Veritas Online

Recientes

Otra vez la Reforma

septiembre 25
09:38 2013

Por: Roberto del Toro Rovira

Socio de PwC y expresidente del Colegio

 roberto.del.toro@mx.pwc

Vuelve  nuevamente el tema de una  reforma fiscal y se menciona un incremento de la tasa del Impuesto Sobre la Renta (ISR) para que llegue a 37%, que se aplicará a quienes tienen mayores ingresos.

En teoría, el ISR debe operar de tal suerte que quienes tengan ingresos más altos deben tributar a una tasa mayor, pero ¿qué tanto debe ser esa tasa si la tendencia mundial es reducirla, como había ocurrido en nuestro país, cuando llegó a 28%? Y aun cuando prácticamente se maneja una tasa fija, pues rápidamente se llega al último renglón, que en la actualidad es de 30%, al menos la tasa resultaba un tanto competitiva en un mundo que se pelea la inversión.

No obstante que se ha demostrado que cuando las tasas de impuestos no son tan gravosas, hay una mejor recaudación, se genera una mayor actividad económica y se hace atractiva la inversión, se insiste que en nuestro país los contribuyentes pagan poco impuesto, a tal grado que recientemente se mencionaba que el promedio de la población contribuyente cubría una tasa de 15%, lo cual resulta ilógico si la tasa prácticamente general es de 30%, a lo que habría que aumentar la carga que significan los impuestos al consumo y los impuestos locales que continuamente se incrementan, ya se habló́ incluso de un gravamen por el alumbrado público. Lo anterior no considera, por supuesto, a los que en el sector formal evaden impuestos.

Hasta que se resuelva el problema de la informalidad y el uso racional del gasto público, la reforma implicara solo incrementar la carga al sector cumplido.

La susodicha reforma también vuelve al tema del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en cuanto a aplicarlo a alimentos y medicinas o bien incrementar su tasa. Indudablemente que varios conceptos debieran estar gravados, pero una eliminación de la tasa cero no implica una reforma integral mientras la mitad de la economía del país no cubra impuestos. ¿Cómo se cobraría el IVA en todo el mercado informal de los alimentos? Seguramente el vendedor lo cobraría al consumidor, pero ¿qué mecanismo puede existir para que lo enteren en la economía informal? Mientras no se resuelva el problema de la informalidad y el uso racional del gasto público, la reforma implicará solo incrementar la carga al sector cumplido, al que ya de por sí le es pesada.

Un estudio objetivo del costo fiscal para un individuo o una empresa que cubre satisfactoriamente sus obligaciones fiscales revelaría que no es nada ligero y comparativamente con otros países pudiera ser similar o mayor, considerando también la contraprestación recibida, es decir, los servicios públicos por los que se cubren derechos e impuestos que incrementan sustancialmente el costo de vida. Ahora hasta usar una vía rápida en la ciudad implica cubrir una cuota, no obstante la obligación que debiera tener el estado de realizar las obras que se requieren para mejora del tráfico.

Ojalá que la reforma tan anunciada no sea solo un incremento de impuestos, sino la fórmula para que todo mexicano contribuya al gasto público, en la medida de sus posibilidades, y este gasto se ejerza en forma consciente por tratarse de recursos que requieren el mayor cuidado en su aplicación.

Que la reforma no genere protestas sin sentido como las que han provocado la educativa y la energética, sino que implique una discusión abierta para incluir todos los puntos de vista de expertos que conocen la problemática y que seguramente aportarán los elementos para que nuestro país despegue sin la traba de un sistema fiscal que inhibe la inversión y que resulta injusto al caer solo en un sector.

 

 

 

 

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: