Veritas Online

Económico y Financiero

CEESP: La reducción de la pobreza alimentaria en México

CEESP: La reducción de la pobreza alimentaria en México
marzo 25
2019

El combate y reducción de la pobreza extrema es una de las preocupaciones de la política pública de la presente Administración Federal. Dicha preocupación responde a una necesidad de justicia social. Pero también resulta interesante plantear que la reducción de la pobreza favorece un funcionamiento más eficiente y cohesionado de las sociedades y la economía en su conjunto.

Existe un consenso más o menos generalizado de que el fortalecimiento de la inversión productiva y creación de empleos es una manera sostenible para disminuir la situación de pobreza en México. La regularidad observada más frecuentemente es que la pobreza se reduce en forma permanente en los casos en que el crecimiento económico es sostenido. De ahí la importancia de fomentar la inversión productiva y crecimiento económico para abatir la pobreza. Todo esto representa una importante área de cooperación entre el sector público y privado, en el diseño de acuerdos y estrategias y en la definición de un proyecto de nación compartido. Para ello se requieren de los incentivos suficientes a la inversión y actividad productiva, así como el complemento de la inversión pública y privada.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social en México (CONEVAL) ha desempeñado una labor sumamente instrumental en el seguimiento, medición y evaluación de la pobreza y desigualdad en México. De acuerdo con las estimaciones de CONEVAL, el número de personas en situación de pobreza moderada y extrema en México en 2016 fue de 44.0 y 9.4 millones, respectivamente.

Las personas en pobreza extrema se caracterizan por un ingreso inferior a la línea de bienestar mínimo y por sufrir de tres o más carencias sociales (como el acceso a la salud, entre otras). La línea de bienestar mínimo consiste en el valor monetario de una canasta alimentaria básica en un determinado mes, que se compone de una serie de productos definidos por el CONEVAL. Dichas líneas de bienestar son diferentes para el medio rural y urbano. En efecto, el valor de la canasta alimentaria por ingresos (o línea de bienestar mínimo) para el medio rural fue de $1,103.01 pesos nominales por persona en tanto que la del medio urbano ascendió a $1,554.12 pesos por persona al mes de febrero de 2019.

La situación de pobreza es un tema complejo con varias aristas. La pobreza se da por carencias de la población por rezago educativo (o carencia de habilidades), carencias por acceso a servicios de salud y carencias por acceso a seguridad social, entre otros tipos de insuficiencias. Conviene señalar que la carencia por acceso a la alimentación forma parte de los indicadores de carencia social establecidos por el CONEVAL. Una población sana, que no padece pobreza alimentaria y con una nutrición adecuada es más productiva, ya que su contribución a la generación de riqueza es más efectiva y estable. Desde luego, un nivel mínimo y adecuado de instrucción académica también es una condición fundamental para elevar el potencial productivo de la economía.

En particular, la pobreza (moderada y extrema) de la población de jóvenes representa un problema social delicado, ya que los niños y jóvenes con problemas de acceso alimentario o déficit nutricionales difícilmente estarán en posibilidad de desarrollar su potencial humano y poder así escapar de la pobreza y contribuir a la productividad (es decir, enfrentarán mayores obstáculos para poder acceder y competir en el mercado laboral mexicano). No sólo se trata de un problema de exclusión e injusticia social, sino que la persistencia de la pobreza reduce el potencial productivo de la economía.

En el contexto descrito, se plantea la necesidad de explorar el costo asociado al abatimiento de los niveles de pobreza alimentaria en México y de manera especial, la que sufren niños y jóvenes.De acuerdo con las estimaciones del CONEVAL, la población menor de 18 años en situación de pobreza extrema en México disminuyó gradualmente de 14% a 9% de la población total entre 2010 y 2016. Esta tendencia contrasta con la población menor de 18 años en situación de pobreza moderada, que aumentó su importancia de 39.7% a 42.1% de la población en el período referido. Así, la población menor de 18 años en situación de pobreza moderada y extrema en 2016 fue de 17.0 y 3.6 millones de personas, respectivamente.

Otra avenida a explorar se refiere a la idea de implementar un programa nacional de desayunos escolares para abatir la situación de pobreza alimentaria de los niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad social. Este planteamiento se concibe no como una solución integral al tema de la pobreza en México, sino como un componente de una estrategia más general. México es un país muy grande con una presencia de la pobreza extrema incluso en estados considerados generalmente como no pobres. La pobreza no sólo está en el sur, sino que se encuentra concentrada y focalizada geográficamente en diferentes puntos de todo México. Los mapas de evaluación de la pobreza elaborados por CONEVAL sugieren que la agudización o aminoramiento de este problema social ha cambiado incluso a nivel de municipios.

MÉXICO

De acuerdo con los resultados del INEGI, durante el cuarto trimestre del 2018 la oferta y demanda agregadas reportaron un incremento de 0.5% respecto al trimestre previo, de tal manera que en su comparación anual tuvieron un avance de 2.7%. Por el lado de la oferta se aprecia que el PIB registró un incremento trimestral de 0.2% y uno anual de 1.7%, mientras que la importación de bienes y servicios avanzó 1.8% en el trimestre y 5.7% en términos anuales. Por el lado de la demanda, el consumo privado, que ha sido la principal fuente de crecimiento, reportó una disminución trimestral de 0.3%, no obstante, respecto al año previo mantuvo un comportamiento positivo al crecer 1.1%, aunque este fue su menor avance desde el primer trimestre del 2015. Por su parte, el consumo de gobierno se mantuvo sin cambio en el último trimestre del 2018, lo que permitió un aumento anual de 0.2%. La inversión, que es una fuente importante el crecimiento, continuó debilitándose, de tal manera que tanto en términos trimestrales como anuales registró una caída de 2.0%. En el caso de las exportaciones de bienes y servicios se observó una disminución trimestral de 0.1%, aunque su comparación anual mostró una ganancia de 4.4%.

Durante los primeros quince días de marzo, el indicador general de precios al consumidor registró un incremento de 0.26%, que fue su menor avance para el mismo lapso en los últimos tres años. Este resultado reflejó, dada su mayor participación relativa, el efecto del aumento de 0.18% en el subíndice de precios subyacente, que fue impulsado por el alza de 0.19% en los precios del rubro de mercancías y de 0.17% en el de servicios. Por su parte, el subíndice de precios no subyacente creció 0.49% en la primera quincena de marzo, impulsada por un aumento de 0.07% en los precios agropecuarios y de 0.78% en los precios de energéticos y tarifas controladas por el gobierno. De esta manera, la inflación anual de la primera quincena de marzo se ubicó en 3.95%, la subyacente en 3.51% y la no subyacente en 5.39%.

ESTADOS UNIDOS

La National Association of Realtors informó que con base en cifras ajustada a tasa anual, en febrero la venta de casas existentes sumó 5.51 millones de unidades, lo que significó un incremento mensual de 11.8%. Es importante señalar que este resultado superó la estimación del mercado que anticipaba un aumento en la venta de vivienda usada de 5.10 millones de unidades. Por zona geográfica el mayor avance se observó en la región oeste, en donde la venta de vivienda creció 16.0% en el mes, seguida de la zona sur, con un avance de 14.9%. Por su parte, en el medio oeste la venta de casas existentes aumentó 9.5%, en tanto que en el noreste se mantuvo sin cambio.

A pesar de estos resultados, en febrero la venta de vivienda existente fue menor en 1.8% respecto al mismo mes del año pasado. En cuanto al precio promedio de la vivienda existente, este se incrementó 3.6% anual, para llegar a niveles de 249,500 dólares, lo que significó el 84º mes consecutivo con alzas.

Durante febrero, el indicador líder de la economía que elabora el Conference Board, registró un aumento de 0.2%, resultado que además de estar en línea con lo que anticipaba el mercado, fue su primera variación positiva desde septiembre del 2018. Las contribuciones positivas de los componentes financieros y de expectativas de los consumidores compensaron con creces la incidencia negativa del promedio de horas trabajadas a la semana y de las reclamaciones iniciales para el seguro de desempleo. La mayor incidencia positiva provino de los precios de las acciones que aportaron 0.22 puntos porcentuales al avance del indicador general. Por el contrario, la producción promedio semanal fue la que tuvo la mayor incidencia negativa al restar 0.13 puntos porcentuales.

AGENDA ECONÓMICA

INDICADORES FINANCIEROS SEMANALES

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado A.C.
www.ceesp.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Twitter

Encontrar talento que permita a las organizaciones descifrar sus datos y cuyo costo es elevado y los resultados inciertos; sobre todo si se considera que la fuga de talento es un riesgo latente. Un artículo de Jorge Ponga vía @VeritasOnlieMX.

¿Qué es el "impuesto de la muerte? Se aplica cuando se tiene una propiedad o cuenta en EU pero el propietario no es ciudadano americano y se cobra con base en un análisis de quién fue el que aportó el recurso para la adquisición del activo https://t.co/skeYtrUF8P
@VeritasOnlineMX

Load More...
A %d blogueros les gusta esto: