Veritas Online

Ámbito Universitario

Pedagogía para el Contador Público: Un modelo para la formación integral

Pedagogía para el Contador Público: Un modelo para la formación integral
mayo 01
2016

 La realidad exige que en las instituciones de educación superior se formen profesionales críticos y reflexivos, es decir, integrales y conscientes de su papel en la sociedad.

Pedagogía se entiende como la disciplina que estudia todo lo necesario para conocer el cómo, el porqué y el para qué de todo lo que conlleva el proceso educativo, se apoya en ramas como la filosofía, antropología, sociología y psicología evolutiva.

Hablar de pedagogía en la educación superior es hablar de los diversos cuestionamientos que se le hacen al sistema educativo actual, especialmente en la formación de contadores públicos, el cual no favorece del todo la promoción del desarrollo económico y social, ya que se está convirtiendo, cada día, en un escenario donde se propician las desigualdades marcadas por el rendimiento y el nivel de conocimiento de los profesionales. Muchas veces las instituciones educativas, especialmente las universitarias, muestran que tienen poco que hacer y le atribuyen al estudiante la responsabilidad de prepararse para  adaptarse e integrarse al sistema o al mercado competitivo.

Hoy se pueden observar en las instituciones de educación superior varios aspectos que merecen ser tomados en consideración; en muchas de ellas, los procesos didácticos están desvinculados de las necesidades de los estudiantes, no terminan de orientarse hacia lo que significa el desarrollo tecnológico del entorno, la investigación y la vinculación con las nuevas tendencias de información y comunicación, y no se procura la solución de problemas de la sociedad.

Por otra parte, los docentes basan sus estrategias didácticas en la transmisión de información, a través de un  discurso cada vez más desgastado y teórico, sin incidir en la transformación social del estudiante ni del docente y menos del entorno.

Hablar de pedagogía en la educación superior es hablar de los diversos cuestionamientos que se le hacen al sistema educativo actual.”

Se ha observado especialmente en  las materias de la carrera de contaduría pública de algunas universidades en América Latina, que las prácticas didácticas que usan los docentes no integran la investigación a los procesos de producción de los conocimientos que se enseñan, por que estos carecen de pertinencia. Los contenidos que se enseñan están desfasados con relación a la realidad económica que exige el país o que demanda el entorno laboral.

Las exigencias en la sociedad del conocimiento plantean revisar cómo se producen y conciben los procesos educativos, especialmente en la educación superior, es importante preguntarse ¿qué competencias se demandan?, ¿qué se les exige a los docentes?, ¿qué reto tienen las universidades?, ¿cuáles son los compromisos de los colegios profesionales en la formación de sus agremiados?

En función de lo anterior, se plantea la necesidad de formar profesionales críticos de su entorno, flexibles a los cambios, capaces de comprender el significado de ser un profesional integral consciente de su papel en la sociedad. Para lograr comprender y dar respuesta a estas inquietudes, que involucra de cierta forma a la formación profesional del estudiante, es importante entender la importancia de utilizar la pedagogía en la enseñanza, especialmente en la educación superior.

Aplicar la pedagogía en la enseñanza,  especialmente en la formación de futuros profesionales de la contaduría pública, es buscar una integración de conocimientos con la realidad en que se desenvuelven nuestros estudiantes, lo que les permitirá ser críticos y reflexivos, siempre y cuando esa pedagogía sea aplicada con la didáctica adecuada. El área académica debe ser muy flexible, el docente debe entender que el alumno ya es un profesional en formación, debe hacerlo consciente de que su rol de estudioso se ha de ejercer a lo largo de toda la vida, debido a que el saber no es algo que esté dado, sino que permanentemente está por hacerse, y de allí que el futuro profesional entienda la importancia de integrar todo lo que ha aprendido con lo ya vivido y lo que está por vivir una vez que egrese de las aulas de clase. 

En conclusión, es importante entender que la educación es un proceso que requiere ser implementado a través de pedagogías que incentiven a la comprensión, a la integración y sobre todo a la paz. La educación especialmente a nivel superior requiere mucha responsabilidad por parte de los actores: docentes, estudiante, universidades, colegios profesionales, asumiendo cada uno compromisos de cambios constantes, es decir, ser diestros y con competencias que les permitan aprender y desaprender, según sea el caso, y de asumir cambios en los currículos para adaptarlos a la par de las exigencias del mercado de trabajo, pues debemos recordar que la educación impartida en nuestras universidades a nuestros profesionales debe ser un aprendizaje para toda la vida.

Mtra. Leisy Rumbos de Jiménez
Integrante de la Comisión de Docencia
Leisy_elena@hotmail.com

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: