Veritas Online

Café con dos de Economía

Nuestro bono poblacional, para lo que resta del siglo

Nuestro bono poblacional, para lo que resta del siglo
octubre 31
2019

El análisis de una sociedad permite anticipar situaciones y tomar mejores decisiones. La pirámide social mexicana cambia y con ella las variables.

Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés), México se ubica en el 10.º lugar a nivel mundial respecto al tamaño de su población, y en el 3.º en América después de Brasil y Estados Unidos de América(EUA). Con alrededor de 128 millones de personas, es uno de los países más jóvenes: 45.3% de los mexicanos están por debajo de los 25 años de edad y la edad promedio es de 27.3 años, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En lo que respecta a la tasa de crecimiento, el promedio anual de la población mexicana en lo que va del siglo XXI es de 1.3%, mientras que a nivel mundial es de 1.1%, de acuerdo con datos del Banco Mundial (BM).

A pesar de este aumento por encima de la media mundial, México alcanzará la tasa de dependencia más baja en 2030, al llegar a 49 por ciento. Esto significa que decada 100 personas en edad productiva, 49 serán dependientes económicamente. Sin embargo, el Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (Celade), que desde1997 es la División de Población de la Comisión Económica para América Latina(CEPAL), estima que la tasa de dependencia en el país subirá a partir de 2030hasta alcanzar 70% alrededor de 2070, fecha en la que la edad promedio de la población sería de 43 años.

El análisis de la dinámica poblacional siempre proporciona una buena perspectiva cuando se quiere vislumbrar el comportamiento futuro en variables reales, por ejemplo, el ahorro, la inversión y el crecimiento económico. Si la tasa decrecimiento poblacional decrece (como es en el caso nacional), la tasa de dependencia también cae y, por ende, se incrementa la expectativa de vida. Lo anterior ocasiona un aumento en los niveles de ahorro, lo que a su vez promuevela inversión y el crecimiento económico. Una tasa de dependencia baja genera también mayor recaudación.

Una pirámide poblacional joven puede soportar el sistema de pensiones de manera relativamente más fácil y requiere menos gastos en salud, escenario que ocurrirá durante los próximos 20 años. Posteriormente, México experimentará una pirámide poblacional considerablemente más grande –los muchos jóvenes de hoy serán los viejos del mañana– con menos gente joven que pueda sostener el ritmo de las actividades económicas debido a la caída en la natalidad.

80% de la población mexicana vive en zonas urbanas y se estima que para 2070 sea un 90% ”.

Fuente: Celade

En consecuencia, el ritmo de crecimiento sólo podrá mantenerse si los niveles de educación y productividad aumentan para generar mejores condiciones laborales para las personas, entre ellas un mejor ingreso, lo que promueve más ahorro,inversión, recaudación y, al final, crecimiento.
En otras palabras, el nuevo bono demográfico de la segunda mitad del siglo XXI sólo se podrá aprovechar si los sectores público y privado se enfocan en la formación de los jóvenes.

Dr. Salvador Rivas-Aceves
Secretario de Investigación de la Universidad Panamericana y de la Escuela de Gobierno y Economía
srivasa@up.edu.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: