Veritas Online

Fiscal

Nuevo esquema fiscal para Fibra E

Nuevo esquema fiscal para Fibra E
julio 01
2016

Fibra E constituye un vehículo de inversión que permite monetizar activos que tengan flujos de efectivo predecibles y estables, debido a sus características y eficacia, es importante conocer las modificaciones a los requisitos y tratamiento fiscal.

Creados durante la década de 1960 por el gobierno de los Estados Unidos de América, los Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces, conocidos como REIT, por sus siglas en inglés, han sido utilizados de manera exitosa en el mundo con el fin de financiar proyectos de inversión inmobiliaria (REIT tradicionales); los cuales han evolucionado en función de los activos subyacentes por lo que hay diversos tipos de REIT, por ejemplo, aquellos para financiar proyectos de infraestructura para el sector energético (hidrocarburos, electricidad), incluso para infraestructura de energía renovable, mejor conocidos como REIT no tradicionales.

También en el mercado americano se han utilizado otros vehículos de inversión con características muy similares a las pretendidas para Fibra E, principalmente Limited Partnerships.

Además de las características financieras de dichos vehículos que los han convertido en instrumentos populares de inversión, así como muy eficientes para financiar a un mejor costo los proyectos, ha sido su régimen fiscal el que ha jugado un rol trascendental para alcanzar su popularidad.

Las premisas básicas de estos esquemas son por un lado el diferimiento del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que se causa en transferencia “inicial” de activos que suceden en la conversión o creación del vehículo y por otro la distribución periódica de las ganancias generadas a los inversionistas, en al menos 90% de dichas ganancias, normalmente con menores gravámenes que las distribuciones de una empresa que no tiene acceso a este tipo de regímenes fiscales.

En 2004 se incorporó a la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR) la figura de los Fideicomisos para la Adquisición o Construcción de Inmuebles (normalmente conocidos como Fibras), en el ejercicio 2006 se añadieron las Sociedades para la Adquisición o Construcción de Inmuebles conocidas como Sibras, este último fue derogado a partir de la entrada en vigor de la nueva LISR en 2014.

En septiembre de 2015, a través de la cuarta resolución de modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal (RMF) para el ejercicio fiscal de 2015, entraron en vigor las disposiciones aplicables a los Fideicomisos de Inversión en Energía e Infraestructura (Fibra E).

En términos generales, se puede decir que Fibra E constituye un vehículo de inversión que permite a los inversionistas monetizar activos que tengan flujos de efectivo predecibles y estables, logrando un menor costo de financiamiento, así como otorgar ciertos beneficios fiscales a aquellos inversionistas que busquen participar en proyectos energéticos y de infraestructura, siempre y cuando se cumplan los requisitos establecidos en las disposiciones legales aplicables. Vale la pena mencionar que bajo las reglas iniciales de Fibra E, el gobierno federal incorporó la ficción jurídica de la transparencia fiscal para proyectos de infraestructura y energía como lo han venido implementado otros países con el fin de eliminar niveles de tributación y lograr que el régimen fiscal sea más atractivo para los inversionistas. A grandes rasgos, la estructura de Fibra E consiste en los siguientes componentes:

A grandes rasgos, la estructura de Fibra E consiste en los siguientes componentes:

  • El patrocinador contribuye las acciones de las Sociedades Promovidas a Fibra E.
  • A cambio, Fibra E emitirá Certificados Bursátiles Fiduciarios (CBFE) inscritos en el Registro Nacional de Valores a favor de los patrocinadores.
  • Cualquier inversionista, incluyendo el público en general, podrá adquirir los CBFE a través de los intermediarios bursátiles.

DISPOSICIONES FISCALES APLICABLES

Bajo las reglas publicadas inicialmente en septiembre de 2015, los principales beneficios para los inversionistas en Fibra E consisten en lo siguiente:

  • Los inversionistas residentes en México únicamente deberán considerar en sus ingresos acumulables el resultado fiscal determinado y distribuido por Fibra E (en el caso de personas físicas, los ingresos deberán ser tratados como ingresos por actividades empresariales).
  • En el caso de enajenación de los CBFE, las personas morales acumularán la ganancia obtenida como resultado de disminuir del ingreso correspondiente al costo promedio de cada uno de los CBFE enajenados. Por su parte, la ganancia obtenida por las personas físicas por la enajenación de los CBFE se encontrará exenta de impuestos siempre y cuando la enajenación se realice a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) o de los mercados reconocidos.
  • Los inversionistas residentes en el extranjero considerarán como pago definitivo del ISR la retención que les efectúe Fibra E a la tasa de 30% sobre el monto distribuido del resultado fiscal Fibra E. Eliminando así el segundo nivel de tributación correspondiente a la retención de 10% sobre utilidades distribuidas a residente en el extranjero.
  • La ganancia obtenida por la enajenación de los CBFE se encontrará exenta de tributación siempre y cuando la enajenación se realice a través de la BMV o a través de los mercados reconocidos.
  • Las distribuciones que realice Fibra E a favor de fondos de retiro o la ganancia por la enajenación de CBFE generada por dichos fondos, no se encontrarán sujetas al ISR, pues los fondos de retiro no se pueden considerar contribuyentes para efectos de dicho impuesto.

Bajo las reglas originales, el diferimiento del ISR por la transmisión de activos propiedad de la sociedad promovida al momento de la conversión era prácticamente nulo, representando un potencial costo y requiriendo flujo de efectivo adicional para la conversión.

El gobierno incorporó la ficción jurídica de la transparencia fiscal para proyectos de infraestructura y energía.”

Con la finalidad de mejorar el esquema fiscal aplicable a Fibra E, el 1 de abril de 2016 se publicó la Primera Resolución de Modificaciones a la RMF para dicho ejercicio, entre las cuales se cambiaron las reglas 3.21.3.2 y 3.21.3.3 correspondientes a los requisitos y tratamiento fiscal de Fibra E. Dentro de estas destacan:

  • Actividades permitidas. Las sociedades promovidas, además de aquellas actividades previamente establecidas en la RMF para 2015 ahora se incluyen las siguientes: tratamiento, mezclado, procesamiento, conversión y transporte de petrolíferos y petroquímicos o cualquier producto derivado del petróleo o gas natural, sin que abarque su enajenación, comercialización y expendio. De la misma forma, se incluyen las actividades de transporte, almacenamiento y distribución de hidrocarburos, incluso cuando se realicen dentro del perímetro de un área contractual o de un área de asignación, siempre que estas no se realicen al amparo de un contrato o asignación.
  • Inversión en activos nuevos. Se considerarán activos nuevos aquellos que tengan menos de 12 meses de haber sido puestos en operación en México, sin importar que hayan sido adquiridos previamente por la sociedad promovida. No se considerarán como activos nuevos los adquiridos o que se construyan en el curso normal de las operaciones de la sociedad promovida y que tengan la finalidad de reponer, reparar o adaptar activos o para cumplir con obligaciones contractuales al amparo de una concesión, siempre y cuando el Servicio de Administración Tributaria (SAT) otorgue la autorización correspondiente.
  • Aportación de sociedades promovidas al Fibra E. La posible ganancia que resulte para los promotores por la transmisión de las acciones de las sociedades promovidas a Fibra E podrá ser diferida por el promotor, quien se encontrará obligado a acumular únicamente 15% de dicha ganancia en cada ejercicio fiscal a partir del ejercicio en que se efectúe la enajenación, siempre y cuando el promotor reciba como contraprestación CBFE emitidos por Fibra E. La ganancia diferida se deberá actualizar cada ejercicio.
  • Ajuste a las deducciones. Las sociedades promovidas no podrán deducir el gasto diferido que se origine por la adquisición de los activos relacionados con las actividades permitidas; tampoco podrán deducir los pagos por arrendamiento de terrenos o construcciones efectuados a quienes no estén obligados al pago del ISR, como los fondos de pensiones y jubilaciones, que gozan de la exención de este gravamen.
  • Residentes en el extranjero. La publicación aclara que los residentes en el extranjero no estarán sujetos al ISR por la enajenación de los CBFE cuando los mismos sean colocados entre el gran público inversionista y su enajenación se realice a través de mercados reconocidos.
  • Cuenta de capital de aportación. La fiduciaria deberá llevar una Cuenta de Aportación de Capital (CUCA), misma que no será individualizada por cada tenedor de CBFE y deberá cumplir con ciertas reglas con respecto a su control, incremento y disminución, así como para el tratamiento de sus reembolsos. Los tenedores de los CBFE no considerarán como ingreso acumulable las distribuciones que provengan de la CUCA. Una vez agotado el saldo de dicha cuenta, los tenedores considerarán como ingreso acumulable las distribuciones que excedan de acuerdo con el régimen fiscal que le corresponda a cada uno de ellos.

Además, se incluye la posibilidad de que Fibra E readquiera sus propios CBFE, siempre que los certificados readquiridos no sean más de 5% del total de certificados emitidos, entre otros requisitos.

SFHGSAG

ASPECTOS A CONSIDERAR

Durante el periodo de septiembre a abril, en el que estuvieron en vigor el primer paquete de reglas de Fibra E, este instrumento no logró captar la atención de los inversionistas o la propia industria identificó ciertas deficiencias en el modelo inicial, lo cual se tradujo en que a la fecha existe una baja participación en la creación de estos vehículos de inversión.

Gran parte de esto se debía a que bajo las reglas iniciales, los patrocinadores se encontraban obligados a reconocer ganancia o pérdida por la enajenación de los terrenos, activos fijos o gastos diferidos propiedad de la sociedad promovida, sin diferimiento alguno, lo cual representaría un costo y necesidad de flujo de efectivo adicional que no había sido contemplado en las proyecciones originales, pues debe recordarse que uno de los requisitos para participar en Fibra E es que los proyectos se encontraran en operaciones.

Se espera que las modificaciones efectuadas a las reglas de la RMF brinden mayor claridad pero sobre todo hagan más atractivo el régimen fiscal aplicable a Fibra E, pues reflejan tanto las preocupaciones del sector privado como la intención original del Gobierno Federal de promover las inversiones en infraestructura y energía en México.

No obstante, una de las principales críticas al régimen es que el mismo se encuentra regulado a través de reglas de la RMF, mismas que pueden ser modificadas, abrogadas y derogadas sin necesidad de agotar un proceso legislativo, situación que genera cierto grado de incertidumbre para el inversionista de largo plazo, como lo son quienes participan en este tipo de inversiones.

CONCLUSIONES

La implementación de medidas que brinden estímulos y/o beneficios fiscales reflejan la intención del Gobierno Federal de promover la inversión en las áreas y/o actividades que se consideran prioritarias para el desarrollo económico del país, no obstante, escuchar a todos los involucrados y adoptar las mejores prácticas que en otros países han dado resultados exitosos en esquemas que son similares desde el principio del proceso de diseño del estímulo sería deseable, pues además de proveer un marco regulatorio más acorde con la realidad de negocios aceleraría la inversión en la industria o sector que se pretende promover, evitando esfuerzos que pueden ser percibidos como incompletos y que corren el riesgo de no ser utilizados y por lo tanto no lograr el fin último del estímulo.

La seguridad jurídica es uno de los elementos básicos que todo inversionista evalúa al momento de invertir, por lo que reflejar dicha seguridad en las disposiciones fiscales es elemental para atraer mayor inversión a nuestro país, sobre todo en el marco del otorgamiento de estímulos fiscales, por lo que es deseable que el régimen en análisis sea incorporado a la LISR a la brevedad posible.

Por último, es de destacarse que el éxito de los modelos equivalentes en otros países ha estado estrechamente ligado al número de estímulos fiscales y no fiscales que se otorguen a la industria promovida, por ejemplo, en el caso de la generación de energías sustentables o mejor conocidas como verdes (eólica y solar) diversos países en el mundo han otorgado un número importante de créditos fiscales a los cuales los inversores pueden acceder alutilizar vehículos transparentes (como lo será Fibra E), ayudando a que tal acceso mejore el rendimiento del inversor, por lo que sería deseable también contar con mayores estímulos fiscales para atraer más inversionistas y promover con mayor ímpetu la generación de energía sustentable.

C.P. y P.C.FI. José Manuel Noé Ramírez Ontiveros
Socio Líder de la Práctica Mexicana de Impuestos internacionales KPMG LLP
josemanuelramirez@kpmg.com

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: