Veritas Online

Atisbos

Pensar el futuro

Pensar el futuro
febrero 01
12:49 2014

In memoriam José de la Luz Hernández, desarrollador profesional nato.

Atisbar el futuro, otear el mañana, predecir lo que ocurrirá y, más aún, influir en su acontecer, es una fascinación propia de la especie humana; quizá, en los inicios, esto hizo la diferencia entre el animal racional y los otros. Desde entonces la especie ensaya la premonición.

Entre las visiones de futuro propaladas en 2012, seleccionamos dos muy técnicas, pero imbuidas de sensibilidad sobre lo que es nuestra especie y su comportamiento. La primera de ellas proviene del Club de Roma que el año pasado, en Nueva Delhi, celebró 40 años de haber dado a conocer su primer informe, con visión de futuro: Los límites del crecimiento, que fue muy atinado en sus pronósticos. Ahí se acordó elaborar y editar en 2013 el reporte referente a  los siguientes 40 años (2052).  La segunda visión, es la del consultor Jack W. Plunkett, prestigiado por sus acertados diagnósticos, denominada “El Boom que Viene”; allí sostiene que el progreso tecnológico entre hoy y el 2025 será superior al del siglo XX y el que ocurrirá entre 2010 y 2110 rebasará el de toda la historia humana.

En su asamblea el Club de Roma acordó como premisas básicas para hacer pronóstico de soluciones al diagnóstico de la problemática: (1) un Nuevo Modelo Económico que se centre en las personas y en los valores, promoviendo acciones que rescaten el valor del ser humano; (2) dejar atrás los esquemas de dinero fácil y rápido para moverse a otros que produzcan y distribuyan  riqueza de manera sustentable y (3) enfatizar que esto sería imposible si se continúa con liderazgos débiles y gobiernos sin capacidad para tomar decisiones acertadas.

Por otro lado, para Plunkett,  el cambio más importante ocurrirá en los países emergentes con el surgimiento de numerosas clases medias; explica que el PIB del mundo en desarrollo creció un  promedio anual de 7.7% entre 1980 y 2010 y el PIB por persona se multiplicó en cinco veces al pasar de 1,190 dólares a 6,150. El cambio creciente, dice Plunkett, tendría como uno de sus pivotes tecnológicos lo que alguna vez fue teléfono celular y hoy es centro de comunicación, de negocios, de entretenimiento, monedero, etc. También serán catalizadores las tecnologías basadas en la nanotecnología y en la biotecnología; éstas permitirán las economías de escala para producir millones de productos, que atiendan a esas emergentes clases medias

En esta síntesis obsérvese la complementariedad entre ambas visiones.

 

EPÍLOGO

Algunos futurólogos adelantan, como probable producto de la globalización, una conciencia de especie que permitiría superar la concepción  de naciones  confrontadas compitiendo. Dicha conciencia  redireccionaría, sostienen, la energía y esfuerzos que se pierden en  las fricciones, hacia proyectos de bienestar general. Este despertar, sería una especie de Renacimiento Global con la ciencia y la tecnología al servicio de la especie: ¿Finalmente la era antropotécnica imbuida de humanismo?

 

Por C.P.C. Roberto Álvarez Argüelles

Expresidente del IMCP

mireyagarza@yahoo.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: