar los Planes de Pensiones están orientadas a dejar de una manera clara que no es posible otorgarlos en forma quincenal a trabajadores activos o que pudieran recibir beneficios directos de un plan de pensiones teniendo relación laboral vigente. Si nos ubicamos en el supuesto de que los trabajadores activos reciban beneficios del plan de pensiones en forma quincenal, se está desvirtuando la naturaleza de esta prestación y en realidad estamos ante la figura de sueldo que paga el patrón al trabajador por su trabajo y por tanto es una partida que se debe acumular a la base para el pago de cuotas al IMSS y aportaciones al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), de igual forma si no se cumple con la naturaleza de la prestación, el importe que recibe el trabajador es base de pago del ISR.

Los patrones no están obligados a otorgar la prestación de Plan de Pensiones. Si así lo hacen, es complementaria de la pensión de cesantía y vejez que otorga el IMSS por mandato de Ley, conforme a las aportaciones que los patrones y trabajadores están obligados a efectuar. Al ser una decisión discrecional de los patrones otorgar la prestación, las leyes fiscales incentivan con beneficios a quienes la dan, aunque al día de hoy dichos beneficios están más acotados.

El Plan de Pensiones es una prestación de previsión social, la cual, si atiende a su naturaleza, es una excelente prestación para los trabajadores y no es base de pago de cuotas al IMSS, además de contar con incentivos fiscales en materia de ISR, es conveniente que los patrones que la otorguen se cercioren de cumplir correctamente con las disposiciones fiscales a efecto de obtener los beneficios que así corresponden, pues la autoridad precisa que cuando no se cumplan con los requisitos y se desvirtúe la naturaleza de la prestación, se considerará una práctica indebida y ejercerán sus facultades de fiscalización.

L.C. Mauricio Valadez Sánchez
Integrante de la Comisión Representativa ante Organismos de Seguridad Social
mvaladez@deloittemx.com

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: