Veritas Online

Eficiencia Operacional

Nueva normalidad empresarial, reglas para operar

Nueva normalidad empresarial, reglas para operar
septiembre 01
2020

Se presentan los lineamientos para ejecutar el plan gradual hacia la nueva normalidad en CDMX y evitar cualquier riesgo de contagio.

La pandemia de COVID-19 declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), junto con la depreciación del peso frente al dólar americano y al euro, son factores que han originado que las empresas efectúen cambios en su forma de operar y de comunicarse.

Así, los consejos de administración tomaron la decisión de reducir el contagio de coronavirus entre colaboradores, clientes o proveedores, con base en los lineamientos para la reapertura de las actividades económicas, publicados en el Diario Oficial de la Federación (DOF) del 29 de mayo de 2020, los cuales consideran cuatro aspectos:

  • Tipo de actividad: esencial o no esencial.
  • Tamaño del centro de trabajo.
  • Nivel de alerta sanitaria de la ubicación del centro de trabajo.
  • Las características de cada empresa.

Para la reactivación económica se establecieron tres etapas. En la primera (18 de mayo), se relacionaron los municipios que no tenían contagios por coronavirus y se autorizó la apertura de la actividad laboral, social y educativa. En la segunda (del 18 al 31 de mayo), se incluyeron como actividades esenciales la industria de la construcción, la minería, la fabricación de equipo de transporte, así como los aspectos técnicos de seguridad sanitaria en el entorno. Todos los sectores considerados como esenciales implementaron los protocolos y recibieron la aprobación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para reiniciar.

La tercera etapa, que comenzó el 1.º de junio de 2020 fue la fase de reapertura socioeconómica mediante un sistema de semáforo de riesgo epidemiológico por estados o municipios, el cual indica el nivel de alerta sanitaria y tipo de actividades autorizadas para operar. En este momento, las empresas consideradas esenciales autoevaluaron su cumplimiento, mientras que los centros de trabajo no esenciales lo pudieron hacer de forma voluntaria y obtuvieron un distintivo por parte del IMSS.

Así, identificar el tamaño del centro de trabajo y sus características internas permitirá determinar los riesgos y protocolos para minimizar el contagio de COVID-19, con el fin de establecer la manera y los medios para informar a trabajadores, clientes o proveedores con los que interactúa la empresa.
Adicional a lo indicado por el gobierno federal, las que reanuden conforme al semáforo deberán:

  1. Ingresara la página de registro de actividad económica de CDMX y colocar los datos generales de identificación. Al hacerlo se generará una carta compromiso. En el caso de empresas con varias plantas, se registrará cada fábrica de forma individual.
  2. Publicaren un lugar visible la carta compromiso para hacer del conocimiento de las autoridades y la ciudadanía que se cumple con todas las medidas sanitarias establecidas por el gobierno local.
  3. Cumplir con las condiciones, horarios y jornadas de trabajo establecidos en los lineamientos o protocolos de medidas de protección a la salud del sector al que correspondan.

Mtro. José Luis Zamora Morales
Integrante la comisión de Normas de Auditoría y Atestiguamiento del IMCP
Integrante del consejo editorial de la revista Veritas
Socio de Auditoría de BHR ENW México Group, S.C.
jlzamora@bhrmx.com

Related Articles

Búsqueda