Veritas Online

Cumplimiento

Participación ciudadana en el Sistema Nacional Anticorrupción

Participación ciudadana en el Sistema Nacional Anticorrupción
enero 01
2020

Dos de los flagelos más disruptivos para el desarrollo del país son la corrupción y la impunidad. Se necesita tomar la iniciativa para combatirlos.

Los mexicanos han padecido malos gobiernos, pobreza, falta de educación, fraudes electorales, asesinatos políticos, delincuencia organizada y casos de corrupción interminables, como el Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa), el Pemexgate, la estafa maestra, Odebrecht, sindicatos eternos y corruptos, endeudamiento exponencial en los estados e ingobernabilidad, entre muchas otras cosas.

Todo esto se tradujo en que el país ocupe el lugar 138 de 180 países en el Índice de Percepción de la Corrupción 2018 y, gracias a este fenómeno, se creó el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA).

¿La ciudadanía también es responsable? La demanda de la sociedad para combatir esta problemática es cada día mayor y debe ser prioridad de los gobernantes. A continuación, se presenta un comparativo de lo que se destina a las entidades federales de fiscalización superior, del ejecutivo y legislativo, encargadas de revisar el gasto público eficiente y, en gran medida, del combate a la corrupción (claves de las siete cabezas del Comité Coordinador del SNA) contra lo que se destina a otras instituciones del Estado.

Objetivo del SNA

Su misión es establecer principios, bases generales, políticas públicas y procedimientos para la coordinación entre las autoridades de todos los órdenes de gobierno en la prevención, detección y sanción de faltas administrativas y hechos de corrupción, así como en la fiscalización y control de recursos públicos. Es una instancia cuya finalidad es establecer, articular y evaluar la política en la materia. Otra de las piezas angulares del Comité Coordinador de este sistema es el Comité de Participación Ciudadana (CPC), integrado por cinco civiles mexicanos, elegidos por la Comisión de Selección del SNA.

En ese contexto, el 29 de octubre de 2019, el Senado, mediante su Junta de Coordinación Política, publicó en su Gaceta Parlamentaria las bases de las convocatorias para que organizaciones de la sociedad civil especializadas en materia de fiscalización, rendición de cuentas y combate a la corrupción e instituciones de educación superior e investigación postulen a los nueve ciudadanos para integrar la Comisión de Selección del SNA, cuya función principal será elegir a los integrantes del CPC.

Requisitos para integrar la comisión de selección

  • Ser ciudadano mexicano por nacimiento, en pleno ejercicio de sus derechos políticos y civiles.
  • Gozar de buena reputación y no haber sido condenado por delito que amerite pena de más de un año de prisión; si se tratase de robo, fraude, falsificación, abuso de confianza u otro que lastime la buena fama en el concepto público, inhabilitará para el cargo, cualquiera que haya sido la pena.
  • Tener identificación oficial vigente (credencial para votar/pasaporte).
  • No haber desempeñado el cargo de fiscal general de la República, secretario de Estado, senador, diputado federal, gobernador de algún estado o jefe de Gobierno de la CDMX.
  • Haber destacado por su contribución en materia de fiscalización, rendición de cuentas y combate a la corrupción.
  • Encontrarse libre de conflictos de interés para ocupar el cargo.

El nombramiento es honorífico y la duración del cargo es por tres años. Hasta el momento, la fecha del anuncio y la entrada en funciones de la comisión de selección dependerá de la elección del senado.

Conclusiones

La profesión cuenta con integrantes destacados que podrían aportar su granito de arena para participar en estos ejercicios ciudadanos de gran relevancia para la vida pública del país y el combate a la corrupción que tanto lastima a la sociedad mexicana. La próxima convocatoria será dentro de tres años, pero antes habrá nombramientos anuales del CPC en los que se debe levantar la mano y participar de forma activa para ser parte del cambio.

Al ocupar estos cargos, la propuesta de mejora de la gestión pública tendrá más fuerza y más probabilidades de aplicarse para hacer más eficientes los actuales esquemas del combate a la corrupción.

L.C.C. Gerardo González de Aragón Rodríguez
De los consejos directivos de la Academia Mexicana de Auditoría al
Desempeño y del Observatorio del Sistema Nacional Anticorrupción
ggar@gonzalezdearagon.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: